Inicio / DH5 / Goleada blanca ante un Fuenlabrada hundido
El Real Madrid celebrando el triunfo ante el Fuenlabrada
El Real Madrid celebrando el triunfo ante el Fuenlabrada | Fuente: instagram @realmadridacademy

Goleada blanca ante un Fuenlabrada hundido

El Real Madrid implantó su juego con un Paulo Iago deslumbrante en un partido donde los goles se produjeron en la segunda mitad

La Ciudad Deportiva Real Madrid acoge la vigésimo sexta jornada de Liga que enfrenta al Real Madrid y el Fuenlabrada Un duelo entre el segundo y el undécimo de la tabla donde, los visitantes necesitan puntuar para salir de la zona de peligro de la competición. Mientras, los blancos quieren seguir con buenas sensaciones y lograr en su fortín los tres puntos. Arbeloa saldría con caras nuevas en su once, muchas de ellas juveniles de primer año. Por su parte los de Javier Encinas salen con el once de gala. 

Una primera parte en tablas

El esférico comienza a rodar y se ve la primera aparición del conjunto blanco en la portería de su rival pero sin problemas para el guardameta visitante. El Real Madrid saldría con su ya sabido guión: atacar y mantener una presión alta cuando toca. El Fuenlabrada aguantaba las embestidas blancas en unos primeros minutos locos entre ambos equipos. Fortea desde fuera del área avisaba de que el gol estaba cada vez más cerca. El Fuenla salía ambicioso pero con pocas ocasiones de peligro. Un partido dominado por completo desde el inicio por los locales pero que no terminaba de ser efectivos. Sería por el bloque bajo de los de Javier Encinas con una línea de cinco y la siguiente de cuatro. Arbeloa pedia paciencia a sus jugadores que buscaban sin descanso el gol. 

El Real Madrid lo intentaba y a mitad de la primera parte tendría la más clara. Seria Paulo Iago con un gran pase, tras un buen cambio de ritmo, que ve un entre líneas a Hugo de Llanos que le pega mordida y sale por línea de fondo. Continuaba circulando el esférico los locales pero el Fuenlabrada, muy ordenado, evitaba que se adelantasen en el marcador. Antes del descanso los visitantes tendrían oportunidad de dar la sorpresa tras un buen centro de Santos que cabecea Sergio pero sale por encima de la portería de Álvaro González. La última la tendría el equipo que más veces lo intentó en los primero cuarenta y cinco minutos: el Real Madrid. Bordorns miraba su reloj y pitaba, señalando, el final de la primera parte. 

El Fuenlabrada no aguantó el ritmo blanco

Ambos equipos salen de nuevo al terreno de juego con empate a cero en el marcador. El Fuenlabrada mantenía su guión, con bloque bajo y buscando sumar puntos den Valdebebas. Mientras, los blancos salían mordiendo y en uno de sus contraataques llegó el gol de la tranquilidad. La dupla Paulo Iago-Hugo de Llanos se puso el mono de trabajo y fueron los protagonistas del sol. El 8 blanco ya había tenido alguna ocasión en la primera parte. Tras un pase excepcional del 10 del Real Madrid, Hugo de Llanos controló a la perfección para definir y marcar en la portería de Isaac. Un gol que le coloca pichichi de la competición con 18 goles (23 en todas las competiciones). 

Por su parte, Javier Encinas sería el primero en realizar cambios en su equipo con el objetivo de cambiar la dinámica de esta segunda parte donde el Real Madrid ha cambiado el guion adelantándose en el marcador. El Fuenlabrada buscaba el gol que les metiese en el partido y puntuar para alejarse del Alcorcón (equipo que marca la zona de descenso). Sin embargo, el dominio blanco se vio recompensado en los últimos minutos de juego donde estuvieron la mayoría de los goles del partido

Un desatado Real Madrid

Fortea marcaría su primer gol de la temporada gracias a un gran pase de Paulo Iago con el exterior y por abajo. El Real Madrid se adelantaba 2-0 en el marcado. Los cambios ofensivos del Fuenlabrada iban a servir de poco ya que los blancos, con una presión alta, no rebajan salir de su propio campo con la pelota controlada a los azules. Más adelante, Joan Mascaró metería el tercero. Gracias a un repulsivo Iker Bravo que se deshizo de toda la defensa con un taconazo como asistencia.

Por último, y en el descuento, el 9 blanco colocaría la guinda a una goleada en casa. El MVP del partido, Paulo Iago, dejó muestra de su gran calidad con una cucharita, levantando el balón por toda la defensa, para que cayera en las botas de Iker Bravo que batió sin problemas la portería de Isaac. Finalmente, el colegiado no dio tiempo para atrás y el Real Madrid mantuvo los tres puntos en casa.  

FICHA TÉCNICA

Scroll al inicio
Ir al contenido