Inicio / El Poli / Fútbol Sala / Movistar Inter regresa a casa sin lograr la ventaja en playoff
Pobla FM
CUARTOS PLAYOFF LNFS. Palma 2-1 Inter

Movistar Inter regresa a casa sin lograr la ventaja en playoff

Movistar Inter sigue sin encontrar la suerte y pierde el primer partido de cuartos en Son Moix por la mínima en un encuentro en el que la polémica ha sido protagonista en los últimos momentos del encuentro. Los de Jesús Velasco tienen la obligación de ganar el próximo sábado a Palma Futsal en el Jorge Garbajosa para forzar el tercer partido y luchar por el pase a semifinales de playoff.

El club madrileño lo intentó hasta el final. Con momentos de mayor y menor dominio, Carlos Ortiz valora el encuentro como “un partido muy parecido al que jugamos aquí en Liga, que también perdimos 2-1. Ellos cuando se ponen por delante, son un equipo que se meten atrás y no pierden ningún balón. Como en toda la temporada, nosotros no estamos acertados de cara a gol. Hubiéramos firmado antes de venir aquí encajar solo dos goles, pero el problema es que solo metemos uno”. El resultado tan apretado es resultado de la decisión con la que salieron a la cancha de llevar la iniciativa, y lo consiguieron en los cinco primeros minutos, mostrando un claro dominio del juego con balón y gran presión sin el esférico.

Fue en el minuto 1 cuando Humberto ya avisaba, pero se topó a un Barrón que más que portero, demostró ser un auténtico muro. Quien abrió la cuenta de faltas fue Marlon por arrollar a Mati Rosa.

Hasta el minuto 4, Palma no terminó de entrar en el partido, pero cuando lo hizo fue para amenazar la portería de Jesús Herrero: Nunes mandaba la bola al lateral de la portería, en la primera aproximación del equipo. Paradynski volvería a intentarlo poco después, pero no fue hasta el minuto 6 cuando Taffy hizo aparecer a Jesús Herrero por primera vez.

En ese mismo minuto, el protagonista de la tarde, Paradynski buscó la segunda falta de Movistar Inter y el tiro seco fue rechazado por el guardameta interista. En la misma jugada, Gadeia hizo falta a Taffy y el chute fue rechazado por Pola.

El minuto 7 estuvo marcado por un tiempo muerto que serviría a los visitantes a recuperar el control del balón. Sin embargo, la ocasión la crearía Taffy en una jugada individual tras robar el cuero. El balón quedó dormido y fue recogido por Ricardinho.

Con 9 minutos cumplidos, Movistar Inter cometió su cuarta falta de equipo, siendo un punto de inflexión para el Palma, que empezaría a tener más protagonismo en el encuentro con ocasiones y la primera clara ocasión del encuentro, cuando Nuno burlaría a Jesús Herrero y, prácticamente a puerta vacía, mandaría el balón fuera.

En el minuto 11, Marlon recibiría tarjeta amarilla en la que sería quinta falta –ésta al borde del área- de equipo del primer tiempo. La falta de puntería en esta y otras ocasiones por parte del conjunto balear salvó a Movistar Inter. Igual que Carlos Barrón, como ya se adelantó, salvó a su equipo.

Palma comenzaría a tomar la iniciativa en el minuto 13, pero Rafa Rato, entre otros, se anticiparía a las jugadas para truncarles las llegadas. Sin embargo, la suerte tampoco estaría de parte de los de Torrejón en este encuentro. En el minuto 16, Gadeia tocaría el balón con la mano en el área estando en el suelo. Así, Paradynski no perdonaría desde el punto de penalti y abriría el marcador.

Gadeia no se rendiría, intentándolo en diversas ocasiones. A él, se sumó Ricardinho con tiros de córner y Jesús Herrero apareciendo cuando Palma más presionó.

El encuentro se fue al descanso después de que Jesús Herrero sacase un balón fuera del área con la cabeza. En los últimos segundos, cuando Inter recuperó el balón, Joao se quejó de un golpe en la cara que cortó el juego.

Tras la reanudación, las tornas cambiaron y fueron los baleares quienes empezaron a dominar. Taffy y Paradynski lo intentarían. Y las aproximaciones de Movistar Inter eran sofocadas con éxito.

En el minuto 24, los de Jesús Velasco ya tenían dos faltas, la segunda cometida por Ricardinho, que cedió el puesto en la pista a un Borja que, como Marcel (que no pisó la pista en los cuarenta minutos), no había disputado ningún minuto en la primera mitad.

Con ocasiones para unos y otros, el minuto 25 fue el más intenso. Tres faltas a favor de Movistar Inter. La última supuso tarjeta amarilla a Taffy y el gol que empataba el encuentro por parte de Humberto.  

Un minuto después, llegó la primera jugada polémica del partido. Borja caía y tanto público como speaker lo consideraron como “piscinazo”. En el 26 también, llegó la expulsión de Marlon, por segunda tarjeta amarilla. El jugador le protestaba al árbitro que la primera tarjeta, vista en la primera mitad, no debía haber sido señalada. Así pues, los de Torrejón se quedaban con un jugador menos durante los dos siguientes minutos.

Pola, Ricardinho, Carlos Ortiz y Jesús Herrero blindaron la portería interista hasta que, a falta de segundos para recuperar la igualdad de hombres, de manera parecida a Almaty, recibirían el 2-1 por parte de Paradynski que empujó la bola a boca de gol, en el minuto 28.

La quinta falta de equipo de Movistar Inter llegó en el 29, cuando trataba de intentar empatar el encuentro con pequeños ápices de peligro por parte de los insulares. Pero pronto se igualaron las fuerzas y, con el marcador en contra, a falta de 4 minutos 48 segundos, Jesús Velasco solicitó tiempo muerto para afrontar el resto de partido con Bebe como portero jugador.

Precisamente sería Bebe el primero en hacer reaparecer a Carlos Barrón, después Humberto, que tuvo el 2-2. Gadeia también ayudó pero desde su propio campo, evitando el último pase a gol.

Movistar Inter pasaría prácticamente los cuatro minutos restantes en campo rival. En este tiempo, Taffy haría entrar a las asistencias médicas por dolencias musculares a falta de un solo minuto. Él y sus compañeros tuvieron que sacar un balón debajo de los palos segundos antes de que se formase la tangana que se cobró algunos amonestados. El motivo de la protesta, en palabras de Carlos Ortiz, fue que “ha habido una jugada antes que es verdad que la mesa no tiene la culpa, pero el árbitro ha parado el partido y se han perdido dos o tres segundos, que no se han recuperado. Luego en esta jugada, igual te digo, y no es por echarle nada en cara, pero no se ha dado cuenta de que el árbitro había pitado falta y han pasado como diez segundos. Al final ponen ocho en el marcador, pero se pierden unos cuantos segundos que vienen bien al final”.

No obstante, Humberto estuvo a punto de forzar la prórroga con el que hubiese sido el 2-2 en la jugada que cerró el partido.

Igualmente, el capitán sabe que esta temporada no está siendo fácil ni para ellos, confesando que “afecta porque ya son cinco partidos perdidos entre Liga, Champions, Copa del Rey y ahora Playoff. Anímicamente el equipo no está bien pero vamos a seguir trabajando”, ni para la afición, a quien convoca para el partido del próximo sábado 18 en el Jorge Garbajosa: “Les necesitamos más que nunca”.

 

Fotografía: María Blanco Martínez

Scroll al inicio
Ir al contenido