Liga Endesa Final Partido 2: FC Barcelona (2) 92 Real Madrid (0) 73

Cierre desconsolador

Cargando...

El Real Madrid dio su peor imagen el peor día y sucumbió nuevamente en el segundo partido de la final Liga Endesa que se acabaría llevando el FC Barcelona de manera totalmente merecida. Los blancos cierran de la peor manera una magnífica temporada ACB con un balance de 38-5 y llegando a una final que muy pocos esperaban. Los blancos tienen su merecido descanso 87 partidos después (récord de la franquicia). 

acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau

El Real Madrid finalizó su temporada liguera, afeándola en el último partido con una derrota justa y casi humillante en el segundo partido de la final en el Palau Blaugrana. Espera, repasemos, “¿segundo partido de la final de la Liga Endesa?” Debe de ser un dato incorrecto, puesto que muchos “gurús” aficionados del conjunto dirigido por Pablo Laso, nos hicieron creer que la temporada del Real Madrid acabaría en Febrero o Marzo. Bromas aparte, el partido de anoche oscureció la gran temporada liguera del Real Madrid que tuvo un balance de 38-5 todo un 88% de victorias, mejor incluso que el flamante campeón que necesitó de tres partidos para llegar a la gran final. Sólo 5 derrotas, 3 contra el FC Barcelona y 2 contra Valencia Basket. Este balance, iguala el conseguido por el Real Madrid en la temporada 17/18 con Luka Doncic como MVP de todo. Para el último partido liguero, el Real Madrid no podía contar con los lesionados Laprovittola, Randolph y Thompkins y con la baja por Covid de Felipe Reyes, que duele más por considerarse cercana su retirada como jugador profesional.

Cabe destacar, que el quinteto que jugó la final de la Supercopa ACB, allá por mediados de septiembre fue formado por Facundo Campazzo, Jaycee Carroll, Alberto Abalde, Gaby deck y Edy Tavares y que de los 12 convocados, solo 7 jugadores viajaron anoche a Barcelona para disputar el segundo encuentro de la Final. Carlos Alocén, Alberto Abalde, Jeff Taylor, Usman Garuba y Edy Tavares, fueron los cinco elegidos por Pablo Laso para iniciar el encuentro. Personalmente, me pareció muy extraño el quinteto, puesto se necesitaba ganar para seguir en la lucha tras el baño arbitral del primer día. Y digo esto, porque no me parece el equipo más ofensivo que Pablo Laso pudo colocar de inicio en la noche de ayer. Pero yo, ni soy entrenador, ni he conseguido 20 títulos en 10 años. Y el FC Barcelona salió extra motivado con un 7-0 de parcial en dos minutos y sin necesidad de pedir el comodín arbitral, solo con un simple toque de calidad baloncestística. Y con mucha intensidad, porque el cuadro blaugrana continuaba apabullando a los blancos con un 16-7 en el minuto 5 de partido. Y sin resistencia alguna, como demuestra el 7/7 en tiros de campo y solo una falta cometida por los blancos (tras las 29 del primer día) en el primer cuarto. No tardó Pablo Laso en recomponer su quinteto buscando anotación con Sergio Llull y Fabien Causeur. Pero poco pudieron hacer ya que los porcentajes blancos se quedaron en un 37% de acierto y un pobre 2/7 dentro de la zona. Muy diferente al 71% de acierto del FC Barcelona. Y es que ni con los cambios, resurgía el Real Madrid que finalizó por debajo el primer cuarto 26-15 a favor del FC Barcelona. Con más (5) asistencias que (3) rebotes y unas flojas sensaciones que acabaría pagando durante todo el partido.

