Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda / El Alcorcón no puede con el colista
El Alcorcón no puede con el colista
El Alcorcón no puede con el colista
Nàstic 1-1 Alcorcón

El Alcorcón no puede con el colista

Nàstic y Alcorcón se repartieron los puntos en el Nou Estadi de Tarragona (1-1). El conjunto catalán comenzó marcando por medio de Juan Antonio Delgado, pero poco después Bakic se encargó de poner las tablas definitivas en el marcador.

El Nàstic, colista, se tomaba el partido como una auténtica final. El Alcorcón quería recuperar sensaciones y olvidarse de la última derrota en casa frente al Numancia. Los de Velázquez, de nuevo ante su mayor reto esta temporada, ganar fuera de casa. Nada bien pintaba el inicio del partido para los alfareros, ante un Nàstic muy superior que poco se parece a lo que refleja la clasificación. El Alcorcón, desaparecido, se veía arrollado por los hombres de Juan Merino que no daban oportunidad a los alfareros. Mossa iba a ser el mayor quebradero de cabeza para los amarillos, pero sus fuerzas se vieron contrarrestadas cuando el jefe de la portería es Dmitrovic. El Alcorcón estaba completamente fuera del partido. Los locales apretaban, querían la victoria. Ganar era vital para ellos y una necesidad para abandonar el farolillo rojo de la tabla que solo tiene una salida, la Segunda División B.

Tan solo catorce minutos tuvo que esperar el público de Tarragona para cantar gol. Juan Antonio Delgado, completamente solo en el área, remata a placer en una jugada ensayada, para meter el primero a favor del Nàstic. El clamoroso fallo defensivo de los alfareros, que dejaron libre de marca al rival, condenó al equipo. Otra vez tocaba remar con el marcador en contra, cuando aún quedaba un mundo de partido en el que podía pasar cualquier cosa. El Gimnàstic continuaba moviendo el esférico a su antojo, claro dominador del partido. Cordero volvía a avisar ante un Alcorcón que no había terminado de bajarse del autobús. Nada le estaba gustando a Velázquez el rendimiento de su equipo, y decidió mover ficha. Martín Luque fue el sacrificado. Abandonó el terreno de juego dando entrada a Álvaro Giménez. Varita de santo la de Julio que consiguió activar al equipo. Solo tres minutos después, Kadir golpea una falta, y tras una mal despeje, el esférico cayó rendido a los pies del recién llegado Bakic. El refuerzo invernal dejó el esférico en el fondo de la portería tras un sensacional golpeo desde fuera del área. Los alfareros volvían a funcionar.

Con el empate a uno establecido en el marcador, era un volver a empezar para los dos conjuntos. Si los locales se tomaban el partido como una auténtica final, el empate no servía. Por el lado de los alfareros había ganas de conseguir la segunda victoria consecutiva a domicilio. El Alcorcón se estiraba poco a poco. Álvaro Giménez y David Rodríguez se aproximaban con peligro pero sin recompensa. El verdadero héroe del partido para los alfareros llevaba unas manoplas en las manos, y estaba bajo los tres palos. Sí, Dmitrovic atrapó todo lo que le venía, y paró las continuas embestidas de Emaná. El serbio evitó la derrota del conjunto alfarero y la victoria de los colistas. Julio Velázquez lejos de pensar que el partido estaba controlado decidió dar entrada a Víctor Pérez y a Iván Alejo en lugar de Bakic y Pablo Pérez. Finalmente el Alcorcón no pudo llevarse a Santo Domingo los tres puntos, y acumula ya dos partidos sin conocer la victoria. El Nàstic por su parte ocupará al menos una semana más el farolillo rojo de la clasificación. Dmitrovic evitó el triunfo del cuadro de Juan Merino en un partido en el que los locales merecieron más.

Imagen de Natalia Rojas

Scroll al inicio
Ir al contenido