ENTREVISTA A NAIM GARCÍA, EXTREMO IZQUIERDO DEL CD LEGANÉS

Mirando al futuro

Cargando...

Diecisiete años. Extremo izquierdo. Su equipo el C.D. Leganés. Su ídolo Mbappé. Y tiene muy claro que su objetivo es la élite del fútbol profesional. Así es Naim García García

xxxxxxxxxx

Hay veces en la vida que no sabemos que camino seguir. Tenemos dudas, incertidumbres y no sabemos que nos deparará el camino. Sin embargo, otras veces, lo tenemos realmente claro. Sabemos cual es nuestro objetivo, aquello por lo que vamos a luchar. Y este es el caso de Naim.

 

Sabe que nació para estar en los terrenos de juego y así ha sido desde que su hermano le inculcó la pasión por el fútbol. En él estuvo su referente, la figura que le animó a seguir jugando, mejorar y darlo todo por sus sueños. Porque Naim tiene muy claro donde está su futuro. "¿Dónde me veo en un futuro? Donde no lo se, pero me gustaría llegar a lo más alto del fútbol, a la élite” confiesa Naim.

Y para llegar a lo mas alto había que empezar por el principio. Que mejor que desde la base, su base, en el equipo de su pueblo, Colmenar de Oreja, ya desde bien pequeño. Tras eso el Real Madrid se interesó por él y durante cuatro años estuvo formándose en sus filas, momento que recuerda con gran cariño.

 

Pero ahí no iba a acabar su recorrido, pues tras esos cuatro años blancos, llegaría al Leganés y hasta ahora. Cinco años en el club pepinero que le han hecho aprender y crecer como futbolista y como persona. Y que también le ha dejado recuerdos que no se olvidan. Disputaron un torneo en Noruega en el que llegaron a la final: “no era ningún tipo de torneo oficial, pero es un bonito recuerdo que se te queda en la mente. Primero porque había muchos equipos noruegos y llegamos a la final, pero también porque a última hora lo perdimos” recuerda.

Y al fin y al cabo, eso es lo que el fútbol le ha enseñado a Naim. Sobreponerse a las adversidades, seguir aprendiendo y trabajando. “El fútbol es algo muy exigente, pero si te gusta tienes que seguir adelante y seguir trabajando para conseguir el sueño”.

 

 

Y él está en el camino correcto para conseguirlo. Actualmente estudia el último año de bachiller y le gustaría seguir estudiando si el fútbol se lo permite. Pero sus esfuerzos están centrados sobre todo en este deporte. Además no solo son los entrenamientos. Su tiempo libre también lo emplea en seguir entrenando en casa y en el gimnasio.

Velocidad, fuerza y golpeo son algunas de las características que se pueden ver en este futbolista. Exigente consigo mismo en el terreno de juego y que sabe que animar a sus compañeros es una de las cosas más importantes. Algo que está entre sus objetivos. Ayudar al equipo en todo lo que pueda para conseguir estar lo más alto de la clasificación.

 

Antes de salir al campo Naim siempre suele ver algún tipo de video para motivarse, pero si hay algo que le ayuda es lo siguiente. Siempre se acuerda de sus seres queridos que ya no están. Sentir toda la fuerza que le transmiten y que le acompañen en cada jugada. Y no cabe duda que estarán orgullosos de él.

 

“Para mi esto es lo más grande, a lo que le presto más tiempo y a lo que quiero llegar en un futuro”. No se pueden tener las cosas más claras. ¿La meta? Cumplir su sueño.

 

 

 

Fotografía: Lucía Perez