Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / El final más cruel
Liga Endesa Jornada 10: Urbas Fuenlabrada 85 Real Madrid 88

El final más cruel

Fantástico derbi madrileño que sentenció Thomas Heurtel sobre la bocina a favor del Real Madrid. 7 jugadores del Real Madrid consiguieron dobles cifras en valoración. Obi Emegano con 27 puntos y Dusan Ristic con 25 puntos y 27 de valoración, puñales de Urbas Fuenlabrada que cerró con un 49% en tiros de campo y 11 triples. Los blancos siguen con 9-1 de balance presionando al FC Barcelona, mientras que Urbas Fuenlabrada es colista con 2-8.

En la mañana de hoy se jugaba el gran derbi de la Comunidad de Madrid. Y esta vez correspondía a Urbas Fuenlabrada y Real Madrid tal mención por la ausencia inesperada de Movistar Estudiantes, descendido la pasada temporada. Urbas Fuenlabrada se presentaba en el derbi cerca del descenso con 2-7 de balance y estaba obligado a ganar, porque tras la victoria de hoy de Surne Bilbao Basket, caería a la última posición de perder. Las aguas no bajaban limpias por el sur de Madrid y es que, tras la última derrota en Murcia, el Urbas Fuenlabrada abrió un expediente sancionador a los jugadores que participaron en la derrota contra el UCAM Murcia por “la imagen y la falta de competitividad” mostrada. Algo que extraña ver en un Urbas Fuenlabada que anota 81 puntos de media y supera el 86 de valoración. Pero ha perdido a su estrella Leo Mendl por lesión y el equipo se ha quedado expuesto a las espaldas de Emegano, Novak y Kyle Alexander. El Real Madrid en cambio, llegaba a Fuenlabrada tras dos victorias claras, anotando 95 puntos ante Surne Bilbao Basket y Zalgiris Kaunas en la Euroliga. Pero con un claro problema que no tenía el rival. Los blancos sumaban en Fuenlabrada su partido número 21.

Y para ese partido, Pablo Laso no contaba con las 4 bajas conocidas a las que se sumó Jeff Taylor con un problema en la pierna, lo que provocó la inclusión de Eli NDiaye en la convocatoria. Por tanto, se jugaba un derbi muy desigual en lo clasificatorio pero muy igualado en lo pasional. Ziga Samar, Obi Emegano, Edgar Vicedo, Kwan Cheatham y Kyle Alexander, formaban el quinteto inicial de Urbas Fuenlabrada, mientras que Thomas Heurtel, Fabien Causeur, Alberto Abalde, Guerschon Yabusele y Edy Tavares, formaban el quinteto inicial del Real Madrid. La primera canasta de Kyle Alexander ponía en ventaja a los azulones, pero quedó en anécdota, porque el Real Madrid pisó el acelerador durante el primer cuarto para intentar solventar el partido lo antes posible. Y es que no pareció que el Real Madrid llevase menos de 48 horas sin jugar y comenzó a realizar un tremendo parcial de 10-20 en 5 minutos de partido. Porque el Real Madrid anotaba todo lo que tiraba y Urbas Fuenlabrada lo fallaba. Thomas Heurtel con 6 asistencias en el primer cuarto por 7 de todo el conjunto fuenlabreño. El acierto blanco y la floja intensidad defensiva azul, provocaba la máxima diferencia visitante 15-30 en el minuto 7 de partido. Solo Dusan Ristic tuvo el atrevimiento de sacar de la zona a Edy Tavares y encestarle en la cara 10 de los 20 puntos de su equipo en el primer cuarto y al menos, mantener alguna oportunidad de pelear el partido. Hasta el punto que Pablo Laso dio minutos a Juan Núñez y donde el Urbas Fuenlabrada empezó a mejorar su acierto y su defensa para cerrar el primer cuarto con 20-34 para el Real Madrid. No fue tan malo el primer cuarto en anotación de Urbas Fuenlabrada, llegando a un 44% de acierto, pero las 4 pérdidas y el 69% de acierto en el Real Madrid, daban justicia al resultado final.

Tras el primer cuarto, se iban cumpliendo los pronósticos, con un Urbas Fuenlabrada muy flojo en defensa y que permitía acciones sencillas en el ataque del Real Madrid. Pero como si de otro partido se tratase, las actuaciones se cambiaron por completo. Es decir, Urbas Fuenlabrada anotó en sus cuatro primeros ataques, tres de ellos triples, mientras que el Real Madrid solo anotaba dos puntos en dos tiros libres. Podríamos creer quizás, que fuese un dato anecdótico pero ese momento se fue alargando por el tiempo con presencias testimoniales de Llull, Núñez, Rudy o Vukcevic en el Real Madrid, mientras que en Urbas Fuenlabrada aparecía Obi Emegano para convertir todo lo que tiraba y llegar a un ajustado 35-41 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido. Porque Emegano lo anotaba todo, porque Risic continuaba con su racha y porque el Real Madrid, solo anotaba desde el tiro libre con una sola canasta de Poirier bien peleada bajo el aro. Eso es, peleada, porque la intensidad defensiva de Urbas Fuenlabrada subió a limites insospechados que, primero metieron el miedo al Real Madrid con un parcial de 20-7 en 6 minutos y con un acierto increíble en el triple con 4/5 solo en el segundo cuarto que obró el milagro de remontar el partido hasta el 43-41 del minuto 17. Parcial de 28-11 en menos de 10 minutos y con una intensidad fuenlabreña muy superior a la madridista. Y si esperábamos la reacción del Real Madrid, Obi Emegano se encargó de cerrar la primera parte con una gran canasta y colocar el sorprendente 49-47 para Urbas Fuenlabrada al descanso. Sorprendente, porque el Real Madrid ganaba +16 durante el primer cuarto, pero donde los locales apretaron en defensa para dejar a los blancos en 13 puntos por 12 de Obi Emegano y 8 de Dusan Risic.

