Inicio / DH5 / Neira evita en el descuento un disgusto
J20º Real Valladolid 1-1 CDI Amistad

Neira evita en el descuento un disgusto

El Real Valladolid rescata un punto sobre la bocina ante un CI Amistad que se adelantó en la primera parte por mediación de Dani y exhibió resistencia para frenar las ofensivas blanquivioletas
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Estuvo a un suspiro el CDI de la Amistad de dar la sorpresa. Cerca estuvo de asaltar Los Anexos, muralla que solo el Getafe ha sido capaz de derrumbar, pero Neira en el tiempo de prolongación salvó los muebles, evitó la tragedia y rescato un punto para un Real Valladolid que tuvo que emplearse a fondo para encontrar las grietas. Y es que el conjunto palentino exhibió temple y resistencia para apaciguar las ofensivas locales. Un buen trabajo que no se vio recompensado en forma de victoria, pero sí para recomponer la moral. Si este trabajo se prolonga, la escalada para salir de los puestos de descenso no será tan pronunciada.

Manu Olivas dio un vuelco a su once inicial. Muchas permutas respecto al equipo que cayó derrotado ante el Atlético de Madrid. Solo repitieron titularidad Neira, Aranda, Yago Rodríguez y Cristian, que entró in extremis ante las molestias de Diego durante el calentamiento. Los nuevos peones, que se asentaron en el tablero, no encontraron su sintonía. En portería se situó David, mientras que Aranda e Iago Parente, ya curtidos con el Promesas, formaron pareja de baile en el eje de la zaga. Platero regresó a la titularidad después de superar su grave lesión. Bonilla fue el ancla en el medio del campo. Cerca del colombiano estuvo Diego, mientras que los extremos fueron para Enrique Peña y Yago San Miguel, con Víctor Fernández como media punta y Neira ejerciendo de delantero.

Contagiado por el clima gélido, el Real Valladolid le costó horrores carburar. Los primeros compases reflejaron lo que iba a ser la primera parte, con la pelota en sus pies los blanquivioletas pecaron de falta de ideas para romper el entramado defensivo palentino. Aranda sacó el balón jugado, pero en frente vio una tropa rival ordenada, que apenas concedió.

Las aproximaciones no llegaron y los blanquivioletas cayeron en la precipitación. Bonilla perdió la pelota y Víctor lo aprovechó para irse en velocidad por la banda izquierda, pero su centro al área no lo pudo rematar Álvaro. Luego fue Platero el que no midió bien el salto para cortar un balón aéreo, Dani cogió la pelota, pero Aranda y Iago Parente cerraron para abortar el peligro.

El aviso a navegantes no despertó al Real Valladolid al que se le fundieron las luces en ataque. Sin brillo, los blanquivioletas echaron en falta la fluidez de Pascu para filtrar balones. Cayeron en la precipitación y las imprecisiones, al ver que nada de lo previsto salía, afloraron.  Esa situación lo aprovechó el CDI de la Amistad. Era el minuto 28 y el bote del balón llevó a la zaga blanquivioleta a la indecisión de no meter la pierna. De espaldas, Dani dibujó una chilena a lo Oliver Atom para superar a David y aventajar a los suyos.

Ese golpe inesperado dejó en la lona al Real Valladolid, aturdido e incapaz de reaccionar. El CDI de la Amistad relucía una estructura defensiva férrea que fue capaz de maniatar a los blanquivioletas sin atrevimiento, ni creación para dar la vuelta a la situación. Dani puso en una encrucijada a Platero cada vez que subía por la banda derecha. Fue el más activo de los suyos y por ahí encontró la vía para poner en aprietos a un Pucela que estuvo cerca de empatar al filo del descanso, pero nadie pudo culminar el balón habilitado por Víctor Fernández, quien se zafó de Galindo en una mala salida.

Triple cambio para tratar de dar un golpe de timón

Nada de lo visto sobre el terreno de juego le debió de gustar a Manu Olivas, que no esperó para mover ficha. Entraron de una tacada Hugo San, Pascu y Jorge para relevar a Platero, Bonilla y Enrique Peña. El efecto de los cambios fue inmediato, el Real Valladolid regresó con mayor empuje. Yago San Miguel solo pudo peinar el balón suministrado por Neira.

Minutos más tarde entró Galde y el central se hartó de enviar balones en largo a la espalda de la defensa. Trató de imprimir mayor velocidad a la circulación del balón el Real Valladolid, especialmente por la banda izquierda, donde Hugo San y Yago San Miguel trenzaron rápidas combinaciones, pero el CDI de la Amistad mantuvo la compostura firme y resistió sin apuros los intentos de amenaza local.

No quedaba más remedio que arriesgar y el Real Valladolid achuchó en su ímpetu por lograr la igualada. La aportación de Flores fue decisiva para la mejoría blanquivioleta. Primero fue Jorge el que trató de derribar el muro amarillo con un remate en un saque de esquina, luego fue Víctor con sendos remates, pero Galindo se erigió. Con el tiempo en contra, los blanquivioletas se volcaron en la igualada y fue en el último suspiro, sobre la bocina, cuando Neira cabeceó a la red un centro medido de Flores.

El duelo que iba a ser terapéutico para borrar la derrota ante el Atlético de Madrid se acabó convirtiendo en una trampa. El CDI de la Amistad, penúltimo en la tabla clasificatoria, puso contra las cuerdas a los blanquivioletas. De todas formas, su buen trabajo será recompensado, su juego no corresponde con su posición en la clasificación.  

Scroll al inicio
Ir al contenido