Jª 18. Atlético de Madrid 4-1 Rayo Vallecano de Madrid S.A.D.

El Atlético de Madrid golea ante un Rayo muy flojo

Los locales dominaron desde el principio hasta el final ante un equipo que ni siquiera se acercó el área rival en la segunda parte.

Cargando...

Esta vez sí, el Atlético de Madrid tuvo un partido cómodo en casa, a pesar de que el equipo franjirrojo logró el empate a balón parado. Los vigentes campeones continúan líderes del grupo 5 de la División de Honor, eso sí, con un partido más frente a su rival directo, el Real Madrid.

xxxxxxxxxx

segoviano 1200 200

Los de Carlos Martínez volvían a su campo tras vencer por goleada al equipo pepinero por 0-5, tras un buen partido en todas las facetas de juego. En frente, estaba el único equipo que ha conseguido vencer al equipo colchonero, el Rayo Vallecano, un rival muy difícil y que está haciendo un buen campeonato   

Por ello, el equipo local salió con todo y puso todo el arsenal para evitar otro susto contra el mismo rival. El equipo local empezó muy fuerte y seguro atrás, por eso es el equipo menos goleado de la liga. La primera ocasión para el Atlético de Madrid fue en el minuto 2 cuando Mario disparó desde lejana distancia en dirección a la portería y el portero rápidamente despejo a córner que iba acabar en el primer tanto del partido. Soto la ponía al centro del área y Tenas, libre de marca, remata para adelantar a su equipo.

Este gol no fue tan malo para el equipo rayista que les hizo despertar y lejos de echarse atrás empezaron a tener dominio del balón y llegaron grandes oportunidades para empatar. En el minuto 12 lograron la igualada en el marcador gracias a córner bien sacado y Gimeno se anticipa a su marca para anotar e igualar el encuentro.

El partido parecía estar controlado por el equipo visitante, sin embargo, las ocasiones de los colchoneros eran cada vez más, y el Rayo solo podía salir a la contra con una acción rápida. Las bandas estaban haciendo mucho daño, sobre todo por las incorporaciones de los laterales continuamente.

El partido poco a poco solo tuvo dominio local, pero faltaba el gol para poner la calma y evitar sustos. El Atlético de Madrid seguía tocando sin prisa y esperando al equipo rival que se abriese para filtrar un pase al hueco.

A partir del minuto 30 el partido fue ganando intensidad y buen ritmo, y eso le vino bien al Rayo Vallecano que poco a poco fue adelantando líneas. El conjunto rayista también tuvo al final de la primera parte dos ocasiones de gol, pero la defensa logro despejar a tiempo.

Cuando los equipos firmaban las tablas en los primeros 45 minutos de juego, un error en la salida de balón del Rayo le sirvió al conjunto local adelantarse en el marcador de nuevo gracias a una buena combinación entre Soto y Mario, y éste empujarla al fondo de la red.

Después del descanso se vio a un equipo colchonero dominador en el campo, con ganas de tener la posesión del partido, y con mucho carácter en todas las disputas. El ritmo de juego fue más intento y empezaron a combinar bien los mediocentros, dejando señales de su calidad.

El primer aviso del equipo local fue tras salir del túnel de vestuarios, cuando corría el minuto 47 y Nacho quiso probar suerte y se marchó muy desviado su remate. La segunda gran oportunidad tuvo los mismos protagonistas del segundo gol, pero esta vez Mario se la puso atrás para que Soto disparase y el portero enviase el balón a córner.

Seguían acercándose a la meta visitante, esta vez por medio de Nando que la envía fuera tras un buen recorte sobre su marca. El equipo rayista seguía estando fuera del partido, ni siquiera se aproximaba a la meta de Saldaña, y esto se paga caro frente a estos equipos.

El tercer tanto vino tras la salida de un córner gracias a un gran cabezazo de Nacho, otra vez solo. El cuarto gol vino en la siguiente jugada gracias a una buna buena circulación de Castro que vio la subida del lateral izquierdo Expósito, y éste de primeras se la puso al delantero Tenas para sentenciar al partido.

En los últimos compases del encuentro, los dos equipos hicieron los cambios, y solo hubo una ocasión de Rojas que la envío a las manos del portero rayista.

Con esta ocasión se acabó el partido, con un Atlético de Madrid que ha empezado el año muy fuerte, con nueve goles a favor y solo uno en contra en solo dos partidos, frente a un Rayo Vallecano que le faltó más contundencia atrás y más chispa arriba para hacer más daño.

Ficha técnica