Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda B / ‘Sanse’ y ‘Naval’ aprueban con nota en su debut en Segunda B
'Sanse' y 'Naval' aprueban con nota en su debut en Segunda B
'Sanse' y 'Naval' aprueban con nota en su debut en Segunda B

‘Sanse’ y ‘Naval’ aprueban con nota en su debut en Segunda B

Hablamos con Diego Montoya y Juanjo Granero, entrenadores 'junior' en la categoría de bronce
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

La categoría de bronce arrancaba el pasado fin de semana con dos viejos conocidos del fútbol madrileño, la Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes y el Club Deportivo Artístico Navalcarnero, sacando pecho. En fútbol, como en la vida, a veces valen más las ganas y el descaro que la experiencia y el bolsillo para comenzar con los victoriosos tres puntos adornando el casillero. Así se estrenó el ‘Sanse’, ganando al Gernika por 2-1, con goles de Pichín y Fer Ruiz. Así empezó también el ‘Naval’, imponiéndose 2-0 -gracias a Jesús y Manu- al Amorebieta. En Pobla FM hemos querido conocer las impresiones de los técnicos de ambos equipos, Diego Montoya y Juanjo Granero.

Diego Montoya recogió en junio el testigo de Mateo García en el banquillo sansero. Se encontró un club eufórico tras el ascenso a Segunda B y un nuevo reto al que enfrentarse. El ex entrenador del filial del Alcorcón se propuso hacer una plantilla compensada, con una decena de jugadores que habían logrado la pasada temporada el campeonato y el ascenso, y otra decena de incorporaciones que dieran un nuevo aire al equipo y aportaran su experiencia en Segunda B. En cinco semanas de pretemporada, el Sanse de bronce está listo para la pelea. “El objetivo es sumar cuanto antes alrededor de 45 puntos para salvar la categoría”, explica Montoya. “En esta categoría no hay ningún partido fácil. Vamos a afrontarlos con intensidad e intentando dominar y superar al rival”, añade.

El adversario a batir más inmediato es uno de los más correosos de la competición, el SD Leioa. Esta es su tercera temporada consecutiva en Segunda B y este año han empezado empatando en Las Gaunas frente al Logroñés. No cabe duda de que los de Ígor Gordobil -que también se estrena en la categoría- no dejarán pasar la ocasión de brindar la primera victoria en casa. “El Leioa tiene muchísima capacidad para mantener el balón, pero vamos a tratar de contrarrestar su juego para ganar”, comenta el técnico del Sanse.

Esto es algo que tendrán que demostrar este sábado, a las 19 horas, en Sarriena. “Sabemos que va a tocar sufrir. Tenemos que adaptar nuestro juego a la categoría, que es muy distinta a la Tercera, pero tenemos equipo para salvarnos y consolidar al Sanse en Segunda B”, concluye Montoya.

27619548896_d6f3d15e0d_o

El otro debutante de bronce es Juanjo Granero. Renovó su compromiso con el Naval en la que será su cuarta temporada al mando de un equipo que hizo sufrir a todo aficionado al fútbol modesto madrileño. Se logró el ascenso de la misma manera que se escriben los clásicos que quedan para la Historia, con la épica brotando a raudales. Así lo contaron en este mismo medio Jorge Morales con su pluma y su voz desde el Mariano González, y Miguel Ángel Mena con su buen ojo y su cámara.

Granero recibió este ascenso como un premio que no hubiera podido conseguir con otro equipo que no fuera el Naval. Costó llegar, pero ya han demostrado en esta primera jornada que han venido para quedarse. “Cualquiera que nos conozca sabe que vamos a dar mucha guerra”, reconoce. Con menos de un mes para preparar la nueva temporada -acabaron el 26 de junio, y comenzaron a entrenar de nuevo el 20 de julio- el entrenador madrileño ha sabido reforzar el equipo de acuerdo con el escaso presupuesto del que dispone el club, uno de los más modestos del grupo II de Segunda B.

De la veintena de jugadores que forman la plantilla, apenas cinco han disputado algún partido en la nueva categoría. Aun así, el míster está convencido de que el Naval es un equipo competitivo. Y hasta la fecha nadie tendrá nada que objetar. El Naval ha comenzado con el pie derecho, ganando al Amorebieta y protagonizando una de las mejores sorpresas de del inicio liguero. “Teníamos ganas de enfrentarnos a un equipo ‘fuerte’, a priori superior; eso hace que te tomes las cosas más en serio”, apostilla el míster. No obstante, en Navalcarnero saben que más complicado que llegar es aún más mantenerse. “La gente está muy ilusionada y, con trabajo, lograremos el objetivo de la salvación”, mantiene Granero con confianza.

Este sábado, a las 18 horas, les toca viajar a Vizcaya para enfrentarse al Gernika y comprobar si esa energía y ese buen hacer siguen para continuar sumando puntos. Granero estuvo buscando sus puntos débiles en Matapiñonera, por lo que todo indica que no se dejarán sorprender. “El Gernika es un equipo muy duro físicamente, con un buen juego aéreo”, explica, examinándolos casi de manera científica. “Pero son del mismo corte que nosotros”, indica. “No me asusta ningún equipo en especial. Esto es competición y es deporte”, concluye Granero. Que siga rodando el balón.

Scroll al inicio
Ir al contenido