DOLOR DESGARRADOR

BANDERA A CUADROS MUGELLO 2021

Cargando...

Cuando Jose Luis Poblador me dió la oportunidad de contar en PoblaFm las andanzas de nuestros Pilotos en las carreras, nunca se me pasó por la mente que tuviera que hacer la crónica de la muerte de un Piloto de 19 años en un Gran Premio, el dolor me invade pero tengo que continuar.

50 2 4 5 6 7 8 11 12

Hoy me toca hacer la crónica que nunca hubiera querido escribir, ni siquiera me hubiera gustado vivir a través de la Tv y seguir por las redes el dolor de la tragedia que supone ver como un joven de 19 años, sano, deportista haciendo lo que más le gusta, se deja la vida en el asfalto en el transcurso de los últimos entrenos previos a una carrera. Soy padre, tengo hijos un poco más pequeños y un poco más mayores que Jason, me gustan las motos y he inculcado este deporte a mis hijos desde muy pequeños, entendiendo que hay un riesgo pero siempre controlado. Un circuito es un lugar seguro, no hay barreras con las que poder impactar, guarda railes con los que golpearse y seccionarte, una UVI móvil equipada con personal sanitario para atenderte, estabilizarte y trasladarte a tiempo al mejor hospital disponible y cercano, si hablamos del Mundial añadimos la Clínica móvil y un Helicóptero medicalizado. Los pilotos tienen que correr con cascos, monos, guantes, botas, protecciones, airbag y todo homologado para competición, para la mayor seguridad. Hay una comisión de seguridad que se encarga de revisar los protocolos por si hay un accidente que el riesgo sea casi cero, comisarios en todos los sitios con banderas para señalizar rápido donde hay una situación de peligro, accidente, para que puedan avisar con tiempo al resto de pilotos y estos puedan aminorar y  esquivar a tiempo esa situación peligrosa de la pista. Los pilotos denuncian una curva una falta de escapatoria, algo que consideren peligroso para que se modifique y corrija y poder evitar algún accidente fatal, pero a veces todo esto no sirve de nada, la fatalidad, un cúmulo de  circunstancias anómalas se dan en el peor momento posible y desencadenan el mayor  de los escenarios terroríficos , el accidente grave y la posterior muerte del deportista.

Comienza el dolor, el desasosiego por no tener noticias pero el espectáculo debe continuar, ¿de verdad?. Sí, el Continental Circus no para, todos intentamos seguir con normalidad, rezamos, pedimos por el accidentado y la actividad de los entrenos y la carrera continúan intentando normalizar un drama del que no se emiten imágenes , y  me parece bien, porque estas no ayudan a nada. Los aficionados y algunos medios seguimos discutiendo sobre banalidades, si tal o cual comportamiento de algún piloto durante los entrenos es vergonzoso, la teoría de la conspiración de los neumáticos contra algunos pilotos por su nacionalidad, que si Rosi debe o no retirarse ya para dejar de arrastrarse por los circuitos y  perder su imagen de mito, etc, y de repente un twitt de uno de los pilotos envueltos en el accidente, da las gracias a las personas que se ha interesado por su estado, un chaval igual o menor al más perjudicado medicamente en el accidente, que quizá por haber impactado de forma involuntaria en esta tragedia necesita ayuda para quitar la presión que tiene por lo ocurrido, el desasosiego por la falta de noticias, el miedo porque pueda ocurrir lo peor y se le pueda juzgar como responsable, ESTA PIDIENDO AYUDA A GRITOS, ESTA PIDIENDO QUE ALGUIEN LE HABLE COMO SI NO HUBIERA PASADO NADA, necesita  serenarse, mañana va a tener que saltar al asfalto y jugarse la vida porque el espectáculo debe continuar, porque los patrocinadores pagan, porque las TV pagan, porque el público pide su cuota de espectáculo porque han pagado, eso sí, todos estamos de acuerdo que ayer y hoy lo más importante es el piloto que está en el hospital debatiéndose entre la vida y la muerte  y nos vamos a sumar a la causa de ser el que más lo siente con tweetts, mensajes, fotos , lo que sea, ahora , el resto de implicados en el ¿accidente? , a esos nada, no intentes darles ánimos porque te van a insultar, ¿quién? ¿aficionados? . Yo creo que no lo son, creo que son personajes que pululan las redes con un solo propósito, sumar twitts, likes y notoriedad durante unos instantes, irresponsables a los que les da igual el accidentado, los involucrados, el deporte y cualquier cosa que no sea su twett, like, comentario o su número de seguidores , que lástima.

