Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda B / El Unión Adarve lucha pero cae en Valladolid
El Unión Adarve lucha pero cae en Valladolid
El Unión Adarve lucha pero cae en Valladolid
Jª 30.- Real Valladolid B 2-1 Unión Adarve

El Unión Adarve lucha pero cae en Valladolid

El conjunto del barrio del Pilar acortó distancias en la segunda mitad, pero fue insuficiente después de verse superado en la primera

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El Unión Adarve sumó su tercera derrota consecutiva tras caer en los Campos Anexos al José Zorrilla frente a un Real Valladolid B que fue superior durante una hora de encuentro. Aunque los cambios que introdujo Astu y la pasividad del técnico rival permitieron a los lobos meterse en el partido y buscar el empate hasta el final, nunca llegaron a generar ocasiones suficientes como para conseguir empatar e incluso Parras debió evitar en varias ocasiones el tercer gol.

Por segunda jornada seguida el Promesas asestó un golpe que puede ser mortal a un conjunto madrileño. Si la semana anterior hundió un poquito el barquito del Navalcarnero, en esta ocasión fue el Unión Adarve el que sufrió el buen momento del conjunto vallisoletano, plagado de jugadores de calidad. Del buen hacer de varios de ellos llegó el dominio local, casi incontestable desde el inicio a pesar de la fuerte presión sobre la salida de balón que ejercían los del barrio del Pilar. 

Así, sobre todo por el costado derecho, el filial pucelano fue generando sinergias que se convirtieron en acciones profundas, más veloces y directas cuando la amenaza sobre el poseedor era mayor y algo más calmadas cuando el Adarve se situaba en bloque medio. En ese lado diestro, el lateral todavía juvenil Apa se creció para imponerse a sus diferentes pares -cambiantes- y para llegar hasta la línea de fondo y poner el primer centro peligroso que se paseó alto frente a la puerta de Parras.

El uno a cero no tardaría en llegar de una rápida acción por ese mismo lado. El Real Valladolid B salió veloz con el balón tocado y este le llegó a Kuki Zalazar en el pico del área, que tras un recorte se sacó un disparo. Parras lo tocó y golpeó en el palo, pero Miguel, máximo goleador de los blanquivioletas e incluido entre los 77 mejores futbolistas sub 20 de España que selecciona Fútbol Draft, apareció con la caña para remachar y llevar el dominio al marcador.

Los envíos frontales sobre Adighibe fueron una constante que venía funcionando en las últimas semanas, en las que el delantero nigeriano había visto puerta en tres ocasiones. Sin embargo, esta vez se las tuvo tiesas con Sali, central también africano (ghanés) que ya ha debutado con el primer equipo del Pucela y que no le concedió un solo metro. Y cuando aquellos balones directos eran ganados por el nigeriano o había opción a una segunda jugada, Adighibe no encontraba la compañía necesaria para generar situaciones peligrosas sobre la portería de Samu Pérez, pese a ello, inseguro por alto.

El volumen de juego de los vallisoletanos era amplísimo; la sensación de dominio, total. Así, aunque no generaban demasiadas oportunidades, pronto en la segunda parte llegó el dos a cero, tras una gran acción personal de Miguel, que dejó sentado a su par y gambeteó sobre la línea de cal como un funambulista. Desde allí, próximo a la meta, puso el balón al corazón del área, donde Kuki Zalazar solo tuvo que poner la bota para elevar la renta.

No obstante, Astu aún tenía mucho que decir. Cargó el campo rival con un segundo delantero y con un mediapunta, tratando de forzar más a Sali y a Jaime Sánchez, ambos con amarilla. Miguel Rivera tardó en darse cuenta de que la batalla ya no estaba en el centro del tapiz, sino a la espalda de sus medios, y en estas, en la última media hora el Adarve fue encimando poco a poco a sus rivales hasta que se metieron casi en su área a defender.

El propio Salisu cometió un penalti que convirtió Berodia en el dos a uno y que pudo dar alas a los lobos, si bien el arreón final no sirvió ni siquiera para aproximarse al empate. Aunque el Adarve quiso tirar de veteranía, físico y corazón para empatar, la entrada de Mario Robles como apoyo y escudo antiaéreo terminó por ser decisiva, porque el capitán blanquivioleta abortó cualquier intento tanto en los ya habituales envíos frontales como en algún que otro centro lateral.

Incluso, Parras, que ya había hecho un paradón a Raúl Navarro, se tuvo que crecer para evitar en algún contragolpe el tercero en las botas de Waldo, un golpe que habría sido mortal pero que el filial no precisó. No le hizo falta anotar otro gol para conseguir tres puntos que alejan a su rival a diez a falta de ocho jornadas, distancia que se antoja decisiva salvo hecatombe. La derrota, la tercera consecutiva del Unión Adarve, unida a la victoria del Burgos sobre el Atleti B, distancia los puestos de salvación a siete puntos. Más próximo, aunque un punto más alejado que la semana anterior, se encuentra Las Palmas Atlético, situado en posición de play-out a cuatro unidades.

 

Ficha del partido

Real Valladolid Promesas: Samu Pérez; Apa, Jaime Sánchez, Sali, Corral; Raúl Navarro, Kike Pérez; Zalazar, Javi Pérez (Mario Robles, min. 81), Waldo (Pedrosa, min. 85); y Miguel.

Unión Adarve: Parras; Miguel, Olmedo (Álvaro Sánchez, min. 58), Juanma, Jordi; Darío, Richi Jr.; Gianni, Onega (Berodia,min. 58), Ángel Auñón (Miñambres, min. 46); y Adighibe.

Goles: 1-0, min. 36: Miguel. 2-0, min. 48: Kuki Zalazar. 2-1, min. 75: Berodia (p.).

Árbitro: Gao Aladro, asistido en las bandas por Rojas Oineda y por Menéndez Riestra, del colegio asturiano. Amonestó a los locales Sali, Jaime Sánchez y Waldo y a los visitantes Richi Jr. y Berodia.

Incidencias: Trigésima jornada del Grupo I de la Segunda División B, disputada en Los Anexos, ante más de trescientos espectadores en una mañana soleada.

Scroll al inicio
Ir al contenido