Liga Endesa Jornada 05: Real Madrid 84 Monbus Obradoiro 77

Sangre y sudor

El Real Madrid continúa líder invicto de la Liga Endesa, tras conseguir una victoria con mucho sufrimiento ante Monbus Obradoiro que terminó el partido con 13/26 en triples. La defensa de los blancos en el tercer cuarto (21-10) y el enorme partido de Tavares con 14+7+4 tapones en 35 minutos, le valieron al Real Madrid para conseguir la victoria. Laprovittola superó a Campazzo con 19 puntos y 4/4 en triples.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Los cambios locos – y esperados – de calendario, nos obligan a retrasar el partido liguero del Real Madrid contra el Retabet Bilbao Basket, y recuperar en la noche de ayer el encuentro de la quinta jornada de la Liga Endesa frente a Monbus Obradoiro. El equipo gallego, que siempre pone en dificultades al Real Madrid, acudía al WiZink Center con un gran balance de 3-1 y con dos jugadores entre los más valorados de la Liga Endesa, el canadiense Kassius Robertson y el lituano Laurynas Birutis, que ya está promediando 20 puntos de valoración. El Real Madrid continuaba enfermo en rehabilitación, mejorando poco a poco, como se pudo ver en la primera parte del pasado viernes en la primera parte ante el Armani Milán dejando a los italianos en 28 puntos, insuficientes después para llevarse el partido. Los blancos volvían a su competición cómoda actual y recuperaba a Tristan Vuckcevic y Felipe Reyes en detrimento de Jaycee Carroll y Fabien Causeur. Sirvan estas líneas para reclamar una pronta y benigna recuperación al bueno de Fabien, infectado por el Coronavirus.

Y sin el francés, sin Abalde y sin Carroll, era presumible encontrarnos muchos minutos en el partido a dos bases juntos y fueron de inicio Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola quienes iniciaron el partido junto a Gabriel Deck – que sigue teniendo minutos de alero – Trey Thompkins y Edy Tavares. Nuevamente, el caboverdiano iniciaba un partido del Real Madrid algo que empieza a dejar de ser noticia dado el irregular inicio del resto de jugadores interiores. El comienzo del partido, no presagiaba lo que iría pasando los minutos siguientes. Demasiados errores entre los dos equipos, nos dejaban un 5-3 en 3 minutos donde Edy Tavares comenzaba ganado el duelo contra Birutis que solo pudo anotar 2 puntos con solo dos tiros a canasta en el primer cuarto. Pero Monbus Obradoiro enseñó su mejor arma y además, con acierto. Tres triples consecutivos permitieron a los gallegos ponerse a tiro del Real Madrid 12-11 en el minuto 6. En los blancos, Gaby Deck recuperaba sensaciones con 5 puntos anotados en este cuarto hasta cometer pronto su segunda falta personal que le llevó al banquillo. El Real Madrid hizo un gran trabajo en la primera parte, con un Edy Tavares intratable en la zona con 6 puntos y 1 tapón, pero se encontró con un increíble Kassius Robertson que anotaba 9 puntos – 3/3 en triples – en 4 minutos, para llevar a la remontada a su equipo 23-25 al final del primer cuarto. Y no quitemos ningún mérito a Monbus Obradoiro que anotó un 60% en tiros de campo y un increíble 66% en triples que lucho de tú a tú con el Real Madrid que consiguió un 63% en tiros que fue emborronado por dos fallos en el triple en los últimos 18 segundos de cuarto.

En periodo de continuo examen al Real Madrid, valoramos positivamente el escaso uso del tiro de tres, acompañado de una única pérdida de balón cometida además tras una falta en ataque. La segunda unidad madridista le volvería a dar una nueva oportunidad a Carlos Alocén y Usman Garuba para recuperar sensaciones en una temporada donde van a ser muy comparados con Campazzo y Tavares. Pero el gran protagonista del segundo cuarto, tenía nombre y apellidos. Kassius Robertson, que lleva el número 30 en honor a Stephen Curry, fue el autentico dominador del segundo cuarto siendo un vendaval anotador ante las defensas de Llull, Campazzo, Rudy y hasta Gaby Deck. En el Real Madrid, empezaba a funcionar el contrataque. Y el contrataque era iniciado por la buena defensa madridista que recuperó hasta 4 balones en este periodo con un genial Trey Thompkins que se jugó los 20 minutos de la primera parte del tirón. Pero el segundo cuarto del Real Madrid en ataque fue muy malo con apenas un 36% en tiros de campo y que provocó que Monbus Obradoiro empezase a tomar ventajas en el marcador y volviese a encenderse la luz de alarma en el WiZink Center, 33-36 minuto 15 de partido. Y es que además de los errores madridistas en el lanzamiento, se juntó el show de Kassius Robertson que superaba todos los uno contra uno que se encontraba en el segundo cuarto. Nada menos que un 6/6 hizo el canadiense que pudo contra todo el Real Madrid donde solo Thompkins y Taylor pudieron anotar más de una canasta en juego en este cuarto. A pesar de los buenos números del Real Madrid con 17 puntos en este cuarto, Kassius Robertson consiguió él solo 12 puntos para mantener a Monbus Obradoiro por delante al descanso 40-44. El alto porcentaje madridista bajó hasta el 49% mientras que el de los gallegos, se mantenía en un 58%, siendo un 50% en el triple, a pesar de haber fallado 4 de los 5 intentados en el segundo cuarto.

