Inicio / DH5 / El Almendralejo busca su último tren, el Cia llegar a su destino
Pobla FM
Previa Jornada 25 Almendralejo-Cia

El Almendralejo busca su último tren, el Cia llegar a su destino

A los extremeños se les acaba el crédito después de siete derrotas consecutivas mientras que los palentinos lo tienen a tiro pero no ganan fuera desde la jornada uno.

El Almendralejo se presenta al duelo del fin de semana como colista. Ahora mismo a doce de la permanencia con solo deciocho puntos en liza. Practicamente es el último tren para la escuadra extremeña que en plena depresión de resultados lleva siete derrotas consecutivas. La última ante el Aravaca date del pasado 21 Octubre. En esas 7 derrotas ha encajado 26 goles mientras que solo ha conseguido marcar dos. 
 

Por lo que respecta al cuadro palentino, su técnico Manu Gañán avisa que “El Almendralejo ha sacado la gran mayoría de los puntos en su propio feudo”. En el aspecto táctico el entrenador reseña lo bien ordenado que juega el rival del sábado. “Juegan con las líneas muy juntas y si a eso sumamos que a nosotros nos perjudica mucho el césped artificial si queremos ganar vamos a tener que trabajar mucho. Es un partido muy importante si queremos dejar encarrilada la permanencia pero también puede ser el último tren para ellos y eso les convierte en un equipo peligroso”.

 
En el capítulo de bajas no podrá estar en el partido el indonesio Helmy que sigue arrastrando problemas en el tobillo. Tampoco estará Campos que continúa sancionado aunque por contra los palentinos recuperan a Pablo.
 
Por primera vez en lo que va de temporada los palentinos viajan el día antes del partido y se concentran sabedores de la importancia de la contienda para sellar definitivamente la permanencia. Más teniendo en cuenta que el punto débil del cuadro visitante son los partidos de fuera de casa. No obstante el Club Internacional de la Amistad sólo ha ganado un partido lejos de la Nueva Balastera y fue en la jornada 1 ante el Canillas.
 
La cita mañana sábado a las 16:30 con arbitraje de Ignacio Gonzalo Holcer
Scroll al inicio
Ir al contenido