Inicio / DH5 / El Móstoles vuelve a vencer nueve partidos después
Jª 13 – UNIÓN ADARVE 2-3 CD MÓSTOLES

El Móstoles vuelve a vencer nueve partidos después

El conjunto de Pablo Bueno vence con un gol de Ricardo en el 89. Anteriormente, Hinojosa y Gonza pusieron a los visitantes 0-2, pero Talavera y Ayuso empataron la contienda

Era la primera de las finales que se van a vivir en Ganapanes a lo largo de la temporada. El Adarve, en doceava posición, recibía al Móstoles, colista de la tabla. Una victoria local supondría la salida, al menos momentánea, de los puestos de descenso, mientras que una visitante les acercaría a la salvación. 

El partido empezó muy equilibrado. Quizá por ello, mucho juego en el medio del campo y poco en las áreas. El Adarve tuvo dos acercamientos al área gracias a Miguel y Beja. El primero chutó desde el lateral pero detuvo sin problemas Nacho. El segundo sí que dispuso de la ocasión más clara de los lobos de la primera mitad, estrellando su disparo al larguero y botando cerca de la línea. Pocos jugadores protestaron un posible gol fantasma. Una volea que salió bastante alejada de Ibra para los visitantes fue la leve respuesta.

Llegaron minutos sin ningún peligro para romper el marcador. Cierto es que era algo más dominador el cuadro local pero ni unos ni otros se acercaban a las porterías defendidas por Iván y Nacho, respectivamente.

Poco a poco se fue despertando el Móstoles. Se quitó el miedo de Ganapanes y comenzó a ser quien controlara el partido. De esta manera, en la media hora del juego llegó su primer gol. Una jugada sin aparente peligro le cae a Hinojosa, quien estaba como referencia atacante en ese momento. Consiguió colarse entre los centrales rojinegros y pegó al balón raso al palo corto. Era la primera ocasión peligrosa para los azulones y la aprovecharon a la perfección.

Desde ese momento hasta el final del primer tiempo fue el Móstoles el que llevaría todo el peso del partido. Apenas ocho minutos después de hacer el primer tanto, llegó el segundo. Gonza remató en plancha un centro de Ibra desde el lateral derecho. El reciente fichaje conseguía así su primer gol con la elástica mostoleña. Incluso pudo llegar el tercero para los visitantes, cuando Ibra metió la puntera en otro acercamiento, pero Iván tapó el chut con el cuerpo. Al descanso 0-2.

El Adarve salió a matar o morir desde el vestuario y Bardera hizo algo a lo que no nos tiene acostumbrados: metió tres cambios de una atacada para revertir la situación. 

Casi no le sale bien la jugada, pues en el primer minuto de la reanudación Ibra sacó magia de sus botas y estrelló el balón en la madera. Y digo casi porque le terminó saliendo. Minuto 51 y el colegiado señaló la pena máxima para el Adarve por mano tras un remate de cabeza de Andrei. El encargado de ejecutarlo iba a ser Talavera. La sombra de los penaltis fallados esta temporada sobrevolaba por momentos Ganapanes. El delantero quiso asegurar y su disparo fue al centro y a poca altura. Llegó a rozar con los pies Nacho, pero la fuerza del disparo fue determinante.

Eran los mejores momentos de los “chicos del Adarve y nadie les podía parar” como dice su cántico de celebrar las victorias. Así, en el minuto 64 se encontró la oportunidad perfecta para el empate. Una falta cercana a la media luna del área pondría en peligro la meta de Nacho. El balón lo cogió Ayuso, recién entrado al campo hacía siete minutos. Decidió sorprender y lanzar por debajo de la barrera. Su disparo rozó mínimamente en uno de los miembros que formaban esta muralla mostoleña y cambió de dirección completamente. Había llegado el empate.

El Móstoles podría haberse venido abajo tras encajar estos dos goles. Sin embargo, fue todo lo contrario. Primero Gonza tuvo un chut a bocajarro que detuvo Iván. Un minuto después, de nuevo Iván salvó a los lobos tras un remate de Hinojosa. El rechace le cayó a Ibra que, con más tiempo para pensar, quiso colocar el balón con su tiro… Tanto que pegó en el poste de nuevo. Pudo ser el tercero en cualquiera de estas tres ocasiones.

Más tarde, Ibáñez cabeceó un balón peinado por Escriba pero Nacho estuvo atento para atajar el balón. La contestación fue doble para el Móstoles, con otro testarazo de Álex que se fue alta y con una jugada personal de Gonza que se fue desviada.

Se iba acercando el final. El Adarve no volvía a pisar área rival, mientras que el Móstoles se le había visto mucho más dispuesto a llevarse el encuentro. Se terminó cumpliendo la máxima de “el que la sigue la consigue”. Minuto 89. Gran jugada por banda de Hinojosa que percute en el área, la centra rasa, el balón sale rechazado hacia atrás y Ricardo no perdona ese rechace. La locura visitante llegó al barrio del Pilar.

Finalizó el partido con ese 2-3 que hace al Adarve seguir en descenso una jornada más mientras que al Móstoles le permite volver a soñar con la salvación. Próxima jornada Rayo Majadahonda – Unión Adarve y Móstoles – Burgos.

 

Ficha técnica:

Scroll al inicio
Ir al contenido