Inicio / DH5 / Momo, tú me entrenaste
Momo, tú me entrenaste
Momo, tú me entrenaste

Momo, tú me entrenaste

El nuevo míster del conjunto azulón es Momo, ex-entrenador de las categorías inferiores del Trival Valderas y del primer equipo en la Tercera División. Yo tuve la oportunidad de vivir desde dentro sus entrenamientos y su intensidad, como jugador "interino" del Infantil 'A' 

Hace ya cinco meses que colgué las botas, fue una decisión complicada puesto que llevaba desde los nueve años yendo a entrenar todas las semanas tres días más el partido de los fines de semana, pero decidí dedicarme plena y exclusivamente a lo que más me llena en este mundo, el periodismo. Ahora me toca vivir el fútbol desde otra perspectiva, sentado en las butacas de prensa, en las zonas mixtas entrevistando a las estrellas de este hermoso deporte llamado fútbol.

 

Milité en las filas del Trival Valderas durante tres años, donde viví más que nunca el fútbol, llegué en el año 2012 al club, formando parte de la plantilla del Infantil ‘B’, un equipo con el que luchamos por lograr la permanencia en la categoría Preferente, algo que lconseguimos gracias a una increíble racha de victorias en la segunda vuelta. Jugaba de delantero y tuve la suerte que en ese momento mi entrenador, Josema Gordillo, optaba por ponerme siempre en el once y en esa increíble racha tuve la oportunidad de marcar muchos goles decisivos. Mientras mi equipo luchaba por la permanencia, el Infantil ‘A’ entrenado por nuestro protagonista, Momo, luchaba por quedar entre los tres primeros en División de Honor, incluso por delante del Real Madrid. Fue entonces cuando recibí quizás la mejor noticia como futbolista, Momo quería contar conmigo para ayudar al Infantil ‘A’ a lograr su objetivo. Fue el mejor regalo que pude recibir esa temporada tras un año de esfuerzo y sacrificio, creo que en ese momento pude sentirme por primera vez un futbolista de verdad.

 

Recuerdo aquel primer entrenamiento con Momo, hicimos para empezar el famoso juego ‘béisbol con el pie’, el ejercicio me vino de lujo para conocer a los nuevos compañeros, que meses más tarde se harían mis compañeros de equipo en el Cadete ‘B’. Lo curioso fue cuando llegué al vestuario, esperaba alguna charla del míster, diciéndome lo típico “estate tranquilo, tu juega como sabes” algo así, pero no, llegó y me trató como uno más, como si hubiese estado con ellos todo el año, pienso que Momo actuó de la mejor manera posible, yo ya estaba demasiado nervioso como para encima saber que el cuerpo técnico estaba al tanto de mis nervios.

 

No sé qué es exactamente lo que Momo tiene de especial, sus jugadores siempre me han hablado bien de él, yo estuve poco tiempo, puesto que la temporada ya estaba acabando y quedaban muy pocas semanas de entrenamiento, pero sin duda alguna ese tiempo con él me marcó, supo hacerme sentir importante en una plantilla de grandes jugadores, mejores que yo, aun así, él supo manejar bien mi situación como ‘jugador del B de interino en el A’. Me ayudó a eliminar mis nervios y pude jugar a mi juego, fue poco tiempo, pero lo importante es que por muy pocas horas que fueran, consiguió enseñarme más que muchos entrenadores con los que estuve temporadas enteras.

 

Durante el resto de mi estancia en Valderas solía cruzarme a menudo con Momo por La Canaleja y siempre me preguntaba cómo estaba yo, que qué tal el equipo, ver que un referente como él se preocupe por ti, ayuda siempre mucho al jugador.

 

Sin duda ahora es él quien ha recibido una gran noticia, coge las riendas de un gran equipo como es el juvenil del Getafe, que lucha en la hermosa DH5, personalmente tengo muchas ganas de verle en acción en mi categoría favorita, llega un gran entrenador y una increíble persona a la casa del Geta, que se preparen sus nuevos jugadores para disfrutar del fútbol como nunca antes lo habían hecho, y también el aficionado azulón que va a ver un gran juego de sus chicos.

 

Scroll al inicio
Ir al contenido