Inicio / DH5 / El Rayo Alcobendas se desata a costa del Leganés

El Rayo Alcobendas se desata a costa del Leganés

El equipo local firma un partido correcto para vencer al equipo revelación de la categoría y llevarse su segunda victoria consecutiva en este 2024

El equipo de Miguel Ángel Quejigo necesitaba un partido así para dar un golpetazo sobre la mesa. Era necesario, sobre todo, por el aspecto mental donde se sobrepusieron a nada menos que al Leganés. En una primera parte igualada, Isidoro logró adelantar al conjunto local para irse con así al descanso. En la segunda mitad, fueron muchos más efectivos que los visitantes y consiguieron sentenciar el partido gracias a un juego vertical y llevarse los tres puntos importantísimos en busca de alejarse de los puestos de abajo.

La Ciudad Deportiva de Valdelasfuentes fue testigo de un partidazo por todo lo alto entre dos equipos que aspiran a estar en lo alto de la clasificación. El Rayo Alcobendas llegaba a este gran duelo tras conseguir una victoria a domicilio muy importante en casa del Rayo Vallecano en un choque bonito para el espectador. Mientras que el Leganés llegaba pletórico a este encuentro, tras certificar su pase a los cuartos de final e ir segundo en la tabla, siguieron la estela del conjunto colchonero.

El duelo arrancó con mucha intensidad desde el principio. Ambos pugnaban en cada lance de juego. Parecía una partida de ajedrez. Si un equipo rival tenía el balón, el otro presionaba arriba obligando a rifar, o al revés. El Leganés optaba por una presión en bloque alto ante un equipo que juega muy bien cuando tiene el cuero en sus dominios.

De momentos, los dos equipos se limitaban a defender, habías pocas ocasiones. El Leganés intentaba dosificarse tras la “paliza “del partido de entre semana en Copa del Rey. el Rayo Alcobendas empezó a expandir su control sobre el juego en campo contrario, acumulando a jugadores en campo rival y recuperando rápido el esférico. Poco a poco, los locales se acercaban al área rival con triangulaciones rápidas por las bandas, ya que el centro estaba muy poblado.

Con el conjunto local metido en campo contrario, los pupilos de Manuel Rueda intentaban protegerse bien sin dejar espacios, tapando todos los huecos posibles y optaban por un ataque más vertiginoso, a la contra aprovechando los espacios a la espalda de la defensa. Pero sin llegar a aproximarse con serio peligro.

En el último tramo del choque, llegó el primer tanto del choque. Isidoro conseguían rematar un balón suelto en el área para adelantar a los suyos casi al finalizar la primera mitad. El control y el disparo del jugador mediocentro fueron exquisitas y suficientes para encontrar un espacio y armar el disparo.

En la reanudación del choque hubo más alternancias en el juego. Los dos querían ir a por el gol. Había mucha más intensidad. Ninguno especulaba. Sobre todo, se vio a un Leganés que quería dar un paso más hacia arriba, presionando más en bloque alto para recuperar el balón cerca del área del rival y con la intención de igualar el encuentro.

El cuadro visitante se aproximaba con tímidas ocasiones, pero no lograba de acertar a la hora de finalizar las ocasiones. La más clara la tuvo Yuri que entró al campo para darle otra chispa que necesitaba su equipo. El propio jugador tuvo el empate en sus botas, pero justo en el último suspiro la defensa logra sacar el balón bajo la línea de gol.

Ya en la recta final del encuentro, fue el Rayo Alcobendas que logro acertar cara a puerta y finiquitar el duelo con tres tanto más. Los dos primero fueron a la contra. Tahya y Carlos definían a la perfección para batir al portero pepinero. Por último, Camacho redondeaba la mañana transformando la pena máxima.

Imagen: Rayo Alcobendas

Scroll al inicio
Ir al contenido