Euroliga Jornada 22: Maccabi Fox Tel Aviv 77 Real Madrid 81

La mano de Edy

Vuelve la alegría al Real Madrid tras 3 derrotas consecutivas, venciendo en una cancha que era inexpugnable hasta entonces. Una gran segunda parte dirigida por Facundo Campazzo y Edy Tavares mejora una dudosa primera mitad. Randolph volvió a jugar anotando 19 puntos en 21 minutos. Pero fue Edy Tavares quien colocó hasta 5 tapones para cerrar las opciones de Maccabi. Hubo minuto de silencio y ofrenda de 24 y 8 segundos, de los jugadores por Kobe Bryant. Eterno Kobe.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Dear Basketball, hoy has conseguido que esta crónica tenga una dedicación especial al cielo, tras llevarte prematuramente a uno de los mejores jugadores de la historia de tu deporte. Eterno Kobe Bryant.

Tras una tristísima y durísima semana, la competición del Real Madrid volvía a crear protagonismo en nuestras vidas, teniendo el siguiente capítulo nada más y nada menos, que en la mítica cancha de La Mano de Elías de Tel Aviv. Porque, tras haber conseguido 13 victorias consecutivas, los blancos llegaban a Israel con otra racha de 3 derrotas que ponía los pelos de punta a los aficionados madridistas. Pero anoche no era buen día para recuperar la senda de la victoria, puesto que el Maccabi Tel Aviv llegaba invicto en su cancha con 9-0 de balance, ganando a CSKA Moscú Fenerbahce y Barcelona entre otros. Ese buen balance, le colocaba en 5ª posición a solo una victoria del segundo puesto. Las buenas noticias llegaban desde la enfermería colocando el cartel de “cerrado” ya que Anthony Randolph volvía a la convocatoria del Real Madrid para Tel Aviv. Ya no queda ningún jugador lesionado y Pablo Laso pudo disfrutar, por fin, de su plantilla al completo. Era una grandísima noticia la vuelta de Randolph, sobre todo ante, un equipo, lleno de jugadores muy físicos capaces de jugar muy por encima del aro.

Precisamente anoche, debutaba Amare Stoudimire. Pívot de Florida que jugó 14 temporadas en la NBA, siendo Rookie del Año en 2003.Con todo el equipo a disposición de Pablo Laso, el Real Madrid iniciaba el duelo con Facundo Campazzo, Fabien Causeur, Gabriel Deck, Anthony Randolph y Edy Tavares. Minuto de silencio merecidísimo por Kobe Bryant y espectacular gesto de Maccabi cediendo 24 segundos de posesión y del Real Madrid, parando 8 segundos en cancha propia. Justo los dorsales que llevó la estrella de Los Ángeles Lakers. Comienzo espectacular de partido, con tres triples consecutivos de Maccabi Tel Aviv que ponía la directa en el marcador hasta la aparición de Anthony Randolph primero y Fabien Causeur después. Y es que el pívot criado en California, no acusó para nada su mes de baja anotando 8 de los 10 primeros puntos del Real Madrid  que se encontraba 11-10 abajo en el minuto 5. Era tan vertiginoso el juego, que nos encontrábamos con 5 pérdidas de Maccabi y 3 del Real Madrid en apenas 5 minutos. Demasiadas confianzas en los jugadores con balón que veían como les robaban la cartera donde los blancos se sienten como pez en el agua y fue aprovechado por Fabien Causeur consiguiendo 6 puntos consecutivos y dándole las primeras ventajas en el marcador. Scottie Wilbekin con 8 puntos intentaba mantener a su equipo por delante, pero el talento de Anthony Randolph con sus 13 puntos y 5 rebotes, mantuvo al Real Madrid por delante en el marcador al final del primer cuarto 19-21. Un Real Madrid que coqueteaba con el 50% en tiros de campo a pesar del 33% en el triple, pero que igualaba estadísticas con el Maccabi gracias también, a los dos tapones de Edy Tavares.

