Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Objetivo Supercopa Endesa 2016
Objetivo Supercopa Endesa 2016
Objetivo Supercopa Endesa 2016

Objetivo Supercopa Endesa 2016

Este fin de semana el Real Madrid disputará el primer título de la temporada. La Supercopa Endesa calibrará el momento de forma del equipo blanco.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Apenas terminando de saborear el bronce olímpico cosechado por España en Río, ya tenemos encima el primer torneo oficial de la temporada. Declarado oficial por la ACB aunque no tanto por los equipos y aficionados. En el fabuloso Buesa Arena de Vitoria se disputa la Supercopa Endesa con los cuatro mejores equipos españoles en la pasada temporada según el criterio de la ACB. Tendremos al Campeón de Liga Endesa ( Real Madrid), al campeón de Copa ACB ( al ser también el Real Madrid, el elegido es el subcampeón Herbalife Gran Canaria), el equipo mejor clasificado en competiciones europeas (Baskonia) y el equipo “invitado extraoficialmente” (FC Barcelona). El sorteo quiso ser caprichoso y ha decidido concedernos el primer clásico del año entre Real Madrid y FC Barcelona para semifinales el próximo viernes 23 de septiembre donde ambas plantillas volverán a enfrentarse tras la pasada final de Liga Endesa, escasos tres meses antes. Siempre que ambas plantillas se enfrentan, prometen darnos un grandioso espectáculo y aun más si resulta ser el primer partido oficial de ambos en una nueva temporada. Muchas cosas han cambiado desde que se enfrentasen en la pasada final de Liga Endesa. Las dos plantillas han sufrido muchas modificaciones, empezando por el técnico blaugrana. Xavi Pascual ha dejado la nave blaugrana tras ocho años al mando del equipo catalán y dejando su puesto al ganador de una Euroliga con el Olympiacos, el griego Georgios Bartzokas.

img.rtve.es

La llegada de Tyrese Rice como principal estrella, acompañado del “francotirador” Petteri Koponen y del “resurgido” Víctor Claver a una plantilla ya poblada de mucho talento, va a generar cambios en el estilo de juego que hemos estado acostumbrados a ver en el Barcelona en la etapa de Pascual. Esta temporada va a ser mucho más dinámica y con infinitos intentos más fuera de la zona. Enfrente tendrá a un Real Madrid muy reconocible a pesar de las transacciones efectuadas durante el verano. Gana mucha calidad y músculo interior pero pierde magia y anotación en el juego exterior. Jugando a ser adivino, el partido promete ser divertido, con mas lanzamientos que transiciones, con muchas jugadas por encima del aro, ciertas habilidades técnicas y físicas portentosas y unos duelos “one to one” sencillamente espectaculares. Pero no debemos de olvidarnos que, aunque el torneo sea oficial, muchos de los jugadores de ambas plantillas se encuentran en sus primeros días de entrenamientos tras sus vacaciones y otros aun necesitaran más tiempo para encajar y conocer de memoria los esquemas definidos por los entrenadores. Ni mucho menos el nivel ni el resultado del partido del próximo viernes indicará el devenir de ambos bloques durante la temporada 2016/2017 donde lógicamente, por la historia del escudo al que representan, están obligados a pelear por todos los títulos en juego. El Real Madrid sabe que para conseguir el título, no solo tendrá que vencer al FC Barcelona, sino también vencer la hipotética final contra el ganador de la otra semifinal entre el equipo local, Baskonia, y el Herbalife Gran Canaria, dos equipos muy peligrosos que se han reforzado con grandes jugadores y que ya demostraron la pasada temporada que no hincarán fácilmente la rodilla ante cualquiera de los dos equipos más laureados del baloncesto español. Si finalmente el Real Madrid se hiciese con la Supercopa Endesa, conseguiría su quinta Supercopa Endesa, el primer título oficial de la temporada 2016/2017 y el 13º de la era Pablo Laso. Los blancos lucharán por conquistar todo partido y todo título que se le ponga por delante. Comienza una nueva temporada baloncestística y la seguiremos, como siempre, en Pobla FM.

Scroll al inicio
Ir al contenido