Inicio / Pobla en el mundo / Frenazo al ascenso del Estudiantes
Movistar Estudiantes 57-77 Longevida San Pablo Burgos

Frenazo al ascenso del Estudiantes

El pésimo porcentaje en triples (4/25) y en tiros libres (15/27) ahogan las aspiraciones del Estudiantes para ascender frente al San Pablo Burgos (57-77). Larsen, el mejor en los colegiales.

Un inicio previsible en el Wizink Center. Dos colosos frente a frente. Movistar Estudiantes y San Pablo Burgos se volvían a ver las caras en plena carrera por el ascenso a la Liga Endesa. Tras dos semanas de parón por las ventanas FIBA de este pasado mes de febrero, Movistar Estudiantes volvía a casa para levantarse después de la derrota sufrida la última jornada en el Barris Nord ante ICG Força Lleida. Esta vez, recibía a un rival directo como Longevida San Pablo Burgos en la primera de las finales que aguardan hasta el final de temporada.

Repaso categórico del San Pablo Burgos al Movistar Estudiantes. Desde el principio se empezaba a atisbar la dolorosa derrota recibida hoy cuando ninguno de los sospechosos habituales del quinteto titular anotaba. Sólo Kevin Larsen se ha salvado hoy y el recién llegado Branden Frazier. El inicio fue muy igualado, previsible entre dos grandes colosos de la competición. A falta de dos minutos para acabar el primer cuarto debutaba con el Movistar Estudiantes, Branden Frazier, procedente del Real Betis tras haber rescindido su contrato la semana pasada. Buenas sensaciones en su inicio pero no evitaría el desastre nada más acabar el cuarto. 9-14 para empezar.

Empezaban los problemas defensivos en el segundo cuarto, nadie funcionaba y el Burgos jugaba a placer. Hasta que no reflejaba el marcador 11-20 no lo paró Pedro Rivero, que veía que ningún jugador conseguía destacar. Los tiros libres fueron la principal lacra del conjunto estudiantil (4/11) en el segundo cuarto y hasta entonces 0/7. Tampoco ayudó en gran medida el tiro de tres (2/11), todo esto en el segundo cuarto y sin contar hasta el final del partido. Seguía vivo el Estudiantes al descanso gracias a Kevin Larsen. 28-36 al descanso. 

A la vuelta de los vestuarios el verdugo de los colegiales fue Lapornik, que anotó dos triples que marcaron lo que sería todo el tercer cuarto. Desde el 28-42 el Estudiantes no fue capaz de remontar el partido, con malas decisiones en ataque, sin jugadas, dejando que los burgaleses anotasen a placer, especialmente gracias a Ristic, otros de los grandes fichajes anunciado hace apenas 3 semanas. El 42-57 era prácticamente la sentencia a un partido que ya estaba decidido. 

El último cuarto sería el remate del baño que le estaban dando al Estudiantes. Los intentos de acercamiento del Estudiantes no servían para nada y finalmente el San Pablo Burgos se hacía con la victoria dejando muy tocado al conjunto estudiantil. El porcentaje en tiros de tres (4/25) y en tiros libres (15/27) principales factores de la derrota en el día de hoy. Todo ello junto a la pésima defensa de los colegiales. Próxima semana batalla definitiva por el ascenso frente al Leyma Coruña el viernes a las 20:30 fuera de casa.

Scroll al inicio
Ir al contenido