Liga Endesa Playoffs Final 1º Partido: Real Madrid (1) 87 FC Barcelona (0) 67

Van muy en serio

Cargando...

Enorme demostración del Real Madrid, que se llevó el primer punto de la Final de la Liga Endesa ante un FC Barcelona que no tuvo respuesta ante el vendaval madridista que domina con solvencia los playoffs. Campazzo con 19 puntos fue el mejor de un partido, donde todos los jugadores cumplieron su cometido. Mañana se jugará el segundo partido, también en el WiZink Center.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

Lo dijimos en la anterior eliminatoria ante Valencia Basket. Lo de este Real Madrid, no era casualidad. Sumaba 5 de 5 en los playoffs anotando más de 85 puntos, salvo en el segundo partido (79) de semifinales – solo necesitó de 11 puntos en el último cuarto – ante Valencia Basket, por partido. Se hablaba de que Baxi Manresa no tenía el nivel competitivo, que Valencia Basket ya tenía la temporada resuelta. Pero anoche vino el FC Barcelona deseoso de aguar la fiesta a la parroquia blanca, como ya ha hecho hasta en 4 ocasiones esta temporada, aunque en la Copa todos sabemos como fue. Ahora ya no se escusaría la gente en el rival y verían con buenos ojos el espectáculo del Real Madrid, tanto en ataque, como sobretodo en defensa. Contando el de anoche, son 72 puntos recibidos de media en 6 partidos de Playoffs y con esa barrera, tienes muy difícil superar al Real Madrid. Para ganar la Liga Endesa, los blancos “solo” tenían que mantener sus números de los Playoffs, ser contundentes en ataque e intensos en defensa. Es muy fácil decirlo, pero muy difícil demostrarlo, pero anoche el Real Madrid volvió a demostrar su gran momento de forma.

clorin 1200 200

Sorprendió el FC Barcelona con un extraño quinteto, dejando fuera a Heurtel y Hanga, buscando altura con Claver en el “3” con la defensa de Rudy y el arma escondida que siempre suele ser Pau Ribas, para defender los triples alejados del mallorquín. Laso por su parte, prefirió iniciar con Gaby Deck, guardando a Taylor para la salida en cancha de Thomas Heurtel. El principio del partido se pareció más a lo que buscaba el Real Madrid. Anotación exterior y férrea defensa que obligaba al FC Barcelona a utilizar su tiro exterior. Resultado, 9-0 en 3 minutos con un Real Madrid desencadenado, poniendo tierra de por medio ante un FC Barcelona, aun grogui del golpe inicial recibido. Es por tanto, que apareció Facundo Campazzo para hurgar en la herida blaugrana y conseguir 7 de los 11 primeros puntos del Real Madrid con un 3/3 en tiros de campo. Pero el FC Barcelona empezó a remontar y lo hizo desde el rebote ofensivo, con hasta 6 capturas desde el aro rival en el primer cuarto. El parcial azulgrana fue de 6-13 en 5 minutos, para echarle nuevamente el aliento al Real Madrid que parecía no tener el acierto inicial desde el triple, como en todos los Playoffs. Pero ya no es novedad, que quién soluciona este problema, es Sergio Llull. Su 2/2 en triples en apenas 120 segundos, colocaba a los blancos con un 22-17 al final del primer cuarto, donde los de Pablo Laso, no abandonaban la cabeza del partido. Eran los bases, los que mantenían por delante al Real Madrid con 16 de los 22 puntos anotados, por parte de Campazzo y Sergio Llull y combinando un 3/3 en triples. Al final, el porcentaje era de un 50% y el Real Madrid mandaba ante un FC Barcelona con un 36% en tiros de campo, pero que se agarraba al partido gracias al rebote ofensivo.