Como el día y la noche. Parcial de 20-34 en el primer cuarto y de 29-13 en el segundo cuarto. Un 69% de acierto para el Real Madrid en el primer cuarto por un 73% de acierto de Urbas Fuenlabrada en el segundo. Parecía imposible, pero era real. Como real fue el abatimiento de los jugadores del Real Madrid con el arbitraje en el comienzo del tercer cuarto, donde los árbitros permitieron el juego, que beneficiaba los intereses de Urbas Fuenlabrada. Un abatimiento protagonizado por Edy Tavares que no terminó el partido por dos faltas técnicas señaladas tras protestas. Inicio eléctrico de Urbas Fuenlabrada con otro fantástico acierto esta vez dentro de la zona ante un Real Madrid que buscaba, sin éxito, la reacción desde el triple. Despertaba Jovan Novak en Urbas Fuenlabrada para poner un claro 60-54 para Urbas Fuenlabrada en el minuto 25 de partido superando con inmensa facilidad, la defensa interior del Real Madrid. Alberto Abalde con 2/2 en triples y las penetraciones de Fabien Causeur mantuvieron con vida a los blancos en la reanudación del partido contra la intensidad y las ganas de Urbas Fuenlabrada que tuvo como estilete a Kyle Alexander con 7 puntos en 3 minutos para seguir manteniendo a los locales por delante y sujetando a los titulares del Real Madrid que lograron un 43% de acierto en el cuarto y un parcial del 0-4 en el último minuto para llegar al final del tercer cuarto con un 69-64 para Urbas Fuenlabrada. Si hace apenas una semana nos congratulábamos que el Real Madrid había conseguido 77 puntos en tres cuartos ante el Bilbao Basket, más mérito tenía los 69 puntos anotados por Urbas Fuenlabrada con 20+29+20 en cada cuarto y un 55% de acierto en el tiro de campo. Estábamos ante una oportunidad histórica, porque en el Real Madrid no funcionaban sus hombres claves como Yabusele con 8 puntos en 25 minutos, 10 puntos en 17 minutos de Tavares o los 3 puntos anotados por Sergio Llull y el rosco de Rudy Fernández.

Publicidad
Clorín

El Real Madrid estaba obligado a reaccionar y eso lo sabía el cuadro local que le tocaba aguantar. Y el partido cambió. Parcial de 0-6 en menos de dos minutos que volvía a colocar por delante al Real Madrid y silenciar el Fernando Martín de Fuenlabrada. Y es que fue cuando los árbitros recuperaron el silbato y Urbas Fuenlabrada entró en problemas de faltas rápidamente. Y el segundo problema se llamaba Sergio Llull que cogió los mandos de su equipo para anotar dos triples consecutivos y dejar un problemático 72-76 para el Real Madrid en el minuto 34. Problemático para Urbas Fuenlabrada porque el capitán blanco se enchufaba al encuentro y junto con los 6 puntos de Fabien Causeur mantenía al Real Madrid por delante. Pero Urbas Fuenlabrada no se rendía. A cada golpe del Real Madrid, volvía otro de Urbas Fuenlabrada que consiguió remontar con un parcial de 7-1 en dos minutos con 12 puntos de Emegano en el último periodo para colocar el 85-85 a falta de 18 segundos. Partido tremendo de Urbas Fuenlabrada que llegó vivo hasta el final con los 27 puntos 5 rebotes y 25 de valoración y los 25 puntos 5/6 en triples 5 rebotes y 27 de valoración de Dusan Ristic. Pero esta vez, la suerte se alió con el Real Madrid puesto que en esos 18 segundos, Pablo Laso dibujó una jugada donde Sergio Llull se fajaba de su defensor y penetraba en la zona y, al cerrarse la defensa, abrir para Thomas Heurtel que libre de marca anotó el triple ganador y el máximo castigo para el gran partido de Urbas Fuenlabrada. Con ese triple Thomas Heurtel anotaba su 4/5 para 12 puntos 9 asistencias y 22 de valoración. Fabien Causeur lograba 19 puntos 6 rebotes y 21 de valoración. Grandísimo partido, demasiado castigo para Urbas Fuenlabrada y gran reacción del Real Madrid.

Scroll al inicio
Ir al contenido