Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Demasiado Tarde
Eurloiga Jornada 26: Armani Milán 81 Real Madrid 76

Demasiado Tarde

El Real Madrid sufrió una derrota con dos mitades muy diferentes. En la primera, el Armani Milán lo superó de manera clara y en la segunda logró remontar hasta acariciar remontar 21 puntos pero se quedó a la orilla en los últimos cuatro minutos de juego. Volvieron Sergio Llull y Edy Tavares y el Real Madrid afrontará la semana de la Copa del Rey con la enfermería vacía por primera vez este año. Pese a la derrota, el Real Madrid acaricia su objetivo de ser cabeza de serie en los playoffs de la Euroliga.

El Real Madrid está de dulce. Nada puede alterar al conjunto blanco, ni siquiera la ola de rumores que buscan el click fácil y el meter miedo a club y a aficionados. Aquí en Pobla FM, ya nos gustaría soltar primicias de lo que se avecina en un futuro, pero nos conformamos por contar lo que va sucediendo en el día a día. Lo bueno y lo malo. Y como decimos, tenemos muchas noticias buenas que contar, ya que el Real Madrid recuperaba esta semana tanto a Edy Tavares como a Sergio Llull y está felizmente completo justo a siete días de debutar en la Copa Endesa – que también os contaremos desde Pobla FM – contra UCAM Murcia. Además, la Euroliga entregaba el premio de MVP del mes de enero a Dzanan Musa tras sus 20 puntos 59% en tiros 42% en triples y un 22 de valoración. Más buenas noticias para sumar a los MVP´s de Facundo Campazzo en noviembre y Mario Hezonja en diciembre. Es la primera vez que tres jugadores del mismo equipo lograban tres MVP´s del mes consecutivos en la historia de la Euroliga. Y las buenas noticias podrían haber seguido llegando si se conseguía vencer anoche a Armani Milán en la Euroliga.

">
Publicidad
Clorín

Porque una victoria blanca, colocaría al Real Madrid como equipo clasificado para Playoffs a falta de 8 jornadas para finalizar la liga regular. Pero Armani Milán quería romper la burbuja madrileña con una victoria que necesitaba para tener una nueva oportunidad de acceder al Play-in al cual le separan dos victorias. Gran noticia la vuelta de Edy Tavares que fue titular junto a Campazzo, Dzanan Musa, Mario Hezonja y Gabriel Deck. Las cosas no pueden empezar mejor para el Real Madrid puesto que en 90 segundos lograban un 2-7 de inicio con una gran defensa únicamente rota por un sensacional Shavon Shields que lograba 11 puntos prácticamente sin fallo en el primer cuarto. Todo iba sensacional para los blancos que controlaban el partido 10-17 en el minuto 6 de partido con 5 puntos de Dzanan Musa y ya 4 asistencias de Facundo Campazzo. Pero todas esas buenas noticias, se fueron desvaneciendo cual pirámide de naipes y con un espectacular 13-2 de parcial en cuatro minutos, no solo Armani Milán remontaba el partido sino que secaba la ofensiva madridista que se quedaba sin anotar en esos cuatro minutos en juego para llegar al cierre del primer cuarto con un 23-19 para Armani Milán. Quizá fuese los 8 puntos de Nikola Mirotic en esos 4 minutos o la desbandada madridista con los cinco suplentes de la segunda unidad. Pero lo que es cierto, es que el Real Madrid se vio desbordado tanto en ataque como en defensa con datos irreales del actual proyecto de Chus Mateo como un 3/7 en tiros de dos y más asistencias que rebotes.

