Inicio / DH5 / Espíritu Pepote
Jª4. CD Leganés 1-1 AD Alcorcón

Espíritu Pepote

A pesar del gol de Sergio al filo del descanso para el CD Leganés, los locales no pudieron dejar todos los puntos en casa. Un espíritu vestido de amarillo invadió el campo en la segunda parte e hizo que Pepote y su magia lograran el empate para el AD Alcorcón y que la cosa quedara en reparto de puntos para ambos equipos.

De un lado, un equipo deseoso de resarcirse del empate cosechado en la jornada anterior. Del otro, 11 titulares con ganas de seguir haciendo Historia y de revalidar el título de “equipo revelación”. Se mirara como se mirara, sin duda, era un partido de altos vuelos.

El CD Leganés recibía en casa al AD Alcorcón. Los de Gonzalo Cuenca querían dejar huella ante el equipo de Sergio Solís en lo que se preveía un partido difícil hacia ambos lados. Los primeros minutos fueron de tanteo para los dos conjuntos. La primera ocasión de peligro fue para el equipo local. Rosell lanzó a puerta desde la banda izquierda, pero el balón fue a parar a Magariño, que sí remató con un disparo cruzado pero el esférico salió por la línea de fondo del segundo palo. 

La primera del conjunto visitante vino con una jugada iniciada por Nico (Nicogol como le llaman algunos en el vestuario). Nacho puso un balón para Blázquez en la frontal, que remató a puerta sin dudarlo y estuvo a punto de inaugurar el marcador.

Pero el primer gol del partido fue para el CD Leganés al filo del descanso. Sergio enganchó un rechace pasado el centro del campo y lanzó un trallazo al fondo de la red de Ángel, que no pudo interceptar el balón. 

Ya en la segunda parte, los chicos del AD Alcorcón salieron al campo dispuestos a dejarse la piel, como habían hecho en las tres jornadas anteriores. A no dar nada por hecho. A no rendirse. Corría el minuto 51’ cuando Íñigo, que capitaneaba el juvenil A del AD Unión Adarve la temporada pasada, puso un balón para Nacho en el carril derecho. Este llegó hasta la línea de fondo y estuvo a punto de rematar, pero la defensa cortó sus intenciones.

Al filo del minuto 80’, los de Gonzalo Cuenca tuvieron una doble ocasión de empatar el partido. En la primera, Íñigo recibió un balón de Nico en la frontal y, sin pensárselo dos veces, lo mandó a puerta, pero Luciano estuvo atento y despejó el disparo. En la siguiente acción, después de un córner de Joaquín, hubo una serie de remates consecutivos en el área pequeña que nos dejaron sin respiración a más de uno. Pero el empate seguía sin llegar.

Hasta que al final del encuentro, ya en el tiempo añadido, una magia especial invadió el campo. Un espíritu vestido de amarillo. Eso a lo que ya hemos bautizado “el espíritu Pepote”. Algo similar a la ilusión reflejada en los ojos de un niño el día de Reyes. A las ganas de hacer ese viaje que por fin llega. O la motivación de un jugador por dar todo por y para su equipo hasta el último minuto. Pepote, dorsal ‘27’ del AD Alcorcón hizo el gol del empate, que se celebró en el banquillo visitante cual victoria en el 93’, después de un centro de Joaquín desde la derecha.

Reparto de puntos más que merecido para ambos equipos. Los de Gonzalo Cuenca trabajan ya en el partido de la próxima jornada, muy especial por cierto, donde recibirán en el Anexo de Santo Domingo al CF Rayo Majadahonda el sábado 08/10 a las 16:00h. 

Ficha técnica

Scroll al inicio
Ir al contenido