Jª 1 FASE PERMANENCIA. RAYO ALCOBENDAS 3-0 C.D. MÓSTOLES

El Rayo Alcobendas da un paso de gigante para la permanencia

El equipo local da un golpe de autoridad y acaricia la supervivencia un año más en Liga Nacional

Cargando...

Los pupilos de Ismael Melchor se llevaron los tres puntos tras vencer con mucha autoridad al Móstoles que no tuvo opción de hacer daño al rival. El equipo de casa hizo valer su papel de favorito para sellar su primera victoria en esta segunda fase gracias a los tantos de Markus, por partida doble y de Rubén Ramírez.

xxxxxxxxxx

El Club Deportivo Móstoles tenía la misión de llevarse la victoria en un partido muy complicado y ante un equipo que se está marcando una temporada para encuadrar. El Rayo Alcobendas quería lamerse la herida de no clasificarse para los puestos de ascenso a la División de Honor, hecho que no lo consiguieron por muy poco.

Ambos equipos empezaron con muchas ganas y el balón estuvo bastante disputado durante los primeros minutos. El comienzo fue un tanteo por ambas partes. El Rayo pretendía hacer daño a los rivales a través del delantero incansable, Markus, que no para de correr y de desgastar a la defensa.

El equipo local entró al partido sin especular. Iba a tener una clara, tras un balón largo para el desmarque de Álvaro. Éste consigue regatear al portero visitante pero cuando va chutar se enreda con el balón y no consigue finalizar en condiciones. Por poco no se adelanta el equipo de casa.

Pasaban los minutos y el partido entraba en un periodo donde había mucha disputa, claramente quien sostenga mejor al equipo en el medio campo tenía mucho ganado. El Móstoles quería llegar al área rival, buscando un juego más vertical pero la zaga local estaba segura atrás.

El Rayo Alcobendas cada vez que le metía una marcha más hacía mucho daño a su rival. El Rayo Alcobendas, mejor posicionado en el campo, estaba ganando todas las segundas jugadas. Iván, muy pillo, buscaba sorprender en un tiro al primer palo tras una falta botada por la banda izquierda. En la siguiente jugada, Álvaro iba tener todo el tiempo posible para colocarse bien el balón y disparar, pero el balón se va bastante alto.

El equipo de Ismael Melchor estaba llevando el partido a su terreno y ahí ellos son muy peligrosos. La primera variación en el luminoso iba venir a falta de diez minutos para el descanso. Alberto pone un balón medido al segundo palo para Markus; éste salta más que nadie, pero el portero consigue hacer un paradón de reflejos para quitársela de encima; no obstante, el rebote lo gana Rubén para marcar a placer.

El Móstoles, que estaba siendo arrollado en los últimos minutos, buscaba estirarse con posesiones largas. Pero no encontraban la manera de elaborar una jugada con bastante claridad. De hecho, el primer tiro a puerta del equipo visitante iba venir al filo del descanso tras un disparo lejano, fácil para el portero.

En la reanudación del choque, salieron los dos equipos al terreno de juego con las energías renovadas. El Rayo Alcobendas iba a dar la puntilla al marcador con un gol temprano. Buena pared entre Alberto y Markus; el delantero se adelanta a todos los defensas el balón puesto por su compañero para poner tierra de por medio. El partido se le ponía muy difícil al Móstoles, pero tiempo tenían.

El equipo visitante buscaba hacer algo arriba, movía piezas el entrenador, pero chocaban con el mismo obstáculo cada jugada, la zaga local, que estaba muy sólida y firme atrás. No cometieron ningún error atrás.

Estaba más cerca el tercero que el primero. Iván iba a tenerlo en su cabeza, pero no logra rematar en condiciones un centro puesto por la izquierda. El cuadro mostoleño seguía bloqueado, no reaccionaba. Otra vez Iván lo intentaba. Esta vez tras un robo en campo contrario, se aproxima al área y no duda en lanzar un misil. Sin embargo, el portero, bien puesto, manda el balón a córner.

La sentencia iba a llegar a quince minutos del final. En una jugada rápida, el balón le cae a Markus dentro del área y la pica por encima del portero. Partido redondo para el delantero que ayudaba a su equipo para alcanzar el objetivo.

Fotografía: Rayo Alcobendas