Inicio / DH5 / El Pucela se trabaja una nueva victoria
El Pucela se trabaja una nueva victoria
El Pucela se trabaja una nueva victoria
Jª 19.- Real Valladolid 1-0 Badajoz

El Pucela se trabaja una nueva victoria

Los extremeños vivieron en el alambre hasta el final, aunque generaron pocas situaciones de peligro y sumaron su cuarta derrota seguida

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El Real Valladolid salta de nuevo a la mitad de la clasificación tras una victoria trabajada, no tan apurada como refleja el marcador, aunque sí con pocos alardes. El Badajoz anuló por momentos a los blanquivioletas, pero no pudo amenazar en exceso a su rival y sumó en Los Anexos su cuarta derrota consecutiva, lo que le mantiene alojado en la última posición clasificatoria. Por momentos, Alonso fue sostén, evitando que los locales no se escaparan en el marcador y manteniendo a su equipo con vida hasta el final.

Si Eduardo Galeano hubiera levantado la cabeza y hubiera decidido dejarse caer por Los Anexos, se habría pasado media hora pidiendo “una linda jugadita”, como hizo en su primera vida. A los dos equipos les costó rasear el cuero, buscaron enfangar la salida rival y optaron a menudo por desasirse del balón con envíos, muchas veces, a ninguna parte. Así, aunque el Real Valladolid parecía tener más capacidad para dominar, no pudo sujetar el esférico hasta que, a fuerza de insistir, los jugadores y Pereira desde la banda, empezaron a llevarse bien con él.

Lo había pedido a viva voz Jesús Martínez, “vamos a tener el p… balón”, y fue el mediocentro el que empezó a forjar esa relación. Intentó cuidarlo, aunque el viento lo convertía en un trasto, y de sus botas llegó el primer acercamiento realmente peligroso. Con un pase filtrado, encontró por fuera a Hugo San, que centró al corazón del área, donde la zaga despejó. Dos remates hubo en segunda acción, pero los dos fueron bloqueados, el segundo, en una gran parada de Alonso, que se creció para evitar el disparo de Álex Rodríguez.

El saque de esquina propiciado por la acción acabó embolsado por el guardameta, a quien, como a sus compañeros, no convendría molestar en Twitter en ‘modo hater’: bloquearon cuantos intentos tuvo el Real Valladolid, no muchos, pero con un volumen creciente en el primer periodo, tanto, que pareció hacérsele corto. Cuando el colegiado pitó el descanso, era cuando mejor estaba, pisando continuamente las inmediaciones del área y después de ser capaz de anular los poquísimos arreones de los extremeños.

El dominio siguió perteneciendo a los pucelanos en la segunda mitad, aunque, de nuevo, en el inicio, les costó generar. De esta manera, no sería hasta la hora de juego cuando Canario picó al espacio y se adentró en el área, aunque tan escorado que cuando lanzó solo pudo hacerlo allí donde estaba Alonso, que volvió a despejar. Apenas tres minutos después, los blanquivioletas doblegaron al cancerbero, pensaron entonces, al fin. Nico Hidalgo recibió una falta tras gambetear en la frontal y él mismo la ejecutó, con tan mala suerte para el Badajoz que tocó en un defensa y desvió la trayectoria hacia la portería, dejando a su portero a contrapié y con el molde.

Nada más aparecer en el verde, Sergio rozó el gol con un lanzamiento por bajo que no pudo superar a Fer Pérez. Fue la primera intentona clara de los visitantes, que apenas se habían estirado en más de una hora de juego, aunque por voluntad y arrojo no fuera. Nico Hidalgo ejemplificó las ganas que tenían los locales de sentenciar, aunque las dos acciones que tuvo le quedaron a su pierna inhábil, la derecha, y el Real Valladolid acabaría apostando por una tenencia mayor en zona defensiva, buscando atraer para salir luego en velocidad. No les salió, pero casi.

Mientras los pupilos de Juan Carlos Román lo porfiaban todo a los centímetros de José Mari, que entró como refresco, de Juan Carlos Pereira rechazaban cualquier envío lateral o frontal. Concretamente, lo hacía Pedro, sobre todo, convertido en una especie de AdBlock Plus. Balón que le caía cerca, balón al que se interponía, como si fueran publicidad. Solo le faltó colgar un cartel de esos de “prohibido; se responsabilizará a la empresa anunciadora” que se ponían antes para evitar que se te llenara el buzón de folletos de todo tipo.

El partido se aproximó a su inexorable fin caminando en el alambre, con esa sensación de que puede ser que sí que tienen dos en el bingo cuando les faltan dos números para acabar el cartón. Pablo Castillo, punta recién incorporado a los vallisoletanos, se relamió un par de veces rozándolo. Primero, con un disparo al larguero. Más tarde, con un remate que sacó bajo palos un defensor, tras una salida en falso de Alonso (único fallo en su sobria actuación). Y, ya en la última jugada, con un disparo que se le marchó por poco. No embocó, pero celebró igualmente: los tres puntos se quedaron en Los Anexos en un partido jugado a veces al ralentí, en el que el Real Valladolid fue mejor.

 

Real Valladolid: Fer Pérez; Miguel Flores, Pedro, Iago Parente, Hugo San; Juan Merino, Jesús Martínez; Nico Hidalgo (Peña, min.91), Aday, Álex Rodríguez (João Azevedo, min.81); y Álex Alemán (Castillo, min.68).

CD Badajoz 1905: Alonso; Álvaro, Carlos, Asier, Agustín (Jose Mari, min.76), Dani Cordero; Rojas, Alejandro Sierra (Sergio, min.65), Borja (Balta, min.72); Tamudo y Aitor (Sergio, min.72).

Gol: 1-0, Nico, minuto 64.

Árbitro: Gutiérrez Garrote, asistido en las bandas por Otero Fernández y Aguilar Fernández. Mostró tarjeta amarilla a los locales Aday y Fer Pérez, y a los visitantes Dani Cordero, Agustín y Jose Mari, así como a su técnico.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 19 del Grupo V de la División de Honor Juvenil, disputado en Los Anexos al Estadio José Zorrilla, ante unos 150 espectadores, el domingo 5 de febrero de 2023.

Scroll al inicio
Ir al contenido