Publicidad
Clorín

Teníamos el problema y Pablo Laso dio con la solución. El Real Madrid estaba bien conjuntado en ataque, había atajado su problema con las pérdidas – 3 – de balón y el gran objetivo de la segunda parte, era parar el 58% de Monbus Obradoiro y por supuesto, el acierto de Kassius Robertson que con 21 puntos y 9/11 en tiros, dominaba el partido. Y con esa mentalidad salió el nuevo quinteto madridista con Alocén, Llull, Deck, Garuba y Tavares. Tardó en anotar el Real Madrid, pero subió la intensidad defensiva a límites no recordados en los últimos tiempos cerrando a cal y canto la zona, no permitiendo ninguna canasta de dos – 0/9 – del equipo gallego en todo el tercer cuarto que se alimentó de 3/6 triples para aumentar su anotación y conseguir una máxima ventaja 42-50 en el minuto 24 de partido. Un minuto y un momento muy importante en el partido ya que Moncho Fernández vio dos técnicas consecutivas tras reclamar a los árbitros un mismo rasero arbitral. Desde ese momento, el Real Madrid se animó mientras el Monbus Obradoiro sufrió el desánimo de los errores en el lanzamiento. Y es que la dupla Tavares y Garuba sumaron 9 rebotes, uno más que todo Obradoiro que tampoco pudo encontrar el éxito de Kassius Robertson que, ahora defendido por Jeffery Taylor, no consiguió anotar en sus apenas dos tiros en este cuarto. El partido se convirtió en una batalla física donde vimos el mejor la mejor versión del Real Madrid donde Laprovittola con 3/3 en triples, conseguía 9 tantos, uno menos que todo Monbus Obradoiro en este tercer cuarto. Y es que los blancos, cerraron el tercer cuarto con un parcial de 19-4 desde la expulsión del entrenador de Monbus Obradoiro, dejando el resultado en un 61-54 para el Real Madrid, al final del tercer cuarto. Y es que el 20% de acierto de Monbus Obradoiro en este cuarto, fue fundamental para la reacción madridista que recuperó sensaciones del gran equipo que es.

Pero el partido no podía estar sentenciado, cuando Monbus Obradoiro mantenía un 50% en triples con 20 lanzamientos. Y así fue en el inicio del último cuarto con un parcial de 0-8 en dos minutos, como no, con 2/2 en triples de Monbus Obradoiro que se volvía a colocar por delante en el marcador 61-62 minuto 32. Pero ahora, a diferencia del principio del partido, el Real Madrid encontraba más facilidad para anotar, con 23 puntos en este cuarto con 7 puntos de Laprovittola, 6 de Thompkins y Gabriel Deck y los otros 4 tantos fueron anotados por Edy Tavares que continuó dominando ambas zonas. Otra vez más, los triples de Monbus Obradoiro, colocaban a los gallegos por delante 69-70 minuto 35, pero el pobre acierto 40% en tiros desde la zona de Monbus Obradoiro y el 54% de acierto del Real Madrid junto a la envergadura de Tavares – puso más de los 4 tapones que indicó la estadística – doblegaron un partido que le costó mucho más de lo esperado, sacar al Real Madrid. Tavares con 14 puntos 9 rebotes 4 tapones y 27 de valoración, fue el mejor de los blancos, junto a Laprovittola con 19 y 20 de valoración, una vez más. Ahora, los blancos han de volver a su realidad e intentar superar el próximo viernes al FC Barcelona y enderezar su balance en la Euroliga.

Scroll al inicio
Ir al contenido