Real Valladolid 1-3 CD Móstoles

El CD Móstoles sorprende y asalta Los Anexos

El conjunto madrileño aprovecha sus ocasiones para doblegar a un Real Valladolid inocente

Cargando...

El alto nivel competitivo del recién ascendido impidió que los de Ricardo López se encontrasen cómodos durante muchos tramos del partido. Aunque lo intentaron en el segundo periodo, no tuvieron la suerte de cara

xxxxxxxxxx

Se las prometía muy felices el Real Valladolid cuando se adelantó por mediación de Diego Iglesias. Apenas habían transcurrido ocho minutos y el guión sonaba conocido: recién ascendido con voluntad cae a manos de equipo aspirante a la parte alta de la clasificación. Sin embargo, no estaba el CD Móstoles por la labor de dejarse llevar y caer en lo previsible, como si fuera actriz de un telefilme de Antena 3 y en lugar de encajar gol le hubieran secuestrado a la hija.

De primeras se había plantado con cuatro centrocampistas avanzados más un delantero con marcadas intenciones de pisar terreno enemigo. La sensación inicial de que se partían se disipó cuando, encajado el tanto, esos cinco futbolistas empezaron a perseguir hambrientos a los encargados de la salida de balón blanquivioleta, que se encogieron y comenzaron a desasirse del balón con pelotazos que imitaban el fútbol directo del rival.

Yendo a la guerra los de Juanma Aranguez, más fuertes, tenían en apariencia las de ganar, como si un púgil de peso medio sube al ring con un pesado. El guante mostoleño pesaba más y, como se dice en el argot, tocó la carita por primera vez al Pucela en una internada de Hinojosa en la que Cerro picó; metió el pie y el atacante se fue al suelo. Ibra cogió el balón y empató antes de que se llegara a la media hora de juego.

Los de Ricardo López no supieron imprimir pausa al juego, pareció como si su tóner de pases se hubiese quedado sin tinta o como si el bluetooth no conectara con Maroto, quien a sus apenas 15 años era el encargado de llevar el peso de su equipo (y no fue porque él no se ofreciese). En estas, el Móstoles realizó alguna progresión pausada con balón. No obstante, todo pudo cambiar con el testarazo de Alvi a gol, anulado por una presunta falta sobre Ariel. Los locales no supieron interpretar qué debían hacer en lo que quedaba de primera mitad y fueron erráticos hasta el final frente a un rival impetuoso, cuyas mejores intentonas venían de las botas de Hinojosa.

ExtraROOM

El Real Valladolid pedía un cambio y su técnico lo introdujo nada más reanudarse el juego, dando entrada a Javi Díez por Cerro (lo que llevó Prada al puesto de central). Con el que fuera capitán del Real Madrid B la temporada pasada el Real Valladolid fluyó mejor; rompió líneas más que su predecesor en el puesto y el volumen de juego fue a más, aunque no tanto de ocasiones claras más allá de la de Alvi, que despejó Gonzalo con los pies. Y entonces en una acción un tanto aislada por la banda izquierda Ibra marcó el segundo a bocajarro, después de cazar su propio rechazo.

El uno a dos acrecentó la tendencia y sin saber si fue primero el huevo o la gallina el Móstoles se vio abocado a defenderse. Slavy rozó el empate pero Gonzalo despejó a córner y Ricardo fue quemando naves. Y casi le sale, porque Cadaveira disparó al larguero para culminar una buena jugada personal por izquierda. La entrada de Herva dio profundidad a los blanquivioletas por el lado derecho y el juego parecía tener una sola dirección. Pero no; que lo normal hasta estos días sea dejar Madrid no quiere decir que esté prohibido coger el otro camino, irse a la capital. Que se lo digan a Ibra, que acabó de empaquetar los tres puntos con la sentencia en un contragolpe ya en el tiempo agregado.

Culminó de esa forma la primera victoria del CD Móstoles y la primera gran sorpresa de la temporada en el Grupo V de la División de Honor, que dejó una sensación muy agria en un Pucela que se creía (e incluso se sabía) superior. Pero también en 'No es país para viejos' uno podía pensar que Javier Bardem iba a caer, y lo que cayó fue un Oscar. También Anthony Joshua se las prometía muy felices ante Andy Ruiz, y ganó este. Y que les quiten lo bailao'. También a los mostoleños, cuyas dos primeras jornadas se han resuelto con un empate y un triunfo. Y qué triunfo.

Ficha técnica

* Foto: Javier Canal | Blanquivioletas