Inicio / Firmas / Un gol por Izan
Un gol por Izan
Un gol por Izan

Un gol por Izan

El equipo de Preferente Aficionados, el CD Sitio de Aranjuez dio visibilidad a través de su twitter del pequeño Izan, un bebé que necesita la ayuda de un donante de médula para poder jugar el partido de la vida.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Parece mentira que para el gran público, este tipo de intervenciones comenzara a ser conocido no hace más de cinco años. El periodista deportivo Eduardo Schell, allá por 2015, con la plataforma “Una médula para Mateo” gracias a la gran difusión y personajes de renombre que dieron su apoyo permitieron que esta necesidad fuera conocida por gran parte de las sociedad. Aunque realmente ya desde 1991, existe un Registro de Donantes de Médula Ósea fruto del trabajo de la Fundación Josep Carreras.La vida pasa demasiado rápido. Algunas veces tan rápido que ni nos damos cuenta. E incluso la afición a un deporte o los problemas propios no nos dejan ver más allá. Pero a veces, la propia vida nos demuestra que lo que consideramos dificultades, son una verdadera nimiedad con lo que puede uno encontrarse. E incluso, nos muestran lo afortunado que somos muchas veces. Es el caso del protagonista de este artículo. El pequeño Izan, un bebé de dos meses, necesita el trasplante de medula ósea y con motivo de la cercanía, el equipo del C. D. Sitio de Aranjuez ha sido uno de los lugares que primero se ha puesto manos a la obra para darle  la mayor difusión en la búsqueda de ayuda que precisa el niño.

Éstas, como tantas otras, son situaciones que las ves por los medios, redes sociales y nunca se piensa que puede llegar. De esas que, si no te sucede cerca, parece que no existe de verdad. Un revés, que ha hecho que la familia del pequeño cambie su día a día en apenas un instante. Ahora, deben realizar una vida partida en dos. El niño tiene una hermana con pocos años de edad. Desgraciadamente, según las pruebas realizadas, no puede ser donante de Izan al no ser 100% compatible. Por ello, a la espera de la gran noticia, deben realizar en el propio hogar una vida dividida entre los dos hermanos. Una zona que está habilitada para realizar “la vida” el pequeño acompañado siempre por el padre o la madre. Y el resto de la casa para que la niña realice una vida normal pero siempre intentando que ni se preocupe y tenga un día a día lo más cotidiano posible.

Gracias al apoyo de las redes sociales y los medios, de los cuales en la familia están muy agradecidos, han conseguido dar la difusión de la situación de la forma que se merece y precisa. Algo que ha ayudado a que, a pesar de la emergencia, la familia se encuentre esperanzados. “Un día que pasa, es un día que se le quita a la enfermedad” nos han comentado desde la familia. Y la frase “Seguro que sale”, es utilizada por los allegados con total esperanza y firmeza. Y seguro que será así.

A la espera de una búsqueda internacional de donante, el niño precisa también de cambio de vida. La guardería, la propia familia haciendo ‘malabares’ intentando que no coja “ni un resfriado”, para que pueda llegar en plenas condiciones cuando llegue la gran y positiva noticia del donante.

La ayuda es sencilla, una pequeña muestra de sangre para comprobar la compatibilidad puede ser la asistencia de gol para que el pequeño consiga dejar este momento atrás, y la familia pueda considerar este momento, como una mala anécdota. Ahora no es Mateo, ahora es Izan quién precisa de esta intervención y seguro que como el primero, conseguirá vencer este partido.

Scroll al inicio
Ir al contenido