Inicio / DH5 / El Leganés deja de ser la Kriptonita del Real Madrid
El Leganés deja de ser la Kriptonita del Real Madrid
El Leganés deja de ser la Kriptonita del Real Madrid
Jª18 CD Leganés 1-4 Real Madrid CF

El Leganés deja de ser la Kriptonita del Real Madrid

El Real Madrid logra vencer al Leganés, tras seis partidos en los que no pudo hacerlo, con goles de Palacios, Luis en propia puerta, Yeray y Gonzalo. El gol pepinero llegó a cargo de More.

Leganés y Real Madrid se enfrentaban en la 18ª jornada de liga con un objetivo muy claro, sumar los tres puntos. Los de Sergio Solís querían reencontrarse con la victoria tras el empate en León mientras que los de Arbeloa buscaban mantenerse como líderes en solitario. Las batallas entre ambos habían sido muy duras, tanto la temporada pasada como esta, en la que el conjunto blanco no había logrado vencer en ninguna de las ocasiones a los pepineros. Como dijo el filósofo chino Sun Tzu: “la mejor defensa es un buen ataque”, y ya demostró el Leganés en la tercera jornada en Valdebebas que si quieres rascarle puntos al Real Madrid tienes que ser un muro defensivamente. Un plan claro, defender y salir al contragolpe con la calidad y la potencia de Gonzalo o Magariño. 
 

Killian Conde retrasaría el silbido inicial a las cuatro y veinticinco, ya que el Real Madrid se presentaba tarde al encuentro. Desde un primer momento se podía ver lo que todos esperábamos, un Real Madrid que salía mandón al partido y un Leganés que esperaba en bloque bajo su oportunidad. Abrir la lata es lo más complicado en este deporte, más aún cuando te encuentras un equipo que está encerrado en su área, pero prácticamente en la primera jugada de peligro blanco, un centro con música de Manuel Ángel lo hacía bueno Pol Fortuny con un control orientado magnífico poniéndola al corazón del área donde esperaba la cabeza de Palacios, que no perdonaba y ponía el 0-1 en el marcador. Un gol tempranero que, sin duda alguna, sentó muy mal al Leganés. 

Dominaba y dominaba el conjunto blanco, que movía el balón de banda a banda, con cambios de orientación constantes, los extremos se metían por dentro dejando el carril a los laterales generando superioridad. Palacios sobre el ecuador de la primera mitad pudo ampliar la ventaja blanca con un gran disparo desde la media luna que detuvo en dos tiempos Luciano, salvando al Leganés del segundo. Los de Solís se desesperaban, no conseguían contragolpear y el Real Madrid era superior en todos los aspectos del partido. La desesperación pepinera aumentaba a medida que el colegiado cometía errores de interpretación en faltas claras que no eran señaladas, así llegaría la primera amarilla del encuentro para Magariño, por protestar. 

Cerca del final del primer tiempo, el conjunto pepinero conseguía hacerse con la pelota y buscar balones en largo hacia los extremos, consiguiendo sacar algún córner. Fue cuando estaba mejor el Leganés, cerca del minuto 40, cuando una falta clara no señalizada de Manuel Ángel sobre Gonzalo acabaría de la peor forma posible. Un despeje del capitán pepinero José, que rebotaba en la cabeza de su compañero Luis, terminaría por superar a Luciano, el Real Madrid ampliaba la ventaja. El cuerpo técnico, molesto por la acción, mostró su disconformidad, algo que el arbitró no dudo en castigar con amonestaciones. Así concluiría la primera mitad, 0-2 a favor del Real Madrid

Sergio Solís, muy enfadado con la actuación de su equipo en la primera mitad, realizó un cambió. More entraría al terreno de juego en sustitución de José. El Leganés salió con otra cara en el segundo tiempo y 30 segundos en el verde le bastaron a More para, tras un rechace en un balón dividido con el portero blanco, marcar a puerta vacía el 1-2 y recortar distancias en el marcador. El conjunto blanco quiso reaccionar de inmediato y pudo hacerlo en un remate de Gonzalo, tras un muy buen centro de Yusi con pierna izquierda, que detuvo sin problemas Luciano.

                                                           Image 

Sin embargo, cuando de nuevo mejor estaba el Leganés, los córneres, como en el partido de ida en Valdebebas, fueron su mayor pesadilla. Los de Arbeloa, muy poderosos en el juego aéreo, en un córner muy bombeado al segundo palo, que tocaría Jacobo para Yeray, ampliarían la ventaja con una definición rasa exquisita a la derecha de Luciano en el minuto 56.

De nuevo el ánimo pepinero decaía por completo, era muy difícil imaginar una remontada contra el todopoderoso líder, aunque si un equipo podía hacerlo era el Leganés. El ambiente se empezaba a caldear, una falta clara sobre el debutante pepinero Juma, que no señaló el trencilla, pudo terminar en el cuarto gol madridista. El banquillo explotó y el colegiado no dudo en expulsar al segundo entrenador y al delegado de campo. 

Unos minutos después, en el 66, llegaría la jugada más bonita del encuentro, que obtuvo premio. Arbeloa se desgañitaba desde el área técnica insistiéndoles a sus jugadores que movieran la pelota de lado a lado. Los centrales blancos, Manu y Jacobo, muy protagonistas con el balón, filtraban pases por dentro buscando la espalda de los centrales pepineros, sin mucho éxito. El que la sigue la consigue y Jacobo logró filtrar un pase interior estupendo hacia la carrera del siempre incisivo David Jiménez, que, con un centro lateral buenísimo, dejó sólo a Gonzalo para que pusiera el definitivo 1-4 en el electrónico. 

El dominio blanco era evidente, pasaban los minutos y sucedía lo que los de Arbeloa querían, nada. El Leganés no podía con el Real Madrid y los blancos apretaban cuando la jugada lo exigía. No hubo prácticamente ocasiones de aquí al final, algún tímido disparo de More para el Leganés y un remate desviado de Jacobo, de nuevo a la salida de un córner, que pudo ser el quinto. 

Con esta victoria el Real Madrid se afianza en el liderato con 50 puntos, dos por encima del Atlético de Madrid, y el Leganés cae a la sexta posición con 32 puntos, eso sí, a uno de la tercera plaza que ocupa el Rayo Vallecano.  

          

Scroll al inicio
Ir al contenido