Inicio / DH5 / Aluche y Vallecas siguen sin conocer la victoria
Aluche y Vallecas siguen sin conocer la victoria
Aluche y Vallecas siguen sin conocer la victoria
DH 5A. Jª 8. LOS YÉBENES-SAN BRUNO 3-3 RAYO VALLECANO

Aluche y Vallecas siguen sin conocer la victoria

No llegaron a tiempo los regalos de Navidad al Eustasio Casallo para ninguno de los dos equipos. Al final, Los Yébenes-San Bruno y el Rayo Vallecano se repartieron los puntos tras un partido frenético decidido en los últimos instantes. De este modo, ambos quedan como los únicos conjuntos del grupo 5 de División de Honor que todavía no han ganado ningún encuentro.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Locales y visitantes llegaban al partido con la misma necesidad de sumar, y se van de él con la misma sensación negativa. La temporada ya está muy avanzada y siguen ocupando los puestos de cola en la clasificación: el Rayo Vallecano es noveno, con 4 puntos, y Los Yébenes son décimos, con 2. Mucho tienen que cambiar sus dinámicas si no quieren sufrir a final de curso.

A pesar de esto, el encuentro no tuvo ni el ritmo ni la intensidad que podrían presuponerse para un partido entre último y penúltimo. El Rayo Vallecano saltó al césped del Eustasio Casallo determinado a estrenar su casillero de victorias. Las ocasiones más claras al principio fueron para los de Iván Amaya, que pusieron en verdaderos aprietos a la zaga de Los Yébenes. La banda derecha del Rayo generó varias opciones seguidas en los primeros 15 minutos, y solo Marcos y los palos de su portería pudieron detenerles.

Los Yébenes, no obstante, aguantaron el primer arreón visitante y trataron de sacudirse la presión lo antes posible. El dominio seguía siendo del Rayo, pero los de Adrián Román empezaron a buscar soluciones por dentro con las combinaciones entre Héctor, Ezpeleta y los extremos. Cuando parecía que los de Aluche estaban a punto de entrar de lleno en el encuentro, sin embargo, llegó el primer tanto rayista. Cano, que ya había dado muestras de su instinto goleador antes, hizo el 0-1 aprovechando una salida defectuosa de Marcos en el minuto 27.

El primer tanto rayista infundió ánimos a los visitantes, que volvieron a tener las mismas ocasiones claras del inicio del encuentro, sobre todo a balón parado. Los Yébenes no reaccionaron de manera inmediata, conscientes de que todavía quedaba mucho tiempo por delante. Los de Adrián Román resistieron la segunda gran embestida visitante y su paciencia dio frutos: en el minuto 43, Ezpeleta recogió un balón suelto dentro del área para hacer el 1-1 con el que nos fuimos a vestuarios.

Jugadores de Los Yébenes y el Rayo Vallecano cogen fuerzas a la espera de un saque de banda

En general, el Rayo Vallecano había sido superior en la primera mitad, pero el tanto justo al filo del descanso podía afectar mucho a nivel psicológico a los de Iván Amaya. No fue así, al menos no al principio: los de la franja dieron el primer susto de la segunda mitad, con un tanto anulado por fuera de juego, y volvieron a ponerse por delante gracias a un gol de Baladía en el minuto 61.

Sin embargo, Adrián Román acababa de hacer dos cambios que iban a revolucionar el encuentro: la entrada de Erik y Hugo imprimió una marcha más al ataque local. Precisamente fue Erik quien, apenas dos minutos después del gol visitante, asistió a Solanes para que el delantero, colocado ya como 9 de referencia, hiciera el empate a 2. Con la confianza que les ha faltado en otros encuentros, Los Yébenes se lanzaron al ataque y Solanes, flamante pichichi de la categoría (6 goles), consiguió el 3-2 con un disparo lejano en el minuto 79.

Justo después de culminar la remontada, llegaron las mejores ocasiones de Los Yébenes: Hugo, por ejemplo, tuvo el 3-2 en una espectacular chilena que se fue por encima del larguero de Santi. Sin embargo, los de Adrián Román se conformaron con el resultado y empezaron a perder tiempo, permitiendo la resurreción del Rayo Vallecano. El primer aviso llegó con un cabezazo limpio imposible para Marcos que, afortunadamente para él, golpeó contra la base del poste y salió repelido.

Cuando Los Yébenes pedían el final del encuentro, con más de cinco minutos de añadido ya transcurridos, Gabino, recién ingresado al campo, remató a bocajarro desde la parte derecha del área y puso el 3-3 definitivo en el marcador. El partido no acabó del todo bien para el Rayo, no obstante, pues Iván Amaya fue expulsado por invadir el campo e insultar al banquillo local. El empate, en definitiva, permite sumar a ambos, pero no deja contento a nadie.

Ficha técnica

Scroll al inicio
Ir al contenido