Jª 12. ARAVACA C.F. 2-1 BURGOS C.F.

Barco y Elyph dejan los puntos en el Sanfiz

Cargando...

Tras una primera parte donde el Burgos se mostró superior, el Aravaca tiró de garra para darle la vuelta al encuentro. Víctor Barco y Elyph marcaron para remontar el gol inicial de Sobas 

xxxxxxxxxx

segoviano 1200 200

Aravaca y Burgos, dos equipos con un objetivo común, se enfrentaron en busca de tres valiosos puntos con los que alejarse del descenso. Los dos llegaban al encuentro después de haber vencido la jornada pasada a dos equipos de la talla de Adarve y Getafe.

El primer acercamiento claro de la primera parte lo tuvo el Aravaca. Óscar puso un centro medido desde la banda derecha a la cabeza de Marcelo, quien remató sin oposición. Álex, portero del Burgos, hizo una gran parada para mantener su portería a cero. La réplica para el Burgos la puso Cristian. El ‘8’ burgalés se revolvió entre dos defensas dentro del área y sacó un disparo que Rodrigo pudo sacar con los pies.

Marcelo volvió a ser protagonista en una ocasión de gol, pero se topó con Álex una vez más. El delantero argentino entró en el área desde la banda derecha con la velocidad que le caracteriza, condujo el balón hasta el punto de penalti y disparó. El portero del Burgos estuvo muy atento para adivinar su intención y detuvo el tiro.

Cumplido el minuto 20, el Burgos se adelantó en el marcador. Los visitantes aprovecharon un desajuste en la defensa local para colgar un balón desde la banda izquierda hacia el punto de penalti. Sobas cabeceó el centro a gol sin que Rodrigo pudiera evitarlo. El tanto dio mucha moral al Burgos, que pudo ampliar su ventaja en un par de ocasiones.

En una de las más claras, Mario vio a Cuéllar solo dentro del área y le metió un gran pase. El ‘7’ del Burgos pudo chutar, pero prefirió centrar el balón y Nabil apareció en el momento justo para despejar y evitar lo que podría haber sido el 0-2. Quizás por perdonar en exceso, el Burgos acabó pagando su falta de acierto.

Sergio (Burgos) se dispone a sacar una falta lejana

En la segunda mitad, los arlequinados entraron al partido sabiendo que el Burgos había sido superior. Para remontar, el Aravaca necesitaba la garra que le caracteriza y los jugadores no dudaron en ir a por el encuentro. A través del balón parado llegó el 1-1. La defensa del Burgos despejó sin contundencia un saque de banda, el Aravaca volvió a meter el balón al área, Dani peinó el esférico y el centro encontró a Víctor Barco. El central arlequinado picó el envío con la cabeza ante la salida de Álex y empató el partido.

El Aravaca se vio con mucho tiempo por delante para lograr la remontada, pero el Burgos no le puso las cosas fáciles. Solo tres minutos después del 1-1, Rodrigo tuvo que intervenir y hacer una parada digna de un portero de balonmano para mantener a su equipo con vida. Los dos porteros tuvieron papeles destacados en el encuentro, aunque solo uno pudo disfrutar de la victoria.

Los locales se lanzaron a por el partido y encontraron su premio. Un saque de banda cercano a la portería del Burgos no fue despejado correctamente por los visitantes, Íñigo luchó por recuperar el balón y lo logró. El extremo, que había entrado como revulsivo, llegó hasta línea de fondo y puso un centro de raso que remató Elyph al borde del área pequeña. El golpeo del mediocentro del Aravaca se coló por la escuadra de la portería del Burgos ante la incredulidad de la defensa visitante. Con el 2-1, los chicos de Óscar Martos se centraron en intentar matar el partido a la contra.

Íñigo, asistente en el 2-1, tuvo dos ocasiones para haber cerrado el partido. La primera, tras una apertura a banda de Benjamín que aprovechó Íñigo para regatear a Pérez y adentrarse en el área, pero su chut se estrelló en el lateral de la red. En la segunda, con el encuentro agonizando, Íñigo condujo desde el centro del campo sin rivales por delante. Al quedarse mano a mano con Álex, intentó una vaselina que se marchó fuera por escasos centímetros.

El Burgos no quería irse de vacío del Antonio Sanfiz y luchó por llevarse, al menos, un punto. Cristian tuvo en sus botas el que hubiera sido el gol de la jornada. A unos 25 metros de la portería de Rodrigo y cuando nadie se lo esperaba, Cristian probó fortuna con un zapatazo que no se convirtió en gol por la buena colocación del portero del Aravaca. Los pupilos de Pechu también buscaron la igualada mediante el balón parado, pero sin llegar a concretar y el partido terminó 2-1.

La semana que viene, el Aravaca visitará el campo del Getafe, mientras que el Burgos recibirá en su casa al Valladolid.

Ficha técnica