Inicio / DH5 / Un Madrid superlativo certifica su billete para la Copa del Rey
Un Madrid superlativo certifica su billete para la Copa del Rey
Jª 15. RAYO CIUDAD ALCOBENDAS 1-3 REAL MADRID C.F.

Un Madrid superlativo certifica su billete para la Copa del Rey

El equipo entrenador Álvaro Arbeloa se puso el mono de trabajo para sellar esta victoria muy merecida. Jugaron a un nivel excelso en todas las facetas de juego desde el inicio y ya empieza a carburar y a ser un equipo reconocible. Jugando como en el día de hoy resulta muy complicado vencer al cuadro blanco. El Rayo Alcobendas fue superado en todo momento. Aún así, Fabián pudo maquillar el resultado a los

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Ambos cuadros afrontaban la última jornada de la primera vuelta con diferentes rachas. El Rayo Alcobendas llegaba a esta cita con la difícil misión de levantar cabeza tras no conseguir la victoria en las dos últimas frente a dos rivales de “su liga”. El Real Madrid llegaba en la mejor dinámica de la temporada, con 3 victorias seguidas. El equipo blanco tenía como mínimo que empatar para sellar su billete para la Copa del Rey.

Desde el inicio se vio a un Madrid muy dominador, llevando la iniciativa con el balón en sus pies. El Rayo Alcobendas estaba bien resguardado atrás esperando en su campo para pillarlos a la contra. Los visitantes necesitaban madurar y tener paciencia para encontrar un espacio. Los locales intentaban presionar en su campo la salida del balón madridista, pero con el riesgo de dejar muchos espacios atrás

En una de ellas, el Madrid aprovechaba los espacios para anotar el primero. Buena salida de balón desde atrás. Iker Bravo abre para Youseff que la pone para la llegada de Hugo de Llanos para adelantar a los suyos. La primera ocasión clara va para dentro. La siguiente la tuvo los locales. Robo en tres cuarto Camacho se la dio a Isi que perdonó ante el portero. Buena respuesta de los locales que se les ha puesto el choque cuesta arriba.

El conjunto de casa intentaba sacudirse del dominio visitante, pero el Madrid estaba robando muy rápido. Estaban pisando el acelerador porque parecía que el segundo estaba a punto de venir. Mesonero la tuvo tras una jugada personal pero su disparo se fue por muy poco. Si logra meter ese disparo hubiese sido un auténtico golazo. De nuevo la tuvo Camacho tras un pase largo pero su disparo fue muy fácil para el portero. El Rayo haciendo daño haciendo uso de sus armas.

En un error en la salida de balón de los Quejigo casi les condena. Pase atrás muy comprometido, Yáñez lo ve presionando al portero y el jugador del Madrid se queja de que le han agarrado y no le han dejado disparar. La jugada es muy rápida, pero es cierto que el portero hace lo suficiente para que no llegue.

El Madrid encarriló el partido en el último tramo. El balón le llega a la derecha para Fortea que ve solo a Iker Bravo para que con un control se deshaga de su defensor y con otro toque fusiló al guardameta. Octavo gol para el delantero en lo que va de campaña. Muy superior el Madrid en todas las facetas de juego. El Rayo estaba sobre la lona, muy aturdido. El cuadro visitante está muy bien plantado sobre el terreno de juego. Iker Bravo estaba muy inspirado y estaba en todas las jugadas de ataque. Fortea tuvo el tercero en otro ataque vertiginoso, pero se fue por poco arriba.

En la reanudación del choque, el equipo de Arbeloa iba a seguir mandando. Continuaba con el vendaval e iba tener tres ocasiones muy claras. Todas de Iker Bravo. La primera tras un disparo muy flojo del delantero, fácil para el portero. La segunda fusiló al portero y evitó el tanto en el larguero. La tercera, otra vez el portero paró el tiro.

No pasa nada, cinco minutos después el equipo blanco sentenciaba con otro tanto de Hugo de Llanos que remataba a placer un centro de Fortea. Quedaba mucho por delante y el Rayo Alcobendas era incapaz de provocar alguna ocasión con peligro. Muy inferiores a sus rivales y estaban dejando una mala imagen ante su público.

Con el paso de los minutos, el conjunto local tiró de garra y quiso maquillar el resultado para poner picante al partido, pero hasta entonces la defensa del equipo madridista estaba muy bien. Los atacantes locales apenas se iban de ellos. Iba ser un defensa, Fabián, quien metiese el tanto para los locales tras un cabezazo a balón parado. En los últimos minutos, el Madrid intentaba ralentizar y temporizar el choque jugando con el balón. 

Scroll al inicio
Ir al contenido