Jª 3 FASE PERMANENCIA. RAYO ALCOBENDAS 2-4 A.D. TORREJON C.F.

El Torrejón castiga la inferioridad del Rayo Alcobendas

Los locales acusaron la expulsión del defensa Pablo a falta de media hora para concluir el partido.

Cargando...

El Torrejón asalta el campo del Rayo Alcobendas con una brillante actuación durante todo el encuentro. Pese a ir por debajo dos veces de su rival, lograron sobreponerse y culminaron la remontada. El equipo de Ismael Melchor apenas pudo oponer resistencia con uno menos en el campo. 

xxxxxxxxxx

Se citaban dos equipos de la tabla alta con la necesidad de sacar los tres puntos de cualquier forma para poder aproximarse más al objetivo de estar la siguiente campaña en Liga Nacional. A priori, ambos conjuntos han hecho los deberes y con nota, pero ya se sabe que en el fútbol nunca se sabe y matemáticamente no hay nada decidido aún.

Los primeros minutos nadie se hacía con el dominio del juego, eso sí la intensidad de los 22 jugadores no dejaba dudas de que estábamos ante un partido muy disputado y que puede decidir por mínimos detalles. El Torrejón sabía que tenía que hacerse fuerte en el centro del campo, por eso poblaron a mucha gente ahí. El primer intento fue de los visitantes, tras un buen centro de Santiago que buscaba a Mihai, pero no llegó por poco.

El partido desde el principio está muy abierto con aproximaciones para los dos combinados. En la siguiente jugada, quiso contrarrestar el Rayo Alcobendas por medio de Markus, pero la defensa le toca lo suficiente para estorbarle y evitar el disparo. Su entrenador se quejaba y pedía pena máxima.

En el minuto doce iba a llegar la primera variación del partido. Marca de la casa del equipo local. En una contra, Amaro consigue llevarse el balón, conduce y se la pone con el exterior para Iván que bate por bajo al portero. El equipo de Ismael Melchor aprovecha como nadie los espacios.

Se adelantó el equipo local pero los visitantes seguían intentándolo. Casi lograban igualar el marcador tras un cabezazo de Gonzalo que se va cerca del palo. Los dos equipos presionaban la salida del balón. Había mucho balón dividido. Todas las segundas jugadas era una batalla para ver quien se llevaba el cuero. El colegiado dejaba mucho jugar.

El Rayo intentaba dar más claridad al juego con jugadas elaboradas, mientras que el Torrejón no se arrugaba. Iba a acabar mejor el cuadro visitante la primera mitad. De hecho, iban a perdonar una clara ocasión. El delantero Nicolás se planta contra el portero que logra parar el disparo. Sin embargo, en la siguiente jugada no iba fallar el ariete. Esta vez decide recortar al portero e igualar la contienda.

Los pupilos de Francisco Javier lograban el empate justamente. Estaban plantándole cara a uno de los equipos revelación de la temporada. En los últimos compases de la primera mitad, era el Torrejón quien estaba más cerca del segundo. Juan Pablo no conseguía materializar un balón puesto al espacio de Miguel.

El segundo asalto de este partido iba comenzar con una gran ocasión desperdiciada por Markus que tenía toda la portería libre para marcar, pero la zaga visitante logra tocar el balón y mandarlo a córner. En ese saque de esquina, los locales volvían adelantarse en el marcador gracias a Pablo que coge un rebote y marca a placer.

Otra vez se complicaba el partido a los visitantes, pero había mucho tiempo por delante. Nadie se hacía dueño del choque, ambos buscaban verticalidad, pero las defensas se estaban imponiendo a todos los ataques.

Llegamos al momento clave del duelo. El protagonista del segundo tanto local iba a ser expulsado justamente por cortar una contra. El árbitro le saca la doble amarilla. Quedaba mucho tiempo para el partido. El empate llegó pocos minutos después. Santiago logra engatillar un balón puesto en una jugada ensayada. Los visitantes creían que podían llevarse los tres puntos.

Este gol fue un duro mazazo para el Rayo Alcobendas que intentó defenderse con uñas y dientes. No obstante, no fue suficiente y veía como su rival se ponía por delante en el marcador por primera vez. Buen centro por la banda derecha para ponérsela a la cabeza de Santiago y meter la pelota a la portería.

El equipo visitante, con todo a su favor, intentó ponerle cloroformo al partido y calmar el encuentro. Sabía que los locales tenían que dar un paso adelante para poder rascar, al menos, un punto. Decidieron presionar en bloque alto, pero dejaban mucho espacio atrás. En una de las últimas contras del partido, Santiago iba a poner el broche de oro a su partido marcando otro gol que sentenciaba el encuentro, aprovechando un balón suelto en el área.