Los entresijos del Chupito Alfarero

Cargando...

Tras publicarse ayer el último Chupito Alfarero de la temporada, no hay mejor momento que este para conocer sus intimidades. 

xxxxxxxxxx

Obrador Goya

A estas alturas de la temporada y con la permanencia asegurada desde hace varias jornadas, todos los aficionados del Alcorcón ya se preparan para la temporada que viene. Saben de sobra que allí estará Miguel Sánchez Lorenzo para darles voz. La pasión con la que Miguel hace el Chupito Alfarero es inigualable. En su columna el protagonista no es él, son sus lectores que en este caso son los seguidores del equipo madrileño. En esta entrevista, Miguel habla a corazón abierto sobre la creación y el sentimiento que le tiene al Chupito Alfarero:

¿Cuánto tiempo llevas en Pobla FM, Miguel?

Empecé en febrero de 2016 cuándo José Luis Poblador lo fundó tras terminar de hacer Matagigantes. Este medio solamente cubría información del Rayo Vallecano. Por lo tanto, Pobla tuvo la idea de crear un medio que cubriera todos los deportes de la Comunidad de Madrid. La idea salió bien, y aquí seguimos tres años después.

Dentro de Pobla FM, tienes una columna de opinión llamada “El Chupito Alfarero”. ¿Cómo surgió y a qué se debe el nombre?

El Chupito Alfarero surgió en una cena que hacemos a final de temporada todos los compañeros de Pobla FM en el restaurante Santamago. Uno de mis compañeros, Pedro Guzmán, comenzó a grabarnos uno a uno sobre qué nos había parecido la temporada de los equipos que cubríamos. Yo hacía al Alcorcón, y a los de Alcorcón se les llama Alfareros. Lo que pasó fue que me obligaron a tomarme un chupito, que estaba horrible, y el vídeo tuvo mucha repercusión en redes sociales entre la afición del Alcorcón, y decidí que ese sería el nombre.

¿En qué consiste el Chupito Alfarero?

Consiste en utilizar la etiqueta #Chupito Alfarero en redes sociales. Los aficionados escriben sobre el partido, exponen alguna queja, felicitan a algún jugador… El pico más alto es durante el partido, aunque a lo largo de toda la semana también se interactúa. Luego lo que hago es lo siguiente: selecciono los tweets más interesantes, hablo sobre la gente que los escribe y los publico junto a mi opinión. Es una manera de dar voz a los aficionados.

Muchos de los aficionados del Alcorcón son fieles al Chupito Alfarero, ¿sientes su cariño?

Siento el cariño de todos. Por ejemplo, Cristina es una de las más fieles y a la que tengo más cariño. Yo la considero la presidenta del Chupito Alfarero porque es la que más interactúa. El año pasado cuándo se enteró de que Pobla FM no iba a cubrir partidos de primera y segunda división, me trasladó su tristeza.

¿Cómo realizas el Chupito Alfarero? ¿Entras al estadio o te quedas fuera con la afición?

Si me da tiempo voy al estadio, sino me voy a uno de los fondos fuera del campo dónde la afición hace la previa antes de los partidos. Son poquitos, pero todos ellos son muy correctos y cercanos. La mayoría de los aficionados se sitúa en esa zona porque hay juegos para los niños, hay bares para tomar algo… Tengo la fortuna de conocer a casi todos, por lo tanto, muchas veces el Chupito Alfarero comenzamos a escribirlo allí mismo.

¿Cuánto tardas en escribir el Chupito Alfarero?

En escribirlo una mañana entera. Aunque la realización es durante toda la semana, ya que voy leyendo los tweets que me mandan. Incluso se ha llegado a un punto, en el que se ha creado una amistad entre varios aficionados y ellos mismos organizan comidas en el restaurante de Ángel Valenciano, uno de los participantes del Chupito Alfarero.

¿Cada cuánto tiempo lo publicas?

El martes de cada semana. Pienso que en esto del periodismo hay que acostumbrar a la gente a fijar un día y que cuándo se metan a consultarlo, sepan que lo van a encontrar.

¿Cuántas visitas suele tener?

En torno a 300 o 400 visitas. Aún así no me fijo en el impacto que pueda tener en la página web, sino en el impacto que pueda tener en redes sociales. En numerosas ocasiones llega a ser tendencia en Twitter, algo que para mí es un orgullo.

¿Qué tiene el Chupito Alfarero que no tienen otras columnas de opinión?

Pienso que el darle protagonismo a la gente. Ellos escriben y se lo pasan bien. A algunos de ellos les he puesto un rol. Por ejemplo: Cristina es la presidenta porque siempre está atenta a cualquier novedad; Edmonde es el reportero gráfico porque tiene la costumbre de grabar penaltis, faltas, aficionados del equipo rival; Javier es el hombre del tiempo porque tiene la costumbre de adivinar si ganamos o no dependiendo de si hace sol o si llueve; José más conocido como “El Brujo” siempre se arriesga a predecir  el resultado antes de comenzar el partido, pero a veces falla… esa es la gracia del Chupito Alfarero. Aun así, hay que tener mucho cuidado porque estas hablando con un montón de gente y existe una línea delgada sobre que les puedo decir para que no les sienta mal.

Todo lo que es el Chupito Alfarero es gracias a Twitter, ¿es muy importante mover el contenido por las redes sociales, no es así?

Las redes sociales son importantísimas. Es el vehículo que utilizamos todos y tiene muchas cosas buenas, ya que nos permite tener cercanía y conocer mejor a nuestros lectores… Igual que hay cosas buenas, hay otras malas. Aunque conozco a la gran mayoría de aficionados y de participantes del Chupito Alfarero, hay otros a los que si los veo por la calle no sé quiénes son. Esa es la parte negativa, pero me quedo con su cercanía y el buen rollo que transmiten a través de Twitter.