Liga Endesa Jornada 07: Real Madrid 70 Gran Canaria 75

Drama Matutina

Un Real Madrid de más a menos se vio superado de forma clara por Gran Canaria que se aprvechó de las 17 pérdidas de los blancos y un 4/20 en triples en la segunda parte. Tras ser papá, Edy Tavares se regaló un partidazo con 18 puntos y 13 rebotes para 31 de valoración. Solo Alberto Abalde con 12 puntos, estuvo a la altura del caboverdiano. Ahora doble jornada de la Euroliga en Rusia, primero contra Zenit y después contra Unics Kazán.

El Real Madrid volvía a las mañanas de Liga Endesa. Algo que para algunos espectadores, les cuesta quitarse las legañas y meterse en dinámica de partido. Algo que en la mañana de hoy le pudo suceder al Real Madrid de Pablo Laso. Efectivamente, es una excusa, pero el Real Madrid no se pareció en nada al equipo que tan buen inicio lleva de temporada. El Gran Canaria supo aprovecharse muy bien y adoptó un juego incómodo pero efectivo que supo aguantar y remontar a los blancos con un final explosivo de AJ Slaughter. Los blancos cedieron su primera derrota en Liga Endesa tras 6 victorias consecutivas y lo hicieron sumando los mismos puntos que el jueves pasado en la Euroliga contra Fenerbahce donde, por cierto, consiguieron la victoria. El Real Madrid contaba con un nuevo problema, Nigel Williams-Goss estará un mes de baja por una lesión en el tendón extensor del tercer dedo de la mano izquierda que se hizo ante el Fenerbahce. Ante la negativa recuperación de Sergio Llull, Juan Núñez dispuso de sus primeros minutos oficiales de la temporada. También volvía Edy Tavares, tras ya ser papá, de igual forma que lo es Fabien Causeur desde la tarde de ayer.

Publicidad
Clorín

Pero el resto del equipo se encontraba en forma para intentar doblegar al conjunto canario y Pablo Laso puso un equipo de garantías con Carlos Alocén, Alberto Abalde, Adam Hanga, Guerschon Yabusele y Edy Tavares. Comenzó con fuerza el Real Madrid con un 8-2 de parcial en menos de 4 minutos con 5 puntos de Edy Tavares que sigue recuperando la forma con el paso de las jornadas. Pero no tardaría en contestar la torre de Gran Canaria Artem Pustovyi que conseguía 7 tantos en el primer cuarto, dominando la zona.  El otro gran protagonista del primer cuarto, fue Guerschon Yabusele que anotaba 6 puntos con un 2/2 en triples para dejar el partido 11-7 en el minuto 5 del mismo. Y es que el primer cuarto madridista fue muy efectivo con un 58% de acierto en el tiro, con 4/6 desde el triple. En cambio a Gran Canaria, le costaba encontrar el acierto y se quedaba con un escaso 38% de acierto en el tiro durante el primer cuarto. Los blancos tenían dominado el partido con un parcial de 8-0, pero a falta de dos minutos – y quizás las rotaciones fueron las culpables – la defensa del Real Madrid comenzó a flojear y Gran Canaria subió su intensidad defensiva para cerrar su aro y revertir el partido con otro parcial de 0-6 para dejar el partido 21-14 al final del primer cuarto. Cuarto extraño, con 11 puntos entre el juego interior del Real Madrid y por los 7 tantos de Pustovyi por el lado canario.

La segunda unidad del Real Madrid la lideraba el trío francés Heurtel, Causeur y Poirier. Jugadores muy contrastados y que no debían mostrar ninguna debilidad en un mismo partido. Pero en la mañana de hoy, pareció ser jugadores de países distintos porque los blancos cometieron demasiados errores con el balón. Hasta seis pérdidas tuvieron los jugadores del Real Madrid solo en este periodo que vio como Gran Canaria no solo igualó el encuentro, sino que hasta lo llegó a remontar. Tampoco Yabusele, que regresó a la pista por un errático Vukcevic pudo frenar la ofensiva canaria, liderada por otro jugador francés. Andrew Albicy se echó su equipo a la espalda para anotar 3 triples e igualar el encuentro 29-29 en el minuto 15 de partido. En cambio, su homónimo en el Real Madrid, no tuvo su mejor partido. Thomas Heurtel apenas aportó 3 puntos y ni siquiera le sumaron alguna asistencia lo que provocó el estreno del canterano Juan Núñez que realizó dos asistencias en los 4 minutos que estuvo en cancha. Y vaya dos asistencias nos regaló el madrileño de 17 años para que el Real Madrid mantuviese la ventaja en el partido, en un cuarto, donde Gran Canaria tuvo un escandaloso 62% en tiros de campo con muchos puntos al contrataque y un 4/7 en el triple, con 3 anotados por Albicy. Pero el cuarto triple de Gran Canaria anotado por Nico Brusino, sirvió para dejar el partido 35-35 al descanso. Y es que, todo lo bueno del primer cuarto, desapareció en el segundo. Era curioso seguir viendo al Real Madrid con un 54% en tiros de campo y 56% en triples, pero anotando “solo” 35 puntos en una parte. Pero, asombraba más, las 11 asistencias, 11 rebotes y hasta 10 pérdidas de balón del Real Madrid.

