Jª 17 – UNIÓN ADARVE 2-1 RAYO VALLECANO

El lobo deslumbra al Rayo

Cargando...

Quique metió a su ex equipo en la primera parte mientras que Morcillo replicó al principio de la segunda. En el minuto 102, Arroyo desató la locura en Ganapanes.

xxxxxxxxxx

Más de un mes después de la jornada correspondiente, el Adarve y el Rayo Vallecano se enfrentaban en Ganapanes en lo que hubiera sido el último partido de la primera vuelta.

Aunque por momentos se dudara de si se iba a jugar o no por la ausencia de colegiados, la primera parte comenzó con algo más de media hora de retraso. Comenzó algo mejor el conjunto vallecano pero sin verdaderas ocasiones de peligro. Únicamente se podrían destacar dos manos de Christo y de Benedí para evitar dos goles olímpicos.

Poco a poco el Adarve logró asentarse más en el encuentro. Entre duelos, balones altos y patadones, el primer tiro a puerta del encuentro tuvo premio, ya en el minuto 37. La ley del ex apareció. Quique se llevó controlado un pase alto de Ernesto, recortó a un defensor en el borde del área, se abrió hueco y clavó el balón por el segundo palo. Buen regalo de cumpleaños para el fichaje invernal.

"¡Nos están ganando todas las segundas jugadas!" gritaba Iván Amaya justo antes de finalizar el primer tiempo. Ese grito y la charla post descanso sirvieron para alentar a los jugadores rayistas, quienes desplegaron sus mejores minutos del partido tras la vuelta del vestuario. Fruto de ello, el gol visitante. Pablo ganaba la espalda a Barajas y metía un balón al corazón del área, donde Morcillo no desaprovechó la gran jugada del capitán.

Volvieron los minutos sin oportunidades, con un juego algo más parado y aburrido para el espectador. Ambos equipos se tomaron un asalto de tranquilidad. Además, el partido se detuvo por un altercado en el público.

Fue Nacho, del Adarve, quien pudo hacer el segundo para los locales en el 85’ con un remate desde el borde del área chica, pero Benedí lo evitó con una gran parada. Para los visitantes, López llegó a tocar de puntera un balón ante Christo pero este tapó muy bien.

Ya en el descuento, el partido se volvió algo loco, pero con mayor protagonismo en ataque para los visitantes. Sin embargo, en una de las ofensivas de los lobos llegaría la locura en el barrio del Pilar. Otro de los fichajes de enero, Dela, cogió el balón en tres cuartos, entró en el área y, en vez de tirar, le cedió el balón a Arroyo, quien tras recortar al defensor, envió el balón a la red.

Nada más sacar de centro el Rayo Vallecano, el colegiado pitó el final tras trece minutos de añadido. Los locales vuelven a ilusionarse con la salvación mientras que el Rayo perdona la oportunidad de alzarse hasta la cuarta plaza.

Ficha técnica