Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda / Casto y la madera impiden la victoria del Alcorcón
Pobla FM

Casto y la madera impiden la victoria del Alcorcón

La efecto Velázquez no pudo saldarse con victoria en el primer encuentro que dirigió el nuevo entrenador, (0-0). El Alcorcón lo intentó por todos los medios para llevarse la victoria, pero se encontró con la madera y con Casto. La afición de Santo Domingo esperaba con ilusión la nueva era de los alfareros, tras pasar página a la etapa de Cosmin Contra. El técnico salmantino metió de inicio a Iván Alejo y a David Navarro, que regresaba a Santo Domingo en el once inicial.

El equipo de Julio salió muy enchufado, dificultando la salida de balón del conjunto andaluz. Ambos equipos se encontraban muy sólidos sobre el verde, pero el Alcorcón le estaba dando más ritmo al partido. El colegiado, muy activo a la hora de mostrar cartulina advirtió a ambos entrenadores, y en el minuto 24 le sacó la segunda amarilla al capitán almeriense, Fran Vélez, dejando a los visitantes con diez el resto del partido. A partir de este momento, el Alcorcón le metió una marcha más al encuentro, arrinconando al conjunto de Fernando Soriano en su propio campo. En el minuto veinticinco, en una jugada embarullada, el Alcorcón consigue anotar el primero, pero el colegiado no lo dio por bueno, ya que el jugador alfarero se encontraba en posición antirreglamentaria.

El Alcorcón gozaba de largas posesiones, el Almería asomaba tímidamente la cabeza por medio de Fidel, pero David Rodríguez gozaba de las ocasiones más claras para adelantarse en el marcador. En la siguiente jugada, David la iba a volver a tener, pero se encontró con Casto. El empuje del Alcorcón era un asedio. El Almería pedía a voces el descanso y veía como los de Julio llegaron al final del primer tiempo muy superiores. Tras la reanudación más de lo mismo, los quince minutos fueron sinónimos de una pausa publicitaria de la misma película. Los alfareros ponían el juego, mientras que al Almería le tocaba resistir otros 45 minutos más.

Toribio empezó avisando en el segundo tiempo, y Manuel Sánchez golpea el cuero en la madera acto seguido. Los cimientos del Municipal temblaron, pero el marcador se mantenía intacto. Pasaban los minutos, el gol no llegaba, y Julio muy activo desde la banda alentaba a los jugadores para hacer llegar el primer tanto. David Rodríguez se abrió camino por la banda, vio espacio suficiente para dejar el esférico en las botas de Luis Fernández, que no tenía que hacer nada más que empujar el balón para batir a Casto, pero por muy poquito no llegó y Santo Domingo vio como el esférico se paseaba por la línea de gol. El Alcorcón no bajaba los brazos, había tiempo para abrir la lata, y Toribio lo seguía intentando.

En Rueda de Prensa, Julio Velázquez considera que a nivel futbolístico “han sido merecedores de la victoria“. No solo cuando se encontraban en “superioridad numérica han sido mejores, sino también en igualdad”, dijo el entrenador. El técnico se va “orgulloso del trabajo y de la entrega de los jugadores” que han demostrado sobre el terreno de juego. La primera prueba la va a calificar como positiva, pero añade que “esta competición es muy larga”. Admite que cuando llegó “la plantilla estaba un poco bloqueada, pero es una plantilla joven”. Le preocupa la falta de gol, pero advierte que “lo primero que hay que hacer es generar ocasiones de gol  y luego materializarlas”. Velázquez sentencia que “hay que ser optimistas, pensar que el equipo va a seguir progresando y que a nivel ofensivo hay que ser más fiables”.

Faltó el gol, pero si algo caracteriza a la hinchada alfarera es por luchar hasta el último minuto del último partido. El Alcorcón hoy ha luchado, no ha podido llevarse la victoria, pero es el primer punto de una nueva era que no ha hecho nada más que empezar.

Imagen Beatriz Cobos

Scroll al inicio
Ir al contenido