Echábamos de menos al Real Madrid quien compite aun sabiéndose inferior al rival, pero anoche se quedó bien lejos de aquel comportamiento. Porque ni con la segunda unidad, el Real Madrid reaccionaba al ciclón que se había convertido en ataque el FC Barcelona con Nikola Mirotic como líder anotando 14 puntos al descanso. Y es que Jasikevicius no tuvo que romperse mucho la cabeza para derrotar al Real Madrid. Simplemente tuvo que tirar de energía ya que sus doce jugadores han podido rotar perfectamente durante la temporada, mientras que en el Real Madrid era complicado encontrar 12 activos. No solo era imposible remontar el partido, sino que el FC Barcelona cogía más ventaja hasta el 33-19 del minuto 15, con solo 4 puntos anotados en esos 5 minutos por el Real Madrid. Y es que, ni siquiera los referentes Llull y Rudy, eran capaces de anotar punto alguno en el segundo cuarto, donde el FC Barcelona atestó el golpe definitivo. Porque sólo el juego interior madridista parecía tener algo de acierto en el tiro, gracias entre otros a Vincent Poirier que terminó anotando 4 puntos y cogiendo 5 rebotes en un cuarto donde el FC Barcelona volvió a dominar sumando 22 puntos y llegando al descanso con ventaja 48-30. Poco más se puede decir de la primera parte del Real Madrid. Solo 30 puntos en un partido que te juegas seguir vivo y más con un 41% de acierto en el tiro de campo, que no estaba nada mal, para una puntación tan escasa.

clorin 1200 200

Y lo más deprimente, era ver que el máximo anotador del Real Madrid llevase 6 puntos o que el más valorado llegase solo a 8 créditos. Y encima tienes a tu mayor rival con 48 puntos anotados, 58% en tiros de campo y un 61 en valoración. Y claro, más tiros libres lanzados, como tiene que ser. Una diferencia insalvable para el conjunto de Pablo Laso, no ya solo porque tendría que cambiar su imagen completamente, sino porque la situación le daría alas a un FC Barcelona hambriento de títulos para compensar la enorme constelación de estrellas del baloncesto europeo posible, siempre dispuesto a humillar a su rival. Al menos el Real Madrid encontró el acierto, lo que hizo que subiese su pobre puntación del descanso. Y fue sorprendentemente Álex Tyus quien conseguía en un solo cuarto y él solo, más puntos que cualquier compañero de su equipo en la primera parte. El de Missouri mantuvo a los blancos al menos a unas rentas medio honrosas 64-44 en el minuto 25. Y como estaría el partido, si tenemos que destacar 9 puntos de Álex Tyus en el tercer cuarto, cuando Nikola Mirotic anotó los mismos y Nick Calathes, anotaba 6 puntos con un 3/3 en este cuarto. Un tercer cuarto donde volvió a brillar el FC Barcelona con 29 puntos y un 69% en tiros de campo. Y eso que el Real Madrid llegó a los 25 puntos con un 58% en tiros de campo y solo Carlos Alocén y Edy Tavares acompañando en la anotación. Un tercer cuarto que se cerraba con un parcial de 11-2 en 3 minutos y el claro 77-55 para el FC Barcelona.

Del últmo cuarto, nos quedará la anécdota graciosa en la que el Real Madrid lanzó 14 tiros libres, consiguiendo de esa manera 12 de los 18 puntos anotados. Fue todo un detalle por la parte arbitral de la Liga Endesa, para que al final el Real Madrid lanzase más tiros libres en la final, que el FC Barcelona, solo en el primer partido. Gracias a esos tiros libres, el Real Madrid pudo llevarse al menos el último parcial con 8 puntos de Alberto Abalde que realizó un gran esfuerzo jugando el playoffs con los síntomas recientes del coronavirus. Ganó merecidamente el FC Barcelona la Liga Endesa, al menos en la final. O lo que se pudo jugar porque conviene no olvidarse de los acontecimientos del primer partido. La derrota en el segundo partido, ha hecho daño al Real Madrid por la imagen ofrecida por los blancos en el Palau. Y sin ser decisivo, esa derrota provoca el mejor balance histórico del Real Madrid en Liga Endesa con Pablo Laso en el banquillo 38-5, el mismo que en la temporada 2017/2018 donde salieron campeones con Jason Randle, Gustavo Ayón, Santi Yusta. Dino Radoncic… y Luka Doncic. Pero eso lo veremos más adelante en Pobla FM, donde haremos (en el momento que hay que hacerse) el resumen a una temporada de infarto. En la Liga Endesa ganó el FC Barcelona y el Real Madrid llegó a la final, donde muy pocos le esperaban.