Y cuando creíamos haberlo visto todo, nos quedaba con comprobar un nefasto tercer cuarto, que a la larga fue decisivo para el devenir del partido. Y eso era novedad, porque Pablo Laso repitió el quinteto inicial que tan buenas noticias le había dado el Real Madrid a sus aficionados. Y eso que empezaron con 7 puntos anotados en los dos primeros minutos, pero Artem Pustovyi volvió a hacerse grande en la pintura e igualaba un partido donde los blancos se encomendaron a Edy Tavares que fue literalmente todo un gigante para el Real Madrid, porque era el único que mantenía a los de Laso dentro de un partido que se iba complicando minuto a minuto como reflejaba el 44-41 en el minuto 25 de partido. Y no era el único que lo veía. Como nota curiosa, le fueron señaladas hasta tres faltas en casi la misma jugada y que en la acción posterior se vino una falta técnica a Pablo Laso. Porque al entrenador vitoriano no le estaba gustando nada su equipo porque, aparte de Tavares, llevaban un 0/4 en tiros de dos y un 2/7 en triples en el tercer cuarto que lo aprovechaba Gran Canaria con un parcial de 2-10 y hasta 4 rebotes ofensivos que convirtieron en canasta. Muchos errores en el Real Madrid que finalizaron con otras 4 pérdidas de balón. Fijaos en la valoración del tercer cuarto, el Real Madrid consiguió 24 tantos de los cuales, 15 fueron de Edy Tavares con sus 8 puntos y 6 rebotes. Porque fue el caboverdiano el único madridista capaz de tener continuidad en un partido que se le había complicado tanto al Real Madrid, que cedía al final del tercer cuarto 52-53 para Gran Canaria. Y eso que los canarios sumaban un escaso 38% en tiros de campo en el cuarto, pero es que lo de los blancos era aterrador con un 4/15 en tiros de campo, un 27% de acierto.

Y ya nos quedaba el último cuarto, donde siempre esperamos que aparezca un jugador dominante, que pueda remontar un partido por sí mismo. Apostábamos por encontrar a ese jugador que iba a tener acierto de cara al aro e iba a romper el partido para el Real Madrid. Pero nos descuidamos al no pensar en qué ocurría en la zona defensiva, donde era el momento de colocar a Rudy Fernández de cuatro para pelear cuerpo a cuerpo con dos grandes llamados Khalifa Diop e Illimane Diop que tenían dominio sobre el mallorquín debajo del aro. Y ante tanto desconcierto, apareció Dylan Ennis para anotar 8 de sus 13 puntos en el último cuarto y sembrar el pánico en el WiZink Center 59-69 en el minuto 35 de partido. Fue entonces el último momento de lucidez madridista que consiguieron remontar el partido hasta el 68-69 del minuto 38. Incluso Edy Tavares volvía ser el líder de los blancos con otros 5 puntos y 5 rebotes en este cuarto. Pero apareció la calidad del “polaco” AJ Slaugther que sentenció al Real Madrid con un triple en el último minuto que terminó suponiendo el último clavo en el ataud del Real Madrid, que terminó anotando los mismos 70 puntos que ante el Fenerbahce, pero que esta vez no sirvieron para ganar. Edy Tavares se regaló un partidazo con 18 puntos y 13 rebotes y solo Abalde estuvo a su altura con 12 puntos 4 rebotes y 4 asistencias. Pero el 4/20 en triples de la segunda parte y las 17 pérdidas de balón fueron demasiado para evitar la primera derrota liguera. Al Real Madrid no le gusta madrugar y sí, es excusa.

Scroll al inicio
Ir al contenido