Raúl Alcaina es central en el juvenil A del Getafe CF

La ingeniería de la defensa azulona

Cargando...

Del Rayo Ciempozuelos al Getafe CF, pasando por el Atlético de Madrid. Sueña con ser como Puyol y trabajar a las órdenes de Bordalás. Hoy os traigo a otro de los jugadores del juvenil A del Getafe CF, Raúl Alcaina. 

xxxxxxxxxx

Su mundó se paralizó cuando descubrió que lo suyo era el mundo del fútbol. Fue cuando llegó al Atlético de Madrid, donde estuvo cinco años. Aunque en realidad empezó a darle patadas a un balón en el Rayo Ciempozuelos. Ahora triunfa como central en el Getafe CF. Hoy, desde casa y con Pobla FM, os presento a una pieza fundamental en el juvenil A azulón, Raúl Alcaina

Tiene todas las cualidades imprescindibles de un central de categoría. Durante los 90 minutos más importantes de la semana es un chico serio y no deja de dar indicaciones a sus compañeros desde la línea defensiva. Fuera del campo es todo lo contrario. Alca, como le llama todo el mundo en el mundo del fútbol, es un chico familiar, tranquilo y muy tímido. Consciente de lo importante que es labrarse un futuro profesional paralelo al deporte rey, Raúl estudia Ingeniería Geológica, por si un día las cosas se tuercen y no salen como espera. 

Sueña con ser como el eterno capitán del FC Barcelona, Carles Puyol, aunque también siente una enorme admiración por el actual entrenador del Real Madrid CF, Zinedine Zidane. Aunque en su mente tiene como objetivo más próximo llegar al primer equipo del Getafe CF y trabajar a las órdenes del entrenador de moda, José Bordalás.

¿Qué jugador de cantera no sueña con ese momento y con poder dedicar un gol marcado en el Coliseum Alfonso Pérez? Pues sí, señores. Alca es también uno de ellos. Pero para ir calentando dedica todos los goles que tiene la oportunidad de marcar a sus padres y, más aún, a su abuelo, fallecido en 2013. De él y del deporte rey aprendió muchos de los valores que le han llevado a ser el futbolista que es hoy en día: respeto, profesionalidad y responsabilidad.

Para llegar a cumplir su objetivo de jugar en Primera División con el primer equipo azulón, Alca lleva ya recorrido un largo y duro camino de partidos cada fin de semana, de derrotas que son para olvidar y, por supuesto, de victorias que nunca podrán irse de su memoria. Dos de esos encuentros estarán para siempre en la cabeza de nuestro protagonista. El primero, uno con el Atlético de Madrid contra el Milan, donde llegaron a penaltis y Alca marcó la pena máxima decisiva. El segundo, el mismo que muchos de sus compañeros en el juvenil A del Getafe CF, el partido de la temporada pasada en Valdebebas frente al Real Madrid de Raúl González, con el que consiguieron la permanencia del juvenil B azulón en LN12, y del que guarda un muy bonito recuerdo de la celebración en el feudo blanco.

No es fácil pertenecer a una cantera cuyo primer equipo milita en Primera División. Por eso, para Alca y el resto de sus compañeros es todo un orgullo pertenecer a este club y son conscientes de que tienen que dar todo de sí mismos en cada entrenamiento o partido. El vestuario del juvenil A del Getafe CF es una verdadera piña y eso, al final, se ve representado en el terreno de juego cada fin de semana. 

Su admirado Carles Puyol logró ser 100 veces internacional con la Selección Española gracias a su máxima concentración en los momentos previos a un partido. Sergio Ramos no comienza un encuentro sin antes haber puesto música flamenca en el vestuario. Fernando Hierro tenía que salir siempre en la foto previa al partido en el mismo sitio. Y como ellos, Alca también tiene algunas manías antes de saltar al campo cada fin de semana. Siempre da tres saltos con la pierna derecha, se santigua y mira al cielo para pedir ayuda a su abuelo. Después de cada gol, al cruzar la línea divisoria para volver a su campo,se vuelve a santiguar y vuelve a pedir ayuda a su abuelo. 

Todo buen futbolista tiene que tener unas cualidades básicas para llegar donde se proponga en este deporte. ¿Las más importantes? Tener la cabeza en su sitio, tener claro que esto no es fácil, dar el máximo de uno mismo, mucho trabajo duro y una dedicación absoluta. Sólo así lograrán llegar donde quieran. ¿Qué cuál es el sueño de Alca? Llegar a jugar en Primera División. ¿Y sabéis qué? Que con su entrega y dedicación seguro que lo consigue.