Inicio / DH5 / El Real Madrid tira de oficio para proclamarse campeón de la liga 22-23
C.F. Fuenlabrada SAD 0-1 Real Madrid C.F.

El Real Madrid tira de oficio para proclamarse campeón de la liga 22-23

El Fuenlabrada iba a recibir al lider, que tenía la obligación de ganar este partido para proclamarse campeón. El Fuenlabrada acabo haciendo un excelente partido obligando al Real Madrid a tirar de oficio para sacar los 3 puntos adelante y proclamarse campeón de la liga 22-23. 

Empezaba el Real Madrid con su típico 4-3-3 mientras que el Fuenlabrada iba a presentar un curioso 4-1-4-1 que se convertiría en momentos en una 4-3-3. El partido iba a iniciar con un Real Madrid que se iba a hacer cargo de la posesión y sin prisa por marcar el gol necesario para hacerse con la victoria y posteriormente con el título ligero. Los primeros minutos se iban a resumir en posesiones largas del Real Madrid probando al portero del Fuenlabrada a través de disparos lejanos. Por su parte el Fuenlabrada iba a esperar con su clásico bloque bajo para robar el balón y salir al contragolpe.

Todas las jugadas el Madrid las finalizaba, acabasen con un saque de esquina o con un saque de portería, pero los jugadores del Real Madrid parecía que tenían la orden de finalizar todas las jugadas para evitar los contragolpes del Fuenlabrada. A través de uno de esos saques de esquina llegaría en el minuto 24 el gol del Real Madrid marcado por Chema -nº6-.

A partir del Gol, el Real Madrid iba a conseguir generar verdadero peligro en la portería del Fuenlabrada. a partir del minuto 30 iba a llegar los mejores minutos del conjunto merengue, mientras el Fuenlabrada iba a resistir los envites blancos. 

El Fuenlabrada por su parte hizo un partido muy serio, defensivamente hablando. Iba a conseguir que a partir del gol en contra, que el Real Madrid no conseguiese generar verdaderas ocasiones de peligro. De la misma forma que defensivamente fue un excelente partido del ‘Fuenla’, ofensivamente no consiguió transmitir nada de peligro en la primera parte, ya que no conseguía mantener posesiones largas debido a la presión alta del Real Madrid. En resumen, fue una primera parte con mucha posesión del Real Madrid y con muy pocas ocasiones por parte de ambos equipos. 

La segunda parte iba a empezar de la misma forma que acabó la primera, con las largas posesiones del Real Madrid y con las cortas posesiones del Fuenlabrada esperando con su bloque bajo.  

El Real Madrid estaba a 45 minutos de convertirse en el campeón de la liga en la categoría de división de honor del grupo 5. 

El Real Madrid iba a tener en el minuto 47 de la segunda la ocasión más clara del partido en la que tras un error del portero del Fuenlabrada, ÁlvaroHugo de llanos iba a aprovechar para marcar a place, pero que sacaría bajo la misma línea el defensor del Fuenlabrada, Cordero -nº20-. El Real iba a continuar siendo dueño de la posesión hasta la mitad de la segunda parte que fue cuando el Fuenlabrada sacó de su coraje para tratar de empatar el partido. 

En la mitad de la segunda parte protestaron los jugadores del Fuenlabrada un posible penalti a favor que el árbitro no iba a terminar señalando. Tanto los jugadores como la grada protestaron mucho esa acción no señalada por el árbitro. A partir de entonces iban a llegar los peores minutos del Real Madrid, en los que no se terminaba de encontrar del todo a gusto y donde tuvieron que sufrir más que nunca para sacar este partido adelante. El Real Madrid aun así iba a seguir tratando de marcar el segundo gol para sentenciar el partido. En el minuto 80 el Real Madrid iba a disponer de una ocasión de mucho peligro, tras un disparo lejano que logra despejar el portero del Fuenlabrada, Álvaro, y que el rebote lo iba a coger el lateral derecho del Real Madrid, David Jiménez nº2, que endosaría un disparo al lateral derecho de la portería del ’Fuenla’ que se marcharía por muy poco.

En el último minuto de añadido, en el minuto 47, subió el portero del Fuenlabrada a rematar una falta a favor, los jugadore del Real Madrid consiguierón despejar el balón y salir al contragolpe, pero el portero cortó el contragolpe tocando el balón con la mano, a lo que el árbitro castigó con una cartulina amarilla. Los jugadores del Real Madrid protestaron esa jugada ya que consideraban que era una acción merecedora de cartulina roja ya que si no llegase a cortar esa jugada, seguramente habría acabado en gol, ya que no había ningún jugador más. Finalmente, El Real Madrid terminó controlando el partido y se coronó campeón del título ligero. 

Scroll al inicio
Ir al contenido