Jª 5 FASE PERMANENCIA. ALCOBENDAS C.F. 0-2 E.F.M.O. BOADILLA

El Boadilla certifica su permanencia un año más

Dos goles en un minuto en la primera mitad valen oro para que el conjunto visitante continúe en la misma categoría

Cargando...

El Boadilla protagonizó un partido muy serio para llevarse un triunfo importante y sellar su permanencia en Liga Nacional ante el Alcobendas, que ya había descendido hace un par de semanas. El equipo entrenado por Emilio Lucas encarrilo el encuentro en la primera mitad gracias al golazo de Gonzalo y de Jaime, en la jugada siguiente.

xxxxxxxxxx

El choque fue vibrante. El equipo visitante, consciente de lo que había en juego, tuvo un arranque fulgurante que desarboló al Alcobendas. A los tres minutos de juego iban a tener la primera ocasión. Buena contra de los visitantes conducida por Javier que se la pone a Jaime que no logra rematar en condiciones.

El Boadilla, que se jugaba la permanencia, salió con todo en busca del tanto. El capitán no supo aprovechar un centro medido por la izquierda para anotar el primero. Lo pupilos de David Hernández, sin nada que jugarse, no encontraban los huecos oportunos para encarar a la portería rival.

Pasaban los minutos y el Boadilla puso otra marcha más en la circulación del balón, moviendo de un lado a otro. El Alcobendas presionaba en bloque bajo, sin agobiar mucho la salida de balón. Todo lo contrario que los visitantes que presionaban más arriba, obligando a los defensas rifar el balón.

En una jugada aislada, el Alcobendas tuvo la posibilidad de anotar el primer tanto. Pablo quiere ceder el balón al portero con la cabeza, pero Javi le lee las intenciones y le arrebata el balón. No obstante, el extremo local no consigue picarla suficiente para sorprender al guardameta.

Llegamos a un momento clave del partido, el tiempo de hidratación en el minuto treinta. El equipo que viste de verde, iba tenerla a través de las botas de César, pero no consigue dar al balón. Lo iban a lamentar porque en la siguiente jugada, Gonzalo iba coger el cuero en el centro del campo; avanza cinco metros para golpear un latigazo que se iba meter por toda la escuadra. Tremendo golazo.

Sin tiempo para lamentaciones. Un minuto después el Boadilla iba poner el segundo en el marcador. Jaime consigue deshacerse de su defensa con una gran jugada, dispara, pero el rebote le cae a sus botas para marcar a placer. Jarro de agua fría para el Alcobendas que vio como se complicaba el partido en un “abrir y cerrar de ojos”.

En la reanudación del choque, el equipo de casa salió con otro espíritu, con más ímpetu, con las energías renovadas. Casi vio su recompensa en una falta botada por Jesús, pero su disparo se va a la madera. Iba responder su rival en la jugada siguiente con un remate de Javier que se marcha fuera.

El Alcobendas, ahora llevaba la iniciativa del partido. Llegaban al área contraria con más claridad y fluidez. Es cierto que había más huecos pero la fortuna no estaba de su lado. El cuero le cae a Miguel que ejecuta un remate muy bueno pero el disparo lo repele el larguero. Bonito gesto técnico.

Corría los minutos y el partido bajaba la intensidad, el ritmo descendía por momentos. No había grandes ocasiones. Ya a la desesperada, el Alcobendas iba a intentar maquillar el resultado con tímidas aproximaciones, pero sin mucho acierto.

Con este resultado, el Boadilla, oficialmente, conseguía la permanencia un año más en Liga Nacional después de derrochar sangre, sudor y lágrimas de alegría.