Inicio / Firmas / La fábrica de sueños “Grosso”
La fábrica de sueños "Grosso"
La fábrica de sueños "Grosso"

La fábrica de sueños “Grosso”

“Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”, eso es lo que tuvo que pensar Ramón Grosso hijo al buscar otro camino distinto al del césped cuando vio la gran estela que le había dejado su padre en el deporte del balompié.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Ramón Moreno Grosso tuvo la gran oportunidad y responsabilidad de coger el testigo y el “9” de un grande del fútbol como Don Alfredo Di Stefano en el Real Madrid. Desde la temporada 1964-65 (jugó la temporada anterior en Liga como futbolista del Atlético de Madrid cedido por el equipo blanco y la Copa del Generalísimo, que tenía lugar tras la competición, lo hizo de blanco) hasta la 1975-76 que se retiró. Posteriormente, fue entrenador del Real Madrid B, además de segundo entrenador del primer equipo y entrenador interino en un partido (temporada 1990-91 jornada 27, Real Madrid – Real Oviedo empate a uno).

Casi nada. Fruto de ello y conocedor de la responsabilidad del apellido Grosso, su  hijo Ramón Grosso, decidió ir por otros lados. Creo la fundación Ramón Grosso y un club deportivo que hoy se llama “Human Sport Club”. Humano, algo que a veces se echa de menos en la sociedad que vivimos y que de la mano de sus dos creaciones, ha permitido que la humanidad, y sobre todo la felicidad llegue a muchos lugares, incluso tan lejanos como Chad.

La creación de la fundación ha permitido que niños que de otra manera no podrían hacerlo, disfruten de 6 escuelas deportivas: Escuela de Fútbol y Baloncesto (junto a la Fundación Real Madrid), Escuela de Gimnasia Artística Femenina (colaborando con el Club Gimnasia Artística de Pozuelo gracias a su presidenta Sylvia García que colabora además activamente); Escuela de Balonmano apoyada por la Federación Madrileña de Balonmano; Escuela de Judo, con la que colabora la Escuela de Judo Suchyl; y la Escuela de Karate, que coordina el Club de Karate Pozuelo. Y si ello fuera poco, mayor humanidad: estudio de la construcción de un total de 4 pozos de agua. Además de una escuela/taller de Ganadería y Agricultura para niños y niñas, programa de apadrinamiento, Escuela de FP, …

Por la parte de Human Sport Club, creó una Liga Ibérica de Gimnasia Artística Femenina, en la que a través de una competición se enfrentaban los clubes de toda la Península ibérica. Nació en la temporada 2016-17. A consecuencia de la fundación de Liga Iberdrola que contó con la RFEG, tuvo que modificar el formato y dar cabida a gimnastas y clubes que no podían participar en el nuevo torneo.

Un conjunto de innumerables gestos que tuvieron su comienzo en una persona llena de humanidad y voluntad, con el objetivo de hacer cumplir los sueños de innumerables personas, grandes y pequeños, sabiendo que la responsabilidad de llevar un apellido tan grande como Grosso, puede abrir puertas pero también se precisa trabajo para mantener esa importancia y buen recuerdo. Y Ramón Grosso lo ha hecho.

Fuente de la foto: Fundación Ramón Grosso

Scroll al inicio
Ir al contenido