Inicio / DH5 / El Rayo ganó y el Almendralejo no se rindió
El Rayo ganó y el Almendralejo no se rindió
El Rayo ganó y el Almendralejo no se rindió
Jº6, Rayo Vallecano 2-1 Almedralejo

El Rayo ganó y el Almendralejo no se rindió

Los juveniles del Rayo Vallecano continuan lanzados en la clasificación tras una nueva victoria, esta vez frente a un Almendralejo que no supo darle la vuelta a los tantos de Javi Rubio y Sergio Moreno. Álex Gil recortó distancias desde los once metros al filo del descanso, 2-1.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Corrían las 16:00 horas de la tarde en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. En la entrada un autobús, con el escudo del Almendralejo y con una breve inscripción en referencia a los juveniles, iba a señalar que no se trataba de una tarde cualquiera. En efecto, las jóvenes promesas del Rayo y el conjunto revelación de este inicio de temporada, el Almendralejo, tenían una cita en el campo 4. Con el mes de octubre bien entrado y con el otoño resistiéndose a llegar, había que jugar al fútbol bajo el intenso calor. Agua fría, equipación, botas y a jugar...

El Almendralejo llegaba por delante en la clasificación, con 12 puntos después de un inicio de temporada arrollador de los extremeños, ganando los tres primeros asaltos que se encontraron en su llegada a la División de Honor frente a Valladolid, Fútbol Peña y Unión Adarve. Enfrente estaban los chicos de Ángel Dongil que han comenzado a pisar fuerte de nuevo, cosechando 7 puntos de los últimos 9 posibles. Las promesas del Rayo han comenzado a funcionar, y llevan 29 días sin conocer la derrota. En el partido de hoy los tres puntos no se podían escapar, había que dar un golpe encima de la mesa, partirse el pecho por el escudo y demostrar que se puede hacer historia.

La sintonía comenzó a sonar en el campo 4 de Vallecas. Ángel Dongil quería que nada fallase, todo tenía que sonar perfecto, nada ni nadie podía desafinar. Los extremeños salieron bien colocados, con mucho respeto hacia un Rayo que les podía hacer mucho daño. La función comenzó. Sergio Moreno con una chilena, quiso anunciar el resto del partido. La pelota no entró, pero las promesas vallecanas no lo dejaron de intentar, eso sí, bajo la atenta mirada de Luis Cembranos, técnico del Rayo B. Migallón también quería gozar de oportunidades, pero fue Javi Rubio quien se llevó el papel de protagonista. Él consiguió anotar el primero. Él hizo saltar de alegría al banquillo. Él permitió acercar la victoria. 

El dominio del Rayo era absoluto, pero todos sabían que los errores, y más en esta categoría, se pagan caros. La atención no se podía perder. Lo más complicado se había conseguido. Javi Rubio no solo se hizo con el papel de protagonista. Sergio Moreno quería apuntarse otro a su cuenta particular, solo necesitaba la ocasión. Las oportunidades ya las tenía. Bajo el sol, un grito: GOL. Sergio Moreno apareció y se apuntó el segundo de la tarde. No podía fallar. Él siempre aparece.

Todo estaba saliendo a la perfección. Los dos técnicos continuaban dando órdenes a los suyos. La palabra relajación no podía existir para los vallecanos, y menos aún podía existir rendirse para los extremeños. El sonido del colegiado estaba al caer para indicar el descanso. Sonó, pero lo hizo de un modo extraño. Fue solo un pitido seco, mientras que con su mano indicaba el punto de penalti de la portería de Dani Merino. Mario cometió penalti sobre un jugador del Almendralejo. Ángel Dongil no lo lograba entender, si todo estaba saliendo perfecto. Álex Gil no perdonó y anotó el primero para los pacenses. Con un triunfo por la mínima se iban a ir ambos conjuntos al descanso, Un marcador que 45 minutos después se iba a convertir en definitivo.

El Almendralejo salió muy replegado. Los dos tocayos lo intentaban cada uno para sus equipos. Javi Rubio primero para el Rayo, y Javi Parada después para los suyos. Martín cabeceaba todos los balones que se encontraba en el área. En unas ocasiones para despejar y en otras para anotar. Migallón puso la velocidad, luego le envió el esférico a Gómez, pero la dirección fue equivocada y el disparo se fue desviado. 

El Rayo quiso aumentar hasta el final la ventaja en el marcador, en un partido en el que según transcurrían los minutos iban subiendo las pulsaciones y la tensión. El Almendralejo no se rindió, no bajo los brazos, tampoco se desesperó y nunca dejaron de creer en la victoria hasta el final. El que no dejó contento a nadie fue el colegiado. Un posible gol a favor del Rayo no apuntado, y un gran número de decisiones protestadas por ambos conjuntos. El reloj iba a dar las seis de la tarde. Pitido final y los tres puntos no cogieron el autobús dirección Almendralejo. Tercera victoria consecutiva para los juveniles de Dongil, en un partido donde no se relajaron y donde tampoco el Almendralejo se rindió.

Ficha del partido

Rayo Vallecano: Dani Merino, Mario, Meseguer, López, Martín, Martínez, Javi Rubio, Alberto, Sergio, Migallón y Macías.

Almendralejo: Diego Rosa, Maldonado, Javi Parada, Corbacho, Isma Moreno, Juan Rama, Gil Rodríguez, Aitor Merino, Rodrigo García, Bermúdez y Javi Acedo.

Goles: Javi Rubio (1-0), Sergio Moreno (2-0) y Gil Rodríguez (2-1).

Colegiado: George Cristian Nemes (Comité Madrileño)

Campo: Nº4 Ciudad Deportiva Rayo Vallecano.

Scroll al inicio
Ir al contenido