El vendaval blanco, continuó en el comienzo del segundo cuarto con un parcial de 8-2 en apenas dos minutos, que ya empezaba a dejar al Real Madrid con una ventaja superior a la decena de puntos. Es verdad que los blancos estaban acertados, pero también es verdad que la defensa subía un puntito más de intensidad, provocando 3 pérdidas de bola y la primera canasta en juego del segundo cuarto, en casi 4 minutos del segundo cuarto. Esto provocó que el Real Madrid siguiese jugando al límite, con 3 faltas ya de Rudy Fernández en 15 minutos, con el marcador 36-23 favorable para el Real Madrid. El FC Barcelona continuaba desbordado por la intensidad del Real Madrid, que solo permitía puntos de Pierre Oriola, que anotaba 6 de los 15 de su equipo en este cuarto. Después de todo ese tiempo, Pesic decidió usar su gran fortaleza física – con la permisividad arbitral – para bloquear el ataque del Real Madrid e intentar, con el rebote ofensivo como baza, recuperar el acierto anotador. Pero éste no llegaba y el FC Barcelona, se quedaba en un escaso 34% en tiros de campo, a pesar de sus 11 rebotes ofensivos en la primera parte. Y es que el FC Barcelona, anotaba 6 de sus 15 puntos desde la línea de personal, mientras que el Real Madrid se marchaba en el marcador, con un Facundo Campazzo sensacional, que decidió dejar de lado su capacidad de asistente, para anotar 13 puntos en la primera parte, con un triple a una pierna, para dejar el partido al final de la primera parte en 47-32 para el Real Madrid. 57% en tiros de campo el Real Madrid, que volvía a tener un 50% en triples y solo 2 pérdidas de balón, además de sumar 2 recuperaciones. Nuevamente, veíamos en la cancha del WiZink Center, la versión más ofensiva del Real Madrid, la versión que nos está ofreciendo, en todos los Playoffs.

Aunque la diferencia era bastante amplia, el partido para nada estaba terminado. Sabíamos de la calidad del FC Barcelona y que usaría nuevamente su intensidad física para meterle presión al Real Madrid desde el inicio. El FC Barcelona comenzó fuerte desde el inicio con 9 puntos anotados en menos de tres minutos. Es verdad también, que el Real Madrid mantenía el tipo ofensivo y seguía manteniendo diferencias, pero el FC Barcelona, bajó el partido al fango y lo metió en un ritmo más lento intentando sacar de quicio a los jugadores del Real Madrid. Pero el intento, no le funcionó a Pesic y el Real Madrid continuaba con una cómoda ventaja 58-44 en el minuto 25, con un Randolph que volvía a ser de los más destacados del Real Madrid. Sus 11 puntos y 4 rebotes al finalizar el tercer cuarto, le sirvieron para ser el segundo máximo anotador del conjunto de Pablo Laso, tras los 15 de Facundo Campazzo. Ese FC Barcelona pletórico del inicio del tercer cuarto, se empezaba a desvanecer, ya no solo en ataque – 0 puntos en 3 minutos – sino también en su facilidad reboteadora, con solo 2 rechaces en la canasta madridista. Pero reaccionaba el FC Barcelona gracias a su 2/2 en triples en el tramo final del tercer cuarto para acercarse al -10. Nuevamente, el equipo blaugrana embarraba el partido con la ayuda arbitral desquiciando a jugadores, técnicos y aficionados del Real Madrid que vieron que se llegaba al final del tercer cuarto 63-52 para el conjunto de Pablo Laso. Y es que este parcial, era para el FC Barcelona 16-20, con Singleton y Heurtel como líderes pero con un penoso 40% en tiros de campo. Y es que las diferencias eran claras para el Real Madrid, 71-57 en valoración para los de Laso, con un 50% en tiros para el Real Madrid y de nuevo, 5 recuperaciones con 5 pérdidas de bola.

Este Real Madrid afrontaba el último cuarto, sabedor que estaba realizando un gran partido, acorde con lo ofrecido durante todos los Playoffs. Todo eso, pese a que el FC Barcelona consiguió romper la barrera de los 10 puntos, 63-54 en el minuto 31. Pero si algo tiene este Real Madrid, es que cualquier jugador puede aparecer en cualquier instante y en la noche de ayer, le tocó a Jeffrey Taylor y sus 8 puntos en el último cuarto que sentenciaron el partido y dieron el primer punto de la final, al Real Madrid. Y es que el Real Madrid, volvió a sacar toda su artillería de 11-0 en 2 minutos para darle al Real Madrid el +20, 74-54 en el minuto 33. Con esa diferencia, la defensa del Real Madrid seguía siendo imponente, obligando al FC Barcelona a buscar heroicidades para intentar remontar un partido, que ya traía perdido desde los cuartos anteriores. Porque el Real Madrid ganó – por 20 – y convenció. Volvió a superar los 80 puntos y los 100 de valoración. Dejó los 11 rebotes ofensivos del FC Barcelona en la primera parte en solo 5 en la segunda. Con 5 jugadores con más de 10 puntos anotados y nuevamente, repartiendo los minutos en cancha. Ahora, ya nos podemos olvidar del partido de ayer y recordar el partido de mañana. Solo es un 1-0 y el FC Barcelona intentará utilizar todas sus armas – y las ajenas – para darle un susto al Real Madrid. Un Real Madrid, que nos deja un claro mensaje, van muy en serio a por la Liga Endesa.