Inicio / DH5 / Rayo Alcobendas y Rayo Majadahonda se guardan los goles para otro día

Rayo Alcobendas y Rayo Majadahonda se guardan los goles para otro día

Ambos conjuntos lo dieron todo en el campo e intentaron batir a su rival por todas las vías posibles pero la pelota no quiso entrar

Rayo Alcobendas y Rayo Majadahonda nos sirvieron un partidazo por todo lo alto en un encuentro en el que solo les faltó el gol a ambos conjuntos. Tuvo de todo: ritmo vertiginoso, muchas alternancias en el dominio del balón, buen juego, ocasiones de cara a puerta, pero los porteros estuvieron a la altura para salvar a su equipo. Reparto de puntos, aunque ninguno se fue contento a la conclusión del choque.

La Jornada 6 nos deparaba un duelo muy interesante y entretenido para el espectador. Ambos necesitaban los puntos para alejarse de los puestos de abajo. El equipo local quería seguir con su buena dinámica y sumar otros tres puntos. Llevan tres victorias seguidas y contra rivales que está haciendo una gran campaña, como Leganés o Rayo Vallecano. Mientras que el equipo visitante, consiguió una gran victoria ante el Mérida la semana pasada que le sirve como bomba de aire para darse un respiro.

El duelo arrancó con mucha intensidad desde el principio. Ambos pugnaban en cada lance de juego. Parecía una partida de ajedrez. Si un equipo rival tenía el balón, el otro presionaba arriba obligando a rifar, o al revés. Los majariegos optaba por una presión en bloque alto ante un equipo que juega muy bien cuando tiene el cuero en sus dominios.

Con el paso de los minutos, el Rayo Alcobendas empezó a expandir su control sobre el juego en campo contrario, acumulando a jugadores en campo rival y recuperando rápido el esférico. Poco a poco, los locales se acercaban al área rival con triangulaciones rápidas por las bandas, ya que por el centro estaba muy poblado. Axel la tuvo en un remate de cabeza, pero el portero intervino con una manopla para sacar el balón en la línea.

A partir de ese momento, el choque se abrió más y eso favoreció al conjunto visitante que le quitó la posesión a su rival y no le quemaba el balón en sus pies. La respuesta del rival quince minutos más tarde con un cabezazo de Rodri tras un centro por el carril izquierdo y que la defensa iba a taponar.

En los últimos compases de la primera mitad, el entrenador del Rayo Alcobendas pedía a sus pupilos dar pocos toques por jugador para que el rival no le diera tiempo. En la última jugada, el cuadro local tuvo la ocasión más clara hasta ahora. Recuperaban el balón tras un robo en la mitad del campo, y Porto conduzco hasta línea de fondo para enviar el balón por encima del larguero.

En la reanudación del choque hubo más alternancias en el juego. Los dos querían ir a por el primero. Llegó la emoción del partido. Los primeros minutos estuvo marcado por unos errores muy graves de las defensas que les permitió a los delanteros tener grandes ocasiones, pero los guardametas estuvieron mejor para evitarlo. También estuvo marcado por las lesiones de dos jugadores del Rayo Majadahonda: López y Gordo

Uno de los nombres propios del partido fue Alejandro, el portero visitante, que salvó a su equipo en varios momentos del choque realizando varias paradas de mucho mérito, uno de ellos vino tras un buen disparo de Cachorro cuando ya cantaban el gol desde la grada. Sin duda, fue el protagonista del encuentro y gracias a él su equipo pudo rascar un punto de su visita a Alcobendas.

En la recta final del choque, los locales no supieron traducir en goles su superioridad sobre el terreno de juego y los visitantes no aprovecharon las ocasiones que tuvieron sobre todo a través de los contraataques. De hecho, tuvieron una gran ocasión para adelantarse, pero no conseguían acabar las jugadas.

Imagen: Rayo Alcobendas

Scroll al inicio
Ir al contenido