Inicio / DH5 / El Valladolid remonta a una Cultural que se complica la vida
El Valladolid remonta a una Cultural que se complica la vida
El Valladolid remonta a una Cultural que se complica la vida
CULTURAL L. 1-2 REAL VALLADOLID

El Valladolid remonta a una Cultural que se complica la vida

Los goles de Canario y Aday dan la vuelta al tanto inicial de Lisandro para una Cultural que va de menos a más. Pese a que las sensaciones son mejores en los leoneses, la permanencia está ya a seis puntos. Con el triunfo, el Valladolid certifica virtualmente la salvación.

Cultural Leonesa y Real Valladolid se veían las caras en la jornada número 24 del grupo V de División de Honor. Los locales llegaban al partido en un momento crítico, con cinco derrotas de forma consecutiva y metidos de lleno en la zona roja de la clasificación. Por su parte, el Valladolid mejoró la imagen de las últimas semanas tras ganar por 1-0 al Diocesano en la última jornada. Sin embargo, el equipo blanquivioleta no termina de salir de abajo.

En su segundo choque como entrenador de la Cultural, Adrián Benavides presentó en su habitual 1-5-3-2 la novedad de Ángel Pardo. El central de primer año debutaba como titular en División de Honor. La Cultu salió de inicio con Javi en la portería, Diego, Ángel, Jairo, Adri y Lisandro en defensa, Oli, Joaquín e Iker en el medio y con Aníbarro y David López arriba. Mientras, Manuel Olivas en su tercer partido como técnico del primer juvenil del Valladolid, formó con Samu, portero habitual del juvenil que se estrenaba en la máxima categoría juvenil como titular, Koke, Álvaro, Pedro y Platero en defensa, Iago, Sergi y Jesús en el medio, Aday, Nico y Pablo arriba.

El partido arrancó con ritmo y, antes del primer minuto de juego, el Valladolid estuvo a punto de ponerse por delante. La defensa local no fue capaz de despejar un centro desde la izquierda de Platero que se terminó estrellando en el palo tras haberse envenenado al tocar en un central de la Cultural. Sin embargo, del posible tanto visitante, al gol local. En el minuto 8, Aníbarro corre por la derecha a por un balón en profundidad. El delantero se hizo con el cuero y asistió a Lisandro en el segundo palo que reventó al fondo de las mallas el cuero para hacer el 1-0. Estalló el Área. La Cultural de Benavides creía.

La fe de los jugadores y del entrenador se contagió por un Área que celebró cada disputa ganada y cada balón robado por los suyos. Se palpaba en el ambiente una energía positiva como nunca en toda la temporada se había sentido al juvenil. Tras el gol, la Cultu comenzó a creer y a crear peligro. Joaquín estuvo muy cerca de ampliar la renta con un cabezazo tras un córner servido por Adri. 

El Valladolid, que se vio superado por el empuje de unos locales, rebajó el rimo del partido a través de la posesión de la pelota. Al equipo castellano le costó, pero le terminó cogiendo el ritmo al partido. Fue entonces cuando mejoró y creó sus primeras ocasiones de peligro. Sobre todo, por la zona de un Ángel Pardo temeroso en su primer encuentro como titular. Primero apareció Pablo para correr un balón a la espalda del zaguero que terminó rematando al lateral de la red. Y luego Nico Hidalgo con un gol fantasma. El ex de la Cultural chutó con la zurda desde la frontal. Su remate lo tocó un zaguero, complicando la respuesta de un Javi que fue capaz de sacar la mano sobre la raya para evitar el empate. Los visitantes celebraron el gol, pero el linier lo tenía claro. Esa pelota no había cruzado la raya.

Con la victoria parcial de los locales, pero la sensación de que el Valladolid iba a más, se llegó al descanso. El paso por los vestuarios cambió totalmente la tónica del partido. La Cultural, pese a que terminó dando un paso atrás por desgaste propio y empuje del Valladolid, tuvo la primera ocasión del segundo tiempo con un remate desde fuera de Oli tras un rechace. Sin embargo, los locales no sabían la que se le venía encima.

Pese a que Benavides refrescó a los suyos con los cambios, el equipo se terminó cayendo. Primero en lo físico y después en lo anímico. Las disputas ganadas y los balones robados en el primer tiempo empezaron a tener color blanquivioleta. Y en el minuto 79 el Valladolid empató. Canario cabeceó en el segundo palo libre de marca un saque de esquina para dejar helado el Área. 

Lejos de reaccionar, la Cultu sucumbió. Y llegó el segundo de la forma más cruel. El árbitro había ordenado salir del campo a Hassan por llevar un calentador negro y el jugador fue a cambiarse al vestuario en vez de al banquillo. El momento lo aprovechó el Valladolid para, con superioridad numérica, darle la vuelta al partido. Aday se encargó en el minuto 87 de empujar a la red en el segundo palo un centro desde la izquierda. La acción de Hassan vino a recordar el lastre competitivo que suponen unos catarís que han vuelto al equipo tras el torneo asiático.

De ahí al final los leoneses lo intentaron. Sin embargo, ninguno de los balones colgados por los locales puso en aprietos a un Samu que debutaba en División de Honor. Hablando de porteros, de no ser por Javi, el marcador hubiese sido más abultado para los visitantes al desbaratar el meta local una doble ocasión de Canario.

Al final en León, victoria para el Valladolid. La Cultural jugó durante un rato largo de partido los mejores minutos de la temporada y mostró una cara que no se le había visto hasta ahora. Jugadores, entrenador y afición volvieron a creer. ¿Ha llegado a tiempo el cambio de entrenador? De momento, y con la victoria de la Amistad, la permanencia está a seis puntos. Mientras, el Valladolid certifica con el triunfo la permanencia matemática.

Scroll al inicio
Ir al contenido