Nuevo entrenador blanquivioleta

Ricardo López dirigirá al nuevo Real Valladolid

El técnico madrileño es aún el último internacional blanquivioleta con España

Cargando...

El excancerbero cuenta con experiencia en varios banquillos, en diferentes funciones, la mayor, en Segunda B con el Racing de Ferrol como principal

xxxxxxxxxx

El Real Valladolid ha anunciado este jueves la contratación de Ricardo López como nuevo entrenador de su equipo de División de Honor. El que fuera cancerbero blanquivioleta a principios de siglo, traspasado en su día al Manchester United por cerca de tres millones de euros y último internacional español mientras se enfundaba la zamarra pucelana, cogerá de esta manera el testigo de Javi Baraja, que asciende al Promesas.

El madrileño, de 47 años, cuenta con experiencia en los banquillos, en diferentes clubes y funciones, tal y como enumera la nota oficial del club. Después de pasar por las categorías inferiores de Atlético Osasuna, entidad en la que se retiró como guardameta, pasó por el Brujas belga, fue entrenador de porteros de la selección de Japón, dirigió la academia del Arsenal en Tokio y al Racing de Ferrol en Segunda B --donde no pudo evitar el descenso a Tercera a pesar de completar una segunda vuelta digna-- y venía trabajando en la Real Federación Española de Fútbol en funciones formativas.

El exportero se hará cargo, de esta manera, de un juvenil cuyo bloque se prevé competitivo, después de terminar cuarto y tercero en las dos últimas temporadas en el Grupo V de División de Honor y de que las generaciones que vienen hayan sido campeonas en 2018 en Liga Nacional y subcampeonas en la temporada que viene de acabar. Cabe la posibilidad, además, de que en sus filas milite más de un jugador de los que han sido campeones los dos últimos años de la Cadete Regional. No en vano, en sus manos estarán futbolistas como Maxi (guardameta como él), Iker (extremo derecho reconvertido a lateral), Cerro (mediocentro), Adrián Carrión (centrocampista creativo) o Torres (delantero), en los que hay muchas esperanzas puestas de cara al futuro.