Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda B / Malditos últimos minutos

Malditos últimos minutos

Todo se desarrolló en una desapacible, fría, costosa, y hasta dura tarde del más puro invierno madrileño en el Mariano Rodríguez,  con los chicos de Granero peleando cada balón como si fuese el último, siendo valientes como en la segunda parte y yendo a cerrar el partido, pero el SD Gernika aún tenía algo que decir en este duelo de colosos esperándose a la última jugada para empatar un partido que mereció ser del Naval, pero una vez más se escaparon los tres puntos en el tramo final. Malditos últimos minutos.

La primera parte transcurrió sin grandes sobresaltos, con alguna intervención de Lejárraga quien estuvo bastante seguro bajo palos, y que sirvió para que ambos equipos se tanteasen, se probasen, ver cómo puedo hacer daño al rival, por banda, por dentro, quizás se abusó demasiado del balón por arriba, y conviene recordar que el gol vino de una jugada con el balón en tierra firme aunque también es cierto que el equipo vasco apretó, y de qué manera, constante, como un martillo, sin dejar pensar a los jugadores rojiblancos.

En esta situación nos fuimos al descanso, sin modificaciones de ningún tipo, distinto tiempo, misma pelea, misma intensidad, y en estas andábamos cuando adivinen, Joaquín, ese jugador que no deja de asombrarme por el temporadón que esta está marcando, por el repertorio que nos regala en cada partido, ese mismo, realiza una jugada por banda metiéndose hacia dentro, y realizando un disparo descomunal que termina en el fondo de la red de la portería del SD Guernika. A partir de ese momento, el CDA Navalcarnero empezó a encontrarse mejor, los cambios ayudaron entrando en escena Fran y Chema, quienes tuvieron la oportunidad de poner el segundo gol en el casillero local, pillando a la contra al equipo visitante.

Pero entre tanto contraataque, tanto ir y venir, quizás bajaron la guardia los locales y ya se sabe lo que sucede en esta categoría cuando pierdes la concentración y la atención, que los errores se pagan caros. Aprovechó el SD Guernika, llegando hasta línea de fondo para poner un centro medido, perfecto, que sólo tuvo que empujar el balón para así empatar el partido, dejando a una grada más helada de lo que ya estaba, y lastimando que otra vez, en los minutos finales, se volvían a escapar tres puntos importantes para afianzar esa salvación cuantos antes. Malditos últimos minutos diría más de un@…

 

Real Madrid Castilla 1-1 Navalcarnero

 

Entrevista con Chema Moreno

 

Ir a descargar

Entrevista con Manu Jaimez

 

Ir a descargar

Scroll al inicio
Ir al contenido