Inicio / DH5 / El Rayo Majadahonda sobrevive a la tormenta
DH5. Jª 23. RAYO MAJADAHONDA 1-0 RAYO VALLECANO

El Rayo Majadahonda sobrevive a la tormenta

Y hablamos de tormenta en el sentido literal, sobre todo. En una de las tardes más desagradables del año, los de Jesús Arribas fueron capaces de aguantar hasta que se calmaron las condiciones atmosféricas y de aprovechar su ocasión para llevarse los tres puntos.

Con este resultado, el Rayo Majadahonda se consolida como uno de los equipos de arriba y marca distancias con el Rayo Vallecano, su principal perseguidor. El conjunto majariego es cuarto, con 45 puntos, empatado con el Leganés, que es tercero, mientras que el Rayo Vallecano se queda quinto, con 37 puntos.

Es complicado escribir la crónica de un encuentro en el que el protagonista indiscutible fue el clima. Rayo Majadahonda y Rayo Vallecano no jugaron contra el otro en la mayor parte del partido, sino contra los elementos. La primera mitad dio la impresión de ser una lucha incesante contra el viento, la lluvia torrencial y el granizo, que incluso obligó a detener el partido durante diez minutos.

Fútbol hubo muy poco antes del descanso, así que las ocasiones brillaron por su ausencia. Los delanteros de ambos equipos no acertaban a rematar por los extraños de la pelota a causa del viento, los pases no iban donde querían sus remitentes, los disparos no encontraban portería y muchos jugadores (y el árbitro) no dejaban de resbalarse. El medio tiempo, así, llegó con 0-0.

El clima mejoró ligeramente en la segunda parte, estabilizándose en una lluvia no muy abundante pero continua (eso sí, después de una breve nevada). Esto permitió que los jugadores se hicieran con el control de la pelota, aunque las condiciones del terreno de juego no eran las idóneas para la práctica deportiva. El Rayo Majadahonda tuvo algunas ocasiones en el arranque de la segunda mitad, pero con remates muy defectuosos.

El Rayo Vallecano, por su parte, contó con un gol anulado en el minuto 58 por fuera de juego y un disparo que salió rozando el palo por fuera en el 63, pero su presencia en campo rival no era demasiado abundante. Los cambios sentaron mejor a los majariegos, que metieron una marcha más y estuvieron más cómodos en el tramo final del partido. Ese dominio se materializó con un cabezazo de Gordo que se convirtió en el 1-0. Con ese resultado (y con todos helados de frío) concluyó el partido.

Imagen: Rayo Majadahonda

Ficha técnica:

Más noticias sobre...

Scroll al inicio
Ir al contenido