Lo malo del primer cuarto, volvían a ser las 5 pérdidas de bola en un cuarto y que 19 de los 21 puntos, fueron anotados por Randolph y Causeur. Es decir, que solo dos jugadores blancos acumulaban la mayoría de la puntación del equipo, algo que ya sea por casualidad, no jugaron muchos minutos en la segunda parte. Desgraciadamente para el equipo español, el segundo cuarto aumentó los defectos del primero, ya que en la segunda unidad, no parecía haber nuevos jugadores que continuasen con el acierto de Randolph y Causeur. En apenas 3 minutos, el parcial era de 8-0 para Maccabi Tel Aviv y ya 3 pérdidas de balón del Real Madrid. Otra vez, los nervios y las desconexiones, volvían a florecer en las cabezas de los jugadores blancos ante un Maccabi enganchado al partido y a la competición. Eran los peores momentos del Real Madrid en todo el partido, donde encima, el Maccabi Tel Aviv conseguía su máxima diferencia 31-23 en el minuto 15, subsanado un poco por los 5 puntos consecutivos de Jeffery Taylor que volvían a apretar un partido, que con el paso de los minutos parecía escaparse de las manos madridistas con el talento de Deni Avdija consiguiendo 7 puntos y devolviendo los 8 de diferencia a falta solo de 3 minutos para el descanso. En el Real Madrid, solo Trey Thompkins veía aro con 6 puntos en este cuarto y llegar al descanso con el 38-36 para Maccabi Tel Aviv. Salvó los muebles el Real Madrid con 15 puntos en este cuarto y un 47% en tiros de campo. Porque además, los blancos realizaron 5 pérdidas más – 10 en la primera parte – y los 7 rebotes ofensivos de Maccabi, que era un indicativo, de que los macabeos jugaban con mucha más intensidad.

Publicidad
Clorín

Debía y podía remontar el vuelo este Real Madrid, primero con la vuelta de los titulares y con el apoyo del 44% de Maccabi y sus 9 pérdidas de balón. Y aunque no fuese de la manera más deseada, el Real Madrid empezó a frenar el ataque israelí y de manera incomoda iba consiguiendo parciales positivos, como el 4-23 desde aquel 34-26 del segundo cuarto. Efectivamente, de la mano de Fabien Causeur con 6 puntos más, el Real Madrid dio la vuelta al marcador en este tercer cuarto con un parcial de 4-15 en 5 minutos, dejando el partido 42-51 en el minuto 25. Y es que además del francés, volvió un nuevo triple de Anthony Randolph para terminar el cuarto con 19 puntos y 7 rebotes. Causeur, cerraba su participación con 12 puntos y 3 rebotes. Ambos, curiosamente, no volverían a jugar en el último cuarto. Pero el cortocircuito había cambiado de bando, como del número de camiseta de nuestro añorado Kobe Bryant. Las ganancias de Maccabi Tel Aviv se encontraron con el crecimiento defensivo del Real Madrid, con un Tavares espectacular, colocando hasta 3 tapones al cazador Othello Hunter. Y esa defensa del caboverdiano, era acompañada por la figura ofensiva de Facundo Campazzo que arregló su rosco de la primera parte, con 5 asistencias y 2 robos de balón en este cuarto. Un cuarto totalmente dominado por el Real Madrid y sobre todo por Edy Tavares, que dejó en silencio La mano de Elías, convirtiéndolo en La mano de Edy con 7 puntos y 5 tapones al final del tercer cuarto. Solo los puntos de Wilbekin salvaron el honor del Maccabi que se quedó en 11 puntos y un 38% en tiros de campo. El Real Madrid continuaba con su 24% en el triple pero había mejorado mucho en defensa yéndose al final del tercer cuarto con una amplia ventaja 49-57, gracias a la mano de Edy.

Pero ahora llegaba la reválida de la segunda unidad para intentar frenar el – seguro – intento de reacción de Maccabi Tel Aviv, con un endemoniado Scottie Wilbekin. Y así fue, en apenas dos minutos con un parcial de 9-2 con 3/3 en triples y borrando de un plumazo la generosa ventaja madridista. Pero la defensa madridista ya venía en la ola del tercer cuarto y después de los 9 puntos locales, pasaron otros dos minutos sin anotar con un 0/2 en triples. Y además, como ya pasaba con Campazzo, era Sergio Llull quien encendió la bombilla y anotar cinco puntos consecutivos para estirar de nuevo la diferencia blanca hasta el 58-66 del minuto 35. Y desde ese minuto, el Real Madrid mantuvo el control del partido, incluso con el nuevo intento desde el triple del Maccabi que obligó al Real Madrid a cerrar el partido con un descomunal Facundo Campazzo con 9 puntos en este cuarto, incluso el triple que sentenciaba el partido – con un 5/20 final – que le daba a los blancos, la 16ª victoria de la temporada.

Una victoria fundamental, de aquellas que casi no te esperas ante un equipo que no había perdido en casa. Gran partido de Randolph que en 21 minutos anotaba 19 puntos, por los 12 de Causeur con el mismo minutaje. Pero los 9 puntos finales de Campazzo 8 asistencias y 4 robos y los 11 puntos 10 rebotes y 5 tapones de Edy Tavares, anularon todas las opciones macabeas. Mucha moral y confianza se lleva el Real Madrid, pese a que en otros sitios se busquen contar los dos o tres datos malos de un partido igualadísimo que se llevó La Mano de … Edy Tavares.

Scroll al inicio
Ir al contenido