Jº8 Atlético de Pinto 1-5 Burgos CF

El Burgos pasa por encima de un enrarecido Atlético de Pinto

Cargando...

Tras una buena primera parte del equipo local, los burgaleses salieron del vestuario como una apisonadora y remontaron el partido con muchísima contundencia

xxxxxxxxxx

Volvía el Atlético de Pinto al Amelia del Castillo buscando recuperar la confianza perdida tras cuatro partidos seguidos sin ganar. En frente, el Burgos buscaba dar la sorpresa a domicilio para sumar sus primeros tres puntos en toda la temporada. Comenzó el encuentro siguiendo el guion esperado, balones largos constantes y los madrileños dominando. Como es costumbre, cuando el Pinto juega bien aparece su número 22, Keita. Y apareció, fusilando desde fuera del área la escuadra de la meta rival con apenas un cuarto de hora cumplido. Tras esto, la primera parte continuó siendo toda una declaración de intenciones por parte de los locales, que no parecían tener intenciones de ceder ningún punto.

Sin embargo, los equipos que saltaron al terreno de juego en la segunda mitad no fueron los mismos. Y no fueron los cambios, que no hubo, pero algo cambió en las actitudes de ambos conjuntos. Poco a poco, el Pinto fue cediendo el dominio del balón, y el Burgos encontraría la recompensa a su insistencia, cuando José Menor cazó un rechace tras un saque de banda largo y colocó la pelota justo en el palo, imposible para Cortijo.

Este gol congeló a loa pinteños, que siguieron buscando el gol, pero cada vez con menos claridad. Los cambios no hicieron sino energetizar a los visitantes, que cada vez atacaban con más decisión al contrataque. Tras una serie de ocasiones cruzadas, Larry forzó un penalti claro, y Santi se encargó de convertirlo con decisión. Sufría el Pinto para acercarse al área rival, mientras los castellano-leoneses seguían encontrando huecos en una defensa rival que hacía aguas, especialmente en los últimos diez minutos, que se convirtieron en una tormenta inaguantable para los de David Samaniego. 

Uno tras otro, los goles se sucedían al contraataque. En primer lugar, Larry sentenciaba tras finalizar a puerta vacía una gran carrera de Alberto. Apenas tres minutos después, un Pinto noqueado vería como por la misma banda Santi recortaba hacia dentro y marcaba un golazo por la escuadra para deleite del banquillo blanco, que saltaba al campo incrédulo ante el vendaval ofensivo que estaban viendo. Finalmente, Toni se encargaría de desviar un disparo de Larry tras el enésimo centro lateral desde el lado zurdo que los pinteños se veían incapaces de defender. Así, terminó el encuentro con los locales pidiendo la hora y los burgaleses extasiados, subiendo al autobús con la sensación de que, mostrando este nivel, la salvación es posible.

Foto principal del Burgos CF

Ficha técnica