Inicio / DH5 / El Aravaca saca la raza en Ganapanes
El Aravaca saca la raza en Ganapanes
El Aravaca saca la raza en Ganapanes
Jª 11 – UNIÓN ADARVE 1-2 ARAVACA

El Aravaca saca la raza en Ganapanes

Un doblete de Marcos aprovechando dos errores locales hace que el Aravaca tenga un colchón respecto al descenso. El Adarve, con uno más en el campo, solo pudo meter un gol gracias a Ibáñez

Otra tarde de mucho frío en Ganapanes que acompañó al fútbol mostrado. Adarve y Aravaca se veían las caras buscando salir del descenso y aumentar la distancia con él, respectivamente. 

Arrancó el partido y ambos equipos se respetaron mucho. Demasiado quizá. Los minutos pasaban y ninguno lograba una ocasión para ponerse por delante. Los únicos acercamientos a las puertas eran gracias a los saques de banda colgados al corazón del área. Apenas sucedió nada destacable en esos minutos salvo un chut lejano de Marcos que se fue a la derecha de la portería local. 

En el minuto 20 Javi remató a bocajarro a Juárez, que salió bien a tapar el chut. Los allí presentes parecieron despertar con ese tiro. Y también los locales aunque estos aun no tenían oportunidades. Lo más cercano que estuvieron de la meta rival fue una falta botada por Gallego que Talavera no remató por muy poco.

Seguían esos momentos de poco fútbol vistoso cuando llegó el gol visitante que rompería con el 0-0 inicial. Balón largo desde la defensa arlequinada que ni Miguel ni Angulo, defensores rojinegros, aciertan a despejar llegando a chocarse entre ellos, y que le cae a Marcos para que finalice la jugada de volea al palo corto. Se trataba de la ocasión más peligrosa de lo que llevábamos de partido y el delantero no perdonó.

Nada más desde ese minuto 34 hasta el pitido del árbitro tras el minuto de añadido. Se fueron al descanso con 0-1 y algo de barullo en su vuelta a los vestuarios. 

Miguel, del Unión Adarve, sacando de banda

La segunda parte comenzó con el Adarve más volcado al ataque. Lógico. Sabían que si perdían se les escapaba un rival con el que, a priori, se va a jugar una de las posiciones de la parte baja de la tabla. Eso sí, sin ninguna ocasión aun para los lobos.

En el minuto 60 se produjo la acción más polémica del encuentro. Manu fue expulsado por agredir a Miguel sin estar el balón aun en juego. Los visitantes, descontentos con esa decisión y con la tomada en el descanso de expulsar a su delegado, vieron como un partido de cara se les había puesto muy cuesta arriba.

Sin embargo, los chavales de Óscar Martos optaron por no bajar los brazos. Al fin y al cabo iban ganando. Así, tan solo ocho minutos después de quedarse con diez en el campo hicieron el segundo. Juárez recibió un balón algo complicado por parte de un compañero, y en lugar de despejar de primeras, controló mal. El balón salió alto y, de nuevo Marcos, el más pillo de la clase y del partido, aprovechó para llevarse el balón y definir a placer el segundo tanto.

Este gol sí que fue el mayor jarro de agua fría que podía recibir el equipo de Borja Bardera. Todo se les ponía a favor para lograr el empate y llegó justo lo contrario: el Aravaca doblaba la ventaja en el marcador. 

Así que, con más corazón que cabeza, el Adarve ya dispuso de la totalidad del balón y de las oportunidades. Se jugaba en el campo del Aravaca, que mantenía el orden atrás. Fue en el 80 cuando Ibáñez aprovechó un primer remate de cabeza de Chinchu tras un saque de esquina para hacer el gol de los lobos y poner en la mente de todos la posible remontada. 

En este último sprint, todo jugado en el campo de los del oeste de Madrid, Ibáñez pudo hacer el gol del empate pero Rodrigo rozó con los dedos lo suficiente para evitarlo. Ya en el añadido, un lanzamiento de falta de Talavera pasó cerca del palo derecho de la portería.

Finalizó el partido con 1-2 para los del Antonio Sanfiz que vuelven con los tres puntos para enfrentarse al Burgos la semana que viene. Por su parte, el Unión Adarve visitará Valladolid.

Ficha técnica

Fotografía principal: Jesús López

Scroll al inicio
Ir al contenido