Inicio / Fútbol / Fútbol de Tercera / Toni Morales: ¿quién no teme a este lobo feroz?
Toni Morales: ¿quién no teme a este lobo feroz?
Toni Morales: ¿quién no teme a este lobo feroz?

Toni Morales: ¿quién no teme a este lobo feroz?

No se cansaba de hacer goles por los campos de Preferente con el Sitio de Aranjuez y con el Real Aranjuez y ahora no se cansa de hacerlo por los campos de Tercera División. Toni Morales es un lobo con sed de sangre y está demostrando con el S.A.D. Villaverde San Andrés toda su calidad en un terreno de juego. Porque fuera de él, ya todos sabíamos que tenía mucha.

Veloz depredador crepuscular,
Zibi y la llamada de la luna,
que como tu voracidad ninguna
huele sangre de gol al atacar.

Bello di notte, de fauces lobunas,
el torvo animal del viento polar,
zarpazo mortal del verbo ganar,
bestia imparable levanta tribunas.

El mundo del fútbol tiene nuevos protagonistas cada día, cada semana, cada mes, cada año. Convertirse en novedad es relativamente sencillo, aunque esa “fama” tan curiosa sea cuestión de horas en muchas ocasiones. Sin embargo, de repente surgen algunos futbolistas que parecían no estar en las quinielas de muchos para llegar al lugar que ocupan actualmente.

Nacido y criado en Aranjuez, el personaje de esta historia ahora no se cansa de marcar goles al sur de la ciudad de Madrid. Exactamente en el S.A.D. Villaverde San Andrés, popularmente conocido como el ‘Botti’, por su anterior nomenclatura, la cual tuvo hasta el año 2017. Su nombre es Toni Morales y nunca ha parado de trabajar para lograr lo que está consiguiendo en el cuadro matritense: disfrutar del fútbol haciendo lo que mejor sabe hacer.

El arancetano llegó al S.A.D. Villaverde San Andrés en el pasado mes de octubre después de desvincularse del Sitio de Aranjuez. Era una oportunidad única que no podía desaprovechar. Y Toni no está defraudando. Está hartándose de marcar goles con el ‘Botti’ y haciendo disfrutar a sus aficionados con sus espléndidas cabalgadas. De hecho, el delantero es el máximo goleador de su equipo con ocho tantos.

Entre David Trézéguet y Didier Drogba, Fran Santano

¿Cuál es su secreto para hacer goles sin parar? ¿Un pacto con el diablo? ¿Magia negra? Para nada. Él lo deja claro: “Los goles en muchas ocasiones son fruto del trabajo de todo el equipo. Secretos no hay, simplemente mucho trabajo y sacrificio e intentar ver la jugada antes que el defensor, lo que te da más opciones de marcar”. Pero un goleador nato como él es imposible que no se haya fijado en nadie para mejorar. Como todo amante de este maravilloso deporte, tiene muchas referencias en el fútbol de élite para seguir mejorando. O, mejor dicho, tenía. Morales nombra a dos exdelanteros que para él siempre fueron una fuente de inspiración continua: David Trézéguet y Didier Drogba. Mientras que el francés fue uno de sus ídolos de la infancia, él siempre se ha identificado con el ex de Chelsea y Olympique de Marsella.

Tener al galo y al africano como ídolos parece relativamente fácil. No obstante, el ariete tampoco duda cuando le preguntan por un referente más terrenal, más de su día a día. Al margen de sus compañeros del ‘Botti’, se queda con su amigo Fran Santano, con el que coincidió en el Real Aranjuez.

Lleva apenas seis meses en su nuevo equipo, pero el atacante madrileño se ha adaptado de manera espectacular a la dinámica del club, algo que ha sido fundamental para su explosión goleadora en una categoría tan dura como es la Tercera División. Cuando le llegó la oportunidad de fichar por una entidad tan histórica, no lo dudó ni un segundo: “El Villaverde se fijó en mí para reforzar el ataque y no dudé en aceptar el reto”, comenta.

El Villaverde se fijó en mí para reforzar el ataque y no dudé en aceptar el reto

La temporada pasada se salió con el Sitio de Aranjuez en la Preferente madrileña, pero una lesión le impidió seguir demostrando su nivel. Si no se hubiera lesionado, quizás la llamada que sí recibió al inicio de esta temporada la hubiera contestado varios meses atrás. Sin embargo, el Lobo, como se le conoce, volvió con más fuerza y un principio de liga espectacular esta temporada con el conjunto arancetano provocó que el S.A.D. Villaverde San Andrés se fijase en él y se hiciese con sus servicios.

Un licántropo sediento de goles

Algunos pudieron pensar que el salto de categoría le iba a pasar factura a nuestro protagonista. Nada más lejos de la realidad, pues Toni Morales sigue perforando la red rival cada vez que tiene ocasión. Pese a que su capacidad goleadora no ha sufrido ningún tipo de problema por jugar en una división superior, él sí que ha observado ciertas diferencias entre Preferente y Tercera División, entre las que destaca sobre todo tres: “El ritmo de competición es más alto y prácticamente no hay tiempo para el descanso; el tiempo de reacción, ya que tienes que pensar muy rápido la siguiente acción; y el número de oportunidades suele ser menor y es muy importante aprovecharlas al máximo”.

