Inicio / DH5 / Ganador de la Liga Promises, sueña con llegar al Borussia Dortmund.
Óscar Rivas es jugador del juvenil A del Getafe en DH5

Ganador de la Liga Promises, sueña con llegar al Borussia Dortmund.

Óscar Rivas es el segundo del tándem "Rivas" del juvenil A del Getafe CF que me gustaría presentaros. Comparte vestuario con su hermano gemelo, donde llegó en enero del año pasado después de toda la vida en el Atlético de Madrid. Fan de Sergi Roberto, sueña con llegar a jugar en el Borussia Dortmund.

Óscar Rivas llegó al Getafe CF en enero del año pasado después de toda la vida en el Atlético de Madrid. De hecho, desde que tenía tres o cuatro años ya daba patadas a un balón.

Si no fuese futbolista profesional en un futuro, Óscar tiene claro que haría la carrera militar. El tiempo que no está entrenando está estudiando o jugando con sus amigos a la PlayStation, algo que le apasiona. 

En el poco tiempo libre que le deja el mundo del fútbol, aparte de estar con sus amigos, al central azulón le gusta ver partidos de otros equipos y categorías. 

Dentro del terreno de juego podemos ver un central con buena salida de balón y buen manejo de las dos piernas. Además, Óscar ayuda siempre mucho a sus compañeros dentro del campo. En cambio, si nos encontramos con Óscar fuera del terreno de juego, descubrimos un chico simpático y alegre, que siempre intenta dar todo por los demás. 

Si tuviera que elegir un jugador profesional en el que fijarse, por posición, elegiría a Gerard Piqué, aunque el ídolo de Óscar Rivas es Sergi Roberto.

El central azulón está muy a gusto en Getafe, aunque le encantaría jugar en Alemania y, puestos a elegir, se quedaría con el Borussia Dortmund.

Aunque lo que realmente le haría ilusión a Óscar es que le entrenase su padre, Antonio Rivas. De él admira su personalidad a la hora de entrenar y afrontar los partidos, además del trato que tiene con todos y cada uno de sus jugadores. 

Uno de sus mejores recuerdos en el mundo del fútbol fue cuando logró ganar la Liga Promises pero, quizá, el mejor momento de su carrera fue cuando pudo volver a jugar después de 18 meses de lesión por un agujero en el cartílago

Si tuviera que elegir una persona en el mundo a la que dedicar un gol sería a su abuelo, recientemente fallecido, porque sabe que le ve y le apoya desde el cielo.

Del fútbol ha aprendido que es un deporte muy bonito en el que puedes conseguir todo lo que te propongas. Después de su lesión, da las gracias al médico que le operó, pero también a las dos personas que más le ayudaron: Ángel, un fisioterapeuta de FREMAP, y Beltrán González, el recuperador del Atlético de Madrid. 

Por otra parte, además del trabajo diario, en el fútbol hay que saber aprovechar los descansos y no excederse en la vida diaria, como por ejemplo el hecho de decidir quedarse en casa cuando tus amigos salen de fiesta. Óscar tiene claro que, si quieres conseguir algo, sólo tú sabes lo que debes hacer y lo que no.

Jugar en el Getafe CF supone mucho para la otra mitad del tándem “Rivas”, que forma parte del juvenil A en el grupo V de División de Honor. Óscar es consciente de que mucha gente querría estar en su lugar y sabe que tiene que aprovechar esta oportunidad al máximo.

Compartir vestuario con su hermano gemelo Mario le hace la vida mucho más fácil. Se pasan el día juntos, ya sea en casa o con amigos, y está muy orgulloso de compartir equipo con el que considera el mejor delantero de la categoría.

El ambiente en el vestuario es muy bueno. Se llevan todos de maravilla. Óscar está contento de pertenecer a este grupo porque todos son muy buenas personas. 

No tiene demasiadas manías antes de comenzar cada partido. Lo único que hace el central azulón es dar un salto para entrar al campo con la pierna derecha.

Óscar piensa que, de aquí a final de temporada, van a ganar muchos partidos, más que en la primera vuelta, porque tienen más ganas que nunca. De hecho espera, como mínimo, quedar quintos en la clasificación. 

Al frente del barco azulón está Momo, que para el central azulón representa la perfección y el liderazgo en el trabajo. Es muy buen entrenador porque, desde que llegó al Getafe CF, el equipo ha cambiado por completo. Como persona es muy cercano, siempre pregunta a los jugadores cómo se encuentran. Les ha ayudado a recuperar la confianza. Los resultados y la manera de jugar han cambiado en el equipo azulón, entre otras cosas porque tienen un muy buen cuerpo técnico.

Está muy contento en el Getafe CF, pero el sueño de Óscar Rivas es llegar a la Selección Española absoluta, y poder disputar una Eurocopa o un Mundial

Scroll al inicio
Ir al contenido