Decimos irreal porque no lo habíamos visto hasta anoche. Un duro parcial en contra tras un buen inicio, como si de repente llegase un apagón al banquillo madrileño y todas sus baterías tuvieran que ser modificadas. Y como toda nueva batería, hay que cargarla para que llegue a un nivel optimo de energía. Es una banal excusa, ciertamente. Porque Armani Milán pasó por encima del Real Madrid tanto en esos cuatro últimos minutos de primer cuarto como en los cinco primeros del segundo cuarto. Porque si me permitís seguir usando el símil de las baterías, creo que el Real Madrid siguió usando las defectuosas permitiendo un auténtico atropello de Armani Milán que continuaba martilleando la canasta del Real Madrid con un claro parcial de 13-1 en cinco minutos para un escandaloso 36-20 para Armani Milán en el minuto 15 de partido. Exactamente, en ese momento llegaba el triple de Rudy Fernández como primera canasta del Real Madrid en el segundo cuarto que solo ejecutó la vuelta de Edy Tavares al campo con los mismos jugadores de la segunda unidad. Es decir, parcial de 28-6 en 8 minutos de juego y uno no sabia si era peor los 28 puntos recibidos o los escasos 6 anotados. Ni la vuelta de los titulares, ni la mano de Chus Mateo lograba detener el torrente ofensivo de Armani Milán liderados por los 32 puntos y 39 de valoración logrados por Shavon Shields y Nikola Mirotic en la primera mitad. Porque cuando la batería del Real Madrid pareció apuntarse al partido ya poco se podía hacer porque Armani Milán se marchó por 20 puntos de diferencia en una primera mitad que cerraba el sexto punto de Edy Tavares para el definitivo 48-29 para Armani Milán al descanso. Ni siquiera llegaba al 30% el Real Madrid en una nefasta primera mitad tanto en ataque como en defensa. Basta con añadir que el Real Madrid llegaba a 15 rebotes al descanso, los mismos que Armani Milán lograba en defensa.

El parcial lo decía todo; 38-12 en 16 minutos y con la predisposición de conocer como actuaría Chus Mateo con su equipo al descanso para intentar al menos, tapar alguna gotera para no salir escaldado de Milán. Y algo se mejoró, ya que el Real Madrid lograba anotar con algo más de fluidez en el partido y, aunque Armani Milán seguía contestando cada acción madridista, el parcial se empezó a igualar y algunas lagunas se fueron sellando. Y fue de la mano de Gabriel Deck cuando el Real Madrid encontraba un aro que fue chiquito durante la primera mitad y logró mantener vivo a su equipo pese al 59-42 para Armani Milán en el minuto 25 de partido. Así es, 13 puntos en 5 minutos tras haber conseguido 12 en los 16 minutos anteriores, algo es algo aunque no sirva de excusa. Conseguido el mérito de anotar en mejores posiciones tocaba la impetuosa necesidad de defender y parar el ciclón italiano en ataque. Pero la diferencia era muy amplia y las prisas muy aceleradas, pero el Real Madrid logró doblar sus tiros en juego de 8 en el descanso hasta otros 8 en solo el tercer cuarto y lograr arañar la diferencia con un parcial de 5-12 en los cinco minutos finales del cuarto para el definitivo 66-54 para Armani Milán al término del tercer cuarto. Repito, no es excusa, pero la mejora del tercer cuarto del Real Madrid en comparación a lo acometido en el descanso era fundamental. Un 100% en tiros de dos y un 57% en el triple, siendo un 72% en tiros de campo en el tercer cuarto para un parcial de 18-25 para el Real Madrid.

Demasiado tarde si. No tengo excusa, también. Pero hemos dejado de hablar del partido al descanso, cuando el Real Madrid 30% en tiros de campo y 24 créditos de valoración. Y ahora el Real Madrid debía lavar su imagen, ofrecer otra cara. Lo hecho en las 25 jornadas anteriores sirve para no darle un drama a partidos como el de anoche en Milán. Un partido en el que debes sacar conclusiones para no repetir acciones en un futuro pero con la tranquilidad de saber que el colchón sigue siendo lo suficientemente grueso como para aumentar el proceso de nerviosismo. Pero quizá debería borrar todo este bloque porque de repente, en tres minutos, el Real Madrid volvía al partido con dos triples consecutivos de Sergio Rodríguez para lograr el 69-62 para Armani Milán en el minuto 33 de partido. Ni siquiera la canasta de Shields solventó un susto que lograba los blancos con un parcial de 5-15 hasta un peligrosísimo 71-69 en el minuto 36 de partido. Pero el regreso de Nikola Mirotic sentenció nuevamente un partido donde el Real Madrid le devolvió tensión deportiva con hasta 47 puntos en la segunda parte, uno menos que los 48 logrados por un Armani Milán que se llevó justamente el partido por 81-76 con 50 puntos entre Shields y Mirotic que además sumaron 58 de valoración. El Yin y el Yan, me quedo con la segunda parte del Real Madrid con 47 puntos con un 60% en tiros de campo y 60 de valoración. Pero no podemos olvidar la nefasta primera mitad, con 29 puntos anotados con un 30% en tiros de campo y 24 créditos de valoración. El Real Madrid despertó muy tarde y estuvo apunto de ganar un partido que nunca lo mereció.

Scroll al inicio
Ir al contenido