Las claves del mal inicio de curso del conjunto de Aluche

Algo pasa con Los Yébenes

Cargando...

No todo va bien en el Eustasio Casallo. Los Yébenes-San Bruno sabían que el estreno en la nueva categoría no iba a ser fácil, pero pocas personas en Aluche se imaginaban un inicio de temporada tan negativo. La victoria se resiste y las malas sensaciones están empezando a afectar a los jugadores a nivel psicológico. Solo una cosa está clara: los de Adrián Román tienen trabajo por delante.

xxxxxxxxxx

Los Yébenes solo acumulan un punto en las primeras siete jornadas ligueras. Es curioso: el empate contra el Badajoz es el único encuentro que les ha permitido sumar, pero no fue ni mucho menos el mejor partido de los de Aluche. Los de Adrián Román jugaron mejor contra rivales como el Rayo Majadahonda y, sin embargo, no pudieron sacar nada positivo. Solo restan dos jornadas de la primera vuelta: la visita del Rayo Vallecano, sorprendente rival directo en la parte baja de la tabla, y el viaje al feudo del Atlético de Madrid.

El farolillo rojo se completa con otro dato igualmente preocupante: Los Yébenes son el conjunto más goleado de todo el grupo 5 de División de Honor. En estos casos, las miradas suelen dirigirse al portero, pero la situación es bien distinta en Aluche. Marcos ha sido uno de los jugadores más destacados del equipo en varios partidos, incluida la goleada del Real Madrid, a pesar de recibir en ella seis tantos. La mayor parte de los goles en contra han llegado en despistes defensivos, sobre todo derivados de acciones laterales o jugadas a balón parado.

La contundencia defensiva era uno de los puntos fuertes de Los Yébenes el año pasado. La seguridad de que sus zagueros siempre estarían bien posicionados para desbaratar las ocasiones rivales fue el baluarte que sirvió a los de Aluche para construir la extraordinaria racha con la que terminaron la temporada anterior. Este curso, en cambio, a pesar de que Los Yébenes han estado dominados por el rival en tramos muy concretos de los partidos, dichos tramos han sido suficientes para provocar varias derrotas.

Solanes y Alegre tratan de superar la presión de los jugadores del Badajoz

Otro de los problemas de Los Yébenes es que Adrián Román todavía no ha encontrado un once tipo ni un dibujo que le satisfaga. Las bajas en el centro del campo han dificultado la posibilidad de conseguir automatismos, fundamentales para que el equipo actúe como un mecanismo bien engrasado. Los de Aluche cuentan con una terna de seis o siete jugadores (Cerezo, Héctor, Del Cerro, Gorka, Hugo, Ezpeleta, Alegre, entre otros) que podrían funcionar como mediocampo titular, pero no han tenido la oportunidad de jugar juntos de manera regular para ver cómo se desenvuelven.

En la parcela ofensiva, los datos son sorprendentes. Los Yébenes han marcado cinco goles, más que el Badajoz (séptimo, con seis puntos) y los mismos que La Cruz Villanovense (sexto) y el Aravaca (octavo). Sin embargo, los de Aluche sufren una grave anomalía: su segundo máximo goleador es Lucas Cañizares, portero del Real Madrid, que se anotó en propia puerta en el duelo de la tercera jornada.

Los otros cuatro tantos del equipo son obra de Solanes. El delantero comenzó jugando como 9 de referencia, pero la incorporación de Acebedo a finales del mes de noviembre le ha permitido regresar a la banda, donde se encuentra más cómodo. Aun así, sigue siendo el único integrante del equipo que ha visto puerta. La necesidad de marcar está afectando al resto de jugadores, de los que se espera una mayor aportación en la parcela goleadora.

Todos estos factores han provocado una mala racha de la que Los Yébenes, de momento, no han sido capaces de salir. Los de Aluche todavía tienen que sacudirse la presión del debutante en la categoría, pues solo así podrán comenzar a competir ante cualquier equipo. La ocasión parece propicia el próximo fin de semana: un Rayo Vallecano también en crisis visita el Eustasio Casallo con la misma necesidad de empezar a sumar de tres en tres.

El fútbol, al final de la temporada, pondrá a cada uno en su sitio.