El objetivo principal del Villaverde San Andrés a principio de la temporada era la salvación, algo que ya han conseguido de manera virtual. Ahora que ya han logrado hacer el trabajo sucio de lograr la salvación sin pasar ningún tipo de apuro, el equipo quiere disfrutar lo que queda hasta el final y luchar por esas mínimas opciones de play-off que tiene. “El objetivo inicial del equipo era la salvación y prácticamente se ha conseguido; ahora hemos entrado en el último tercio de la temporada con opciones de play-off, que no era nuestro objetivo, pero estamos ahí y vamos a lucharlo hasta agotar nuestras opciones, aunque sobre todo vamos a intentar disfrutar lo que queda de temporada”, comenta Morales.

Toni Morales golpea el balón ante la atenta mirada de dos defensores del Rayo Vallecano 'B' | Imagen: Joaquín Morcuende

No obstante, a pesar de estar viviendo una de las caras más bonitas del fútbol humilde, él tiene, como se suele decir, los pies en la tierra. Sabe que este mundo es muy complicado, aunque no se cierra ningún tipo de puerta. Eso sí, sin obsesionarse. Su idea en cada entrenamiento es seguir mejorando y aprendiendo. Tiene claro que si después llega la oportunidad de escalar sería un premio enorme para él, pero sobre todo trata de ser feliz y de disfrutar jugando.

Aullar con el ‘Botti’ no le ha transformado

El Lobo sigue viviendo en Aranjuez y viendo a sus amigos de siempre. Su fichaje por el Villaverde San Andrés no le ha cambiado para nada -como es normal-. Como ciudadano del pueblo ribereño y, además, exjugador de los dos equipos arancetanos que compiten en el grupo 2 de la Preferente madrileña, está muy atento de lo que suele ocurrir en el estadio de El Deleite. Sigue muy de cerca tanto al Real Aranjuez como al Sitio de Aranjuez en sus andanzas por los campos madrileños y no tiene reparo en contar cómo ve a cada uno de los dos equipos.

El delantero conoce a la perfección al equipo que dirige Honorio Cavero, por lo que no duda de que pueden conseguir algo importante esta temporada: “El Sitio es un gran equipo, con grandes jugadores y creo que es más que candidato para el ascenso”. Y razón parece no faltarle, ya que el conjunto arancetano se encuentra en cuarta posición con 45 puntos, a tan solo cuatro de los tres primeros clasificados, ya que ambos cuentan con 49 puntos.

En cambio, Morales ya titubea un poco más cuando habla de las opciones del Real Aranjuez. “Es un gran equipo sin duda, pero no terminan de conseguir buenos resultados; es cierto que la liga está muy igualada, pero quizás le veo menos opciones de ascenso que al Sitio”, explica. El equipo rojillo no empezó del todo mal la temporada, pero una serie de malos resultados -una victoria en doce encuentros- le ha hecho bajar varios puestos y encontrarse a tan solo cuatro puntos de los puestos de descenso. El objetivo del club ribereño era luchar por el ansiado ascenso a Tercera, algo finalmente ya inalcanzable. De hecho, José Luis ‘Jaro’ Vadillo, su entrenador, fue destituido hace unas semanas por la junta directiva que preside Javier de la Hoz.

Los goles en muchas ocasiones son fruto del trabajo de todo el equipo

Acaba de llegar a Tercera con tan solo 23 años. Así pues, ha tenido que labrarse un camino fuera de los terrenos de juego por si acaso el fútbol, como les ha pasado a muchos otros, le daba la espalda. Toni Morales es graduado en Fisioterapia, una carrera -como no podía ser de otra manera- muy vinculada al mundo del fútbol y al deporte en general. Admite que su pasión por el deporte le hizo decantarse por estudiar dicho grado, así como el hecho de poder dedicarse a los demás. Fútbol y fisioterapia, un amor eterno. También para el Lobo.

La historia del Lobo Morales no tiene demasiado de especial. Es una más de las muchas que poblan el fútbol madrileño. Y realmente eso es lo que la hace realmente especial. Toni es un muchacho normal que hace lo que más le gusta, lo que más nos gusta a muchos: jugar al fútbol. Y tiene la capacidad de marcar muchos, muchísimos goles. Ya lo demostró en el Real Aranjuez la temporada que estuvo y ya lo estuvo demostrando en el Sitio de Aranjuez todos los años que han podido disfrutar de él. En Aranjuez también lo disfrutamos, aunque sea a distancia. No solo por ser ribereño, no solo por ser conocido, no solo por haberse enfundado las camisetas de ambos equipos. Sobre todo, por la calidad que tiene. Su calidad humana es inmensa, casi tanto o más como su calidad con los pies

Scroll al inicio
Ir al contenido