 

Me siento identificado con el padre y la madre de JASON, aunque no puedo hacerme una idea del gran dolor que deben estar pasando tras la pérdida de su hijo, algo para lo que no estamos preparados, algo que nunca llegamos a superar por mucho que lo intentemos endulzar con los argumentos de que ha fallecido haciendo lo que más le gustaba, él hubiera querido que los entrenos y la carrera continuaran, lo digo y lo escribo pero no me convenzo a mí mismo, esos padres, ese dolor, esa soledad, ojalá las imágenes del minuto de silencio de los pilotos , de los homenajes que se han hecho en el podio, de las fotos que se han puesto ,de las crónicas que se han escrito les sirvan para mitigar una parte de ese tremendo e insoportable dolor y soledad que no les va a abandonar nunca

Hoy me vuelven a la memoria pilotos como KATO, SIMONCELLI nuestro LUIS SALOM, pilotos que no olvidamos, porque si lo hacemos será cuando realmente desaparecerán, pienso en sus padres y se me inundan los ojos, quizá el dolor tan grande te haga fuerte, la pasión que estos chicos tenían les inspiren a seguir adelante, acudir a las carreras, verlas por la TV, montar un equipo y seguir con otros pilotos como en el caso del padre de Simoncelli, no sé, creo que yo no podría, mi dolor y pena me impedirían respirar, la sensación de culpa...........Pensemos un poco en todos los implicados, en lo duro que debe ser para todos ellos, en la necesidad que tendríamos que tener el resto y recapacitar si seguir por el bien del espectáculo, o pararlo , permitir que los pilotos puedan respirar, pensar descargar presión y no tener que salir a pista con la difícil carga emocional que el accidente ha generado.

Ojalá no vuelva a pasar más, ojalá lo único que nos preocupe en el futuro sea saber si MICHELIN hace lo que quiere con los neumáticos, que se penalice al que se pega al más rápido para poder clasificarse, si los sistemas de penalización por superar las líneas son justas , si los nuevos sistemas de control de la suspensión para las salidas deben ser idénticos como las centralitas, pero sobre todo , que seamos conscientes que el RIESGO EXISTE y cuando pase algo como lo de este fin de semana no podemos hacer como si nada ocurriera, actuar como Hooligans, insultar y faltar el respeto a todo el mundo, porque entonces no seremos aficionados al motociclismo, seremos unos indeseables fanáticos.

EL GRAN PREMIO:

Si lo habéis visto, habréis podido comprobar lo tremendamente accidentado que ha sido, quizá por la pista, la temperatura, los neumáticos, o el propio estado anímico de los pilotos (aunque se desconocía el fallecimiento de JASON durante las carreras de MOTO 3 y MOTO 2) o la suma de todo. Un fuerte aplauso a todos ellos, ya que han demostrado que aun faltando un miembro de la Familia del Campeonato, la incertidumbre que había respecto a su  estado, les han pedido que salieran a pista y lo han hecho con total profesionalidad, bravo por ellos, bravo por todos los trabajadores del circuito, por todos los técnicos, los miembros de los equipos sanitarios, seguridad, cámaras, periodistas, por todos los que este fin de semana han tenido que estar al pie del cañón aunque no tuvieran ganas ni humor para estar por el bien del espectáculo. Ánimo para todos los que os habéis visto implicados en el accidente, NO TENEIS NINGUNA CULPA, y un aplauso para los que además habéis subido al podio y le habéis dedicado vuestra carrera a JASON